“La vida siempre está inmersa en experiencias que te hacen crecer como persona”

“La vida siempre está inmersa en experiencias que te hacen crecer como persona”
El joven empresario Danny Alexander Ospina Acero, gerente de Mercadeo de Copifam y Fundador de la cadena de droguerías MediCity, le contó a EL NUEVO DÍA sobre su nueva etapa como conferencista, los momentos más difíciles que ha tenido que afrontar, las características que le llaman la atención de una mujer y el profundo amor y respeto que siente por su familia.
HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
Foto: HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
5 Nov 2018 - 3:01am

- ¿Cuál es su formación?

Soy Administrador de Empresas de la Pontificia Universidad Javeriana, he cursado diferentes diplomados como el de Gerencia Estratégica de Mercadeo y Ventas en la Universidad de Los Andes y Gerencia en Retail de la Universidad de Chile, una Maestría en Gerencia del IE Business School de España; y he desarrollado diferentes cursos en temas de administración, finanzas y mercadeo.

- Últimamente se ha desarrollado como conferencista en diferentes universidades, ¿cómo ha sido este proceso?

Estoy muy agradecido porque para mí es una oportunidad muy grande; me gusta transmitir ese conocimiento a otras personas que les puede ayudar. Las conferencias han sido más enfocadas en temas de emprendimiento y creación de empresa.

- ¿Cómo ha sido la recepción de la gente?

Buena, porque lo que uno tiene que inculcarles a los jóvenes es ese espíritu emprendedor, esa iniciativa para generar valor y no desde el punto de vista de enriquecerse sino de crear un servicio a la sociedad por medio de la generación de empleo y sobretodo el amor a la tierra, al departamento y la ciudad.

- Actualmente es propietario de MediCity, ¿cómo ha sido ese proceso de gerenciar su propia cadena de droguerías y por qué le llamó la atención seguir con el legado familiar?

Inicié MediCity tomando en cuenta toda la experiencia que he podido obtener en la cadena de farmacias de mi familia, igualmente tengo todavía ciertas funciones en Copifam; y ha sido un reto porque crear empresa no es sencillo, pero es satisfactorio poder generar empleo. Actualmente la cadena emplea a 12 trabajadores y la idea es ampliar a 15 puntos de venta.

- ¿Desde pequeño soñaba con entrar a este mundo de la farmacéutica?

Sí, desde muy pequeño. El hecho de tener ese ejemplo por parte de mi papá y mamá, ellos siempre han sido muy emprendedores, lo motivan a uno a crear, pienso que de alguna forma ese es el objetivo final, poder hacer algo que le sirva a la sociedad.

- ¿Ha tenido más proyectos?

Antes de MediCity tuve unos minimercados, no me fue muy bien; sin embargo no fue impedimento para seguir emprendiendo; el hecho de que falles en tu primer emprendimiento, no significa que no puedas, de hecho es un aprendizaje. Los grandes empresarios lo intentan varias veces hasta lograrlo.

- ¿Cómo le ayudó eso?

Pienso que la vida siempre está inmersa en experiencias que te hacen crecer como persona. (…) en el 2016 sucedió eso de mi empresa que no me fue muy bien, y muchos cambios que definitivamente me marcaron en términos de resiliencia. Para ese tiempo tenía más o menos 26 años, obviamente no conocía bien en lo que me estaba involucrando, (…) el hecho de que no saliera como yo esperaba era un golpe muy duro; y con ese apellido empresarial tan fuerte que llevamos nosotros, en cierta medida uno se acompleja. Sin embargo, la voluntad de Dios te muestra esas situaciones para hacerte ver quien tú eres en realidad para hacerte crecer y eso fue muy positivo para mí.

LA FAMILIA

- ¿Ha sentido que comparan su proceso con el de sus padres?

No, de hecho son complementarios porque también viví el proceso de mi familia, es decir todo el crecimiento que se ha dado que fue luchado, porque el caso de Copifam fue de guerrearla y perseverar. (...) Siempre estaba ahí apoyándolos en la bodega, en diferentes actividades que me han permitido ver ese surgimiento de la empresa y estar involucrado. Y por otro lado está MediCity que surge de un aprendizaje, son dos procesos muy bonitos y totalmente diferentes.

- ¿Qué es lo que más admira de sus padres?

Para mí ellos son unos ‘cracks’, los tiempos de Dios son perfectos porque ambos son igualmente de emprendedores, berracos, resilientes, y lo que más admiro es esa perseverancia con las cosas, su arraigo a la fe y su humildad.

- ¿Cómo es la relación con su hermana?

Excelente, mi hermana es una luz que tenemos en la familia, es una niña de paz y tranquilidad muy espiritual, el polo a tierra de todos nosotros, (...) es una persona muy sabia, la amo mucho.

- ¿Usted cómo se describe?

Como una persona resiliente.

- A parte de la experiencia con los Minimercados, ¿hubo otra difícil que haya tenido que afrontar?

Hubo muchas vivencias que nos han tocado como familia y es que cuando uno está inmerso en el mundo empresarial no está exento de que sucedan cosas, como amenazas. Me acuerdo de una que me quedó muy grabada, fue en la época de mucha violencia acá y nos tocó irnos un tiempo a vivir al exterior. La familia estaba a la expectativa de lo que iba a pasar, y eso me mostró el carácter y apellido que tenemos nosotros, porque cualquiera en una situación de esas vende la empresa o se va del país y no vuelve.

- ¿Alguna vez atentaron contra la integridad de ustedes?

A nosotros nos hicieron un atentado en una de las droguerías grupos al margen de la ley, por no querer pagar extorsión, eso generó una mayor fortaleza para seguir adelante y apostarle más al proyecto, esas cosas que tú ves a corta edad te quedan.

- ¿Qué reflexión le quedó de eso?

Hay un fragmento de Albert Einstein que me gusta mucho, y es que de pequeño quería ser científico y estudiar química. (…) Ese señor era un genio y tenía una frase donde hablaba sobre la crisis y decía que era una oportunidad para mejorar y reinventarse, y así es como lo hemos visto nosotros.

- Actualmente es propietario de MediCity, ¿cómo ha sido ese proceso de gerenciar su propia cadena de droguerías   y por qué le llamó la atención seguir con el legado familiar?

Inicié MediCity tomando en cuenta toda la experiencia que he podido obtener en la cadena de farmacias de mi familia, igualmente tengo todavía ciertas funciones en Copifam; y ha sido un reto porque crear empresa no es sencillo, pero es satisfactorio poder generar empleo. Actualmente la cadena emplea a 12 trabajadores y la idea es ampliar a 15 puntos de venta. 

- ¿Desde pequeño soñaba con entrar a este mundo de la farmacéutica?

Sí, desde muy pequeño. El hecho de tener ese ejemplo por parte de mi papá y mamá, ellos siempre han sido muy emprendedores, lo motivan a uno a crear, pienso que de alguna forma ese es el objetivo final, poder hacer algo que le sirva a la sociedad. 

- ¿Ha tenido más proyectos?

Antes de MediCity tuve unos minimercados, no me fue muy bien; sin embargo no fue impedimento para seguir emprendiendo; el hecho de que falles en tu primer emprendimiento, no significa que no puedas, de hecho es un aprendizaje. Los grandes empresarios lo intentan varias veces hasta lograrlo.

- ¿Cómo le ayudó eso?

Pienso que la vida siempre está inmersa en experiencias que te hacen crecer como persona. (…) en el 2016 sucedió eso de mi empresa que no me fue muy bien, y muchos cambios que definitivamente me marcaron en términos de resiliencia. Para ese tiempo tenía más o menos 26 años, obviamente no conocía bien en lo que me estaba involucrando, (…) el hecho de que no saliera como yo esperaba era un golpe muy duro; y con ese apellido empresarial tan fuerte que llevamos nosotros, en cierta medida uno se acompleja. Sin embargo, la voluntad de Dios te muestra esas situaciones para hacerte ver quien tú eres en realidad para hacerte crecer y eso fue muy positivo para mí. 

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

- Por otro lado, ¿qué lo hace feliz?

La tranquilidad, ver a mi familia feliz, soy muy cercano a mis padres y hermana, que en este momento está en Hawaii. También me hace feliz mi sobrina, creo que es la bendición más grande que nos ha dado Dios, tiene un año y se llama Amar. Me alegra ayudar a la gente y la comunión con Dios.

- ¿Le gustaría tener hijos?

Sí, pero más adelante. Quisiera tener una niña y un niño, siempre digo que los tiempos de Dios son perfectos y cuando me ponga a la persona correcta me imagino que tendré hijos.

- ¿Soltero o casado?

Soltero.

- ¿Qué le llama la atención de una mujer?

El corazón; pienso que debe tener buen corazón y ser creyente; el hecho de que tenga un arraigo a la fe con Dios es clave. Además que sea empática y sencilla.

- ¿Qué lo sonroja?

Muchas cosas, soy muy tímido.

- En cuanto al carácter, ¿qué le saca el malgenio?

La hipocresía de la gente me ofende, uno tiene que ser coherente con lo que dice y con lo que hace, e infortunadamente se vive mucho en este país ese tema, también me molesta las injusticias.

- ¿Se ha encontrado con muchas personas así en este camino?

Claro, infortunadamente pero han sido muchas más las personas buenas que me he encontrado, he sido una persona bendecida de contar con gente buena. Mis amigos dicen que soy muy noble.

- ¿Cuáles son esas personas buenas a parte de su familia?

No soy de tantos amigos, los puedo contar con los dedos de las manos. Mis amigos son de mucho tiempo como mi mejor amigo Juan Paulo Serrano lo conozco del colegio, desde los cinco años.

- ¿Es rumbero?

Soy muy reservado, no soy de salir a rumbas. Creo que la última vez que salí a rumbear fue como hace dos años, me gustan más los planes de tomarnos un café y hablar de la vida.

- ¿Cuáles son sus pasatiempos favoritos?

Leer y montar bicicleta, de hecho tenemos un equipo con los de Copifam, salimos todos los domingos, y me gusta jugar tenis. Me encanta el fútbol pero verlo, siempre fui muy malo jugando. Soy un aficionado del Deportes Tolima, con mi papá morimos por el fútbol. Hemos ido a ver los partidos de la selección Colombia a Barranquilla, en la copa América y el mundial de Brasil.

- ¿Qué defecto considera que tiene?

La terquedad, como algunas veces ha sido positiva, en otras ha sido negativa; porque cuando tengo algo en la cabeza, no hay quien me lo quite.

- ¿A qué le teme?

Más que temor son como retos, pero no quiere decir que no le tema a nada, por ejemplo le temo a la muerte, (…) también temo mucho al día en que se me vayan mis viejos.

- Con este tema de las conferencias ¿Le ha llamado la atención ser docente?

Sí, una de mis pasiones es servir, hablo desde el punto de vista de la empresa. También es en el tema del conocimiento. Gracias a Dios tuve el privilegio de prepararme bien y en algún momento me gustaría seguir transmitiendo esas experiencias, inspirar a la gente, dictar alguna cátedra donde pueda aportarle a esas futuras generaciones; el conocimiento tiene que trascender.

Publicada por
EL NUEVO DÍA