Ibagué vivió una fiesta musical con tradición mariquiteña

SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍA
Un preámbulo a lo que será la vigésima cuarta edición del Festival Nacional de Música Mangostino de Oro se vivió en el teatro Tolima.

Bajo la batuta de un hijo de la Tierra Firme, los aires sinfónicos de Pereira dieron apertura oficial al Festival Nacional de Música Mangostino de Oro, que se tomó por cuarta vez la capital del Tolima para iniciar esta fiesta de la tradición musical colombiana.

El acto, que fue denominado como Noche de Gala, hizo alusión a su nombre y regaló como enorme sorpresa, la interpretación de la Orquesta Sinfónica de Pereira junto a grandes invitados, de un sentido repertorio que cautivó a los asistentes. Así las cosas, luego de los actos protocolarios, en escena estuvieron los más de cien años de herencia de esta agrupación que en sus filas acoge a cinco tolimenses.

Un recorrido por varias regiones de Colombia y Latinoamérica estuvieron presentes, bajo los arreglos de este formato que no fue una limitante, sino que generó grandes elogios cuando, además, invitados como el dueto Mejía y Valencia y los solistas Stefany Jaramillo, y Sebastián Herrera cantaron bambucos, boleros, salsas y baladas, confirmando que los ritmos tradicionales y clásicos también resuenan.

 

Voces de encanto

La velada, que fue además espacio para todas las voces, rindió un sentido homenaje a los líderes sociales del país, quienes también desde la democracia y la justicia construyen una nueva Nación, así como los artistas, que a través de su talento expresan el sentir de los pueblos.

La consigna ‘Primero la vida’ estuvo presente toda la jornada, que fue seguida por una digna representante de la voz colombiana, que además tuvo el honor de dar inicio a una nueva categoría que se cumplirá en el festival, y que promete mucho para la evolución de sus contenidos.

Linda Hill, una antioqueña de ‘pura cepa’. Su voz imponente se tomó de inicio a fin las tablas del emblemático teatro Tolima, en el que su sentida interpretación de canciones como Mi País, un bambuco de Guillermo Calderón, seguramente hizo ‘erizar la piel’ de muchos asistentes cuando además una bandera tricolor la vivió y la cantó esta mujer.

‘Orgullosamente mujer’, como lo dice Héctor Ochoa, la solista deslumbró al público y dejó en alto esta muy apetecida novedad de la vigésima cuarta edición que se llevará a cabo del 16 al 18 de agosto en San Sebastián de Mariquita.

 

Un embajador de la ‘Cuna del Tiple Solista’

Quién más que el maestro Luis Enrique ‘El Negro’ Parra para dar paso a esta categoría, esencia del ‘Mangostino de Oro’, en el que este instrumento es de reverencia y referencia para el país. Así lo hizo saber y escuchar este músico mariquiteño que puso a sonar su tiple.

Muy conmovido, agradeció estar una vez más en Ibagué y de manera magistral contar la idiosincracia de su tierra.

 

Los anfitriones

 Mientras tanto, como así lo dijera el profundo amor por el festival, el dueto Entre Cantos, ganadores del Mangostino de Oro en el Concurso Nacional de Duetos 2018, ofreció una galante presentación que reafirmó su alto nivel y profundo sentimiento por la música tradicional colombiana.

De igual manera, el trío Los Bi Reyes, los venezolanos ganadores del Concurso Nacional de Tríos Vocales Instrumentales y del Gran Mangostino de Oro el año anterior, fueron los encargados de cerrar este encuentro, en el que todas las generaciones se ven comprometidas con mantener viva la herencia musical.

Y así lo ratificó Bladimiro Molina Vergel, presidente de Corarte, que además de exaltar el festival como Patrimonio Cultural del Departamento del Tolima, afirmó que están en la gestión para que se convierta en Patrimonio Inmaterial de la Nación.

 

Destacado

Los cinco tolimenses integrantes de la Orquesta Sinfónica de Pereira fueron exaltados por su contribución al arte del país, en compañía de sus familias, quienes por primera vez los vieron debutar en su región.

REDACCIÓN CULTURAL

Comentarios