La pareja y el protocolo

TOMADA DE INTERNET - EL NUEVO DÍA
Hoy no es extraño encontrar el caso de una pareja en la cual la señora ocupa un cargo de mayor jerarquía que el de su esposo, inclusive tales casos se están dando cada vez con mayor frecuencia.

Ello tiene implicaciones en el protocolo cuando, por asuntos laborales o sociales deciden invitar a la pareja. Son muchos los organizadores de eventos y anfitriones que desconocen el tratamiento apropiado para el esposo; inclusive, es común que hasta la misma señora ignore algunas normas para tales casos. 

Esto puede ponerlos en aprietos y en ocasiones los lleva a cometer imprudencias con el esposo o la pareja, haciéndolos sentir incómodos, especialmente al señor, hasta el punto de que en muchas oportunidades el caballero prefiere no asistir.

Por lo anterior es conveniente que cada persona conozca su rol para que actúen con seguridad y sin incomodar. 

Para los organizadores de eventos o anfitriones:

- Tenga claro que no a todo evento de la empresa o socio laboral tiene que invitar a los dos. La decisión tiene que ver con el tipo de evento que se realice.

- Si la invitación es para la pareja, el sobre deberá decir: Señor Mario Hurtado y Señora. Es un error cuando en ocasiones escriben: Señora Dora Martínez y Esposo. Si no sabe el nombre del esposo, indague hasta encontrar el dato. Si la dama es soltera, pero la invitación es para parejas, envíe una tarjeta adicional, marcada con la palabra “Acompañante”, así ella sabrá que puede llevar un parejo.

 - Si el evento es formal o es una actividad socio laboral en la que ella por razones de su cargo deberá ocupar otro sitio para cumplir con el protocolo, se enviará una tarjeta separada para el señor y otra para la esposa, pues es posible que el ingreso sea en momentos distintos y hasta por diferentes accesos, así el señor podrá entrar sin inconvenientes. 

 - En estos casos es preciso ser cuidadoso con la atención a las parejas de quienes se encuentren en iguales circunstancias, alguna persona del grupo organizador o anfitriones deberán estar pendientes para su recibo y conducirlos a los sitios reservados en un lugar que corresponda a la jerarquía de la consorte.

Para la pareja:

- Si el sobre está marcado sólo con el nombre de ella, la invitación es exclusiva para la señora y el esposo no deberá acompañarla, ni la señora deberá insistir en que lo haga, así considere que no hay inconveniente.

- Si la tarjeta no hace referencia a la etiqueta del traje, llame y pregunte para asegurarse de que el esposo asista con el vestido adecuado. - Se deberá advertir al esposo sobre quiénes estarán en la reunión, para familiarizarlo con las personas que encontrará.

- La forma correcta de presentarlo es, por ejemplo: Antonio, le presento a Manuel Gómez, mi esposo. En lugar de decir, Antonio, le presento a Manuel.- Si el evento es de carácter laboral, en los actos protocolarios con seguridad ella estará en un lugar distinto del que asignan a su esposo; no se moleste por ello, es cuestión de reconocimiento al cargo de la dama.    

- Cada vez que le presente una persona a su esposo, mencione algún detalle, por ejemplo la empresa en que trabaja, el cargo que ocupa u otra información que facilite iniciar una conversación.- Evite discusiones sobre si está tomando mucho o sobre la hora de retirarse, ello creará una situación incómoda que puede lesionar su imagen.

- Si él prefiere no asistir a un evento porque no conoce a nadie o le parece aburrido, no insista; pero si el evento es en su residencia, él deberá hacer un esfuerzo, por estar presente a la llegada de los invitados y un rato más, aunque después se retire discretamente.      

- Es recomendable que en cualquier evento social, su comportamiento como pareja sea el de una persona atenta pero no melosa.

Ya sea que le corresponda actuar como organizador, anfitrión o invitado es importante que se asegure de conocer lo relativo al protocolo para que se desenvuelva con seguridad y sin causar incomodidad a las demás personas. 

MARTHA CRUZ

Comentarios