La inversión en una Boda

La inversión en una Boda
El segundo semestre del año suele ser la temporada en que se realiza el mayor número de bodas, evento que demanda la mayor planeación y detalle en el marco de las actividades sociales y familiares.
19 Jul 2019 - 9:43pm

Las novias con mucha ilusión dedican bastante tiempo a su organización y es común que buena parte de la familia se involucre para obtener el mejor resultado posible.

A su vez, es un evento en el que se invierte una importante suma de dinero. Su monto depende de varios aspectos como el lugar, el tamaño, pero especialmente del protocolo y detalles que los novios quieran incorporarle al mismo. En ocasiones el sueño de la novia es hacerla como ha visto en alguna película o revista, o tal vez recoger varios elementos que vio cuando asistió a una boda, aquel que su mejor amiga le comentó o el que su mamá quiere, todo ello con su consiguiente efecto sobre la inversión.

La decisión obviamente es de los novios, es su gran día. Pero cuando el presupuesto soñado desborda las posibilidades reales y para alcanzarlo se debe recurrir a préstamos, agotar los ahorros o comprometer los ingresos futuros por concepto de la lluvia de sobres, es conveniente reconsiderar el plan. Hay que parar un momento y reflexionar, pensar objetivamente si se justifica tal inversión o si es mejor hacer algunos ajustes.

Es preciso recordar que no siempre una fiesta con muchos invitados o gran parafernalia es la mejor, tal vez llegue a ser igual o más agradable una reunión más íntima, con lindos detalles pero que no comprometa su tranquilidad financiera o la de sus padres.

Si pueden pagarlo, adelante. Si reconsideran el formato, a continuación van unas ideas que con certeza ayudarán a realizar una boda muy bonita, memorable para ustedes y sus invitados, y lo mejor, podrán disfrutar de la luna de miel sin pensar en que al regreso a casa estarán estresados por el pago de buena parte de las facturas pendientes.

En algunos casos le incluyen tantos elementos a la boda que llegan a desvirtuar el sentido del evento, y deja de ser un gran momento para ser un espectáculo agotador.

Tener una hermosa boda es posible, siempre que le aplique planificación, sentido común y buen gusto. Tenga en cuenta que menos es más y que no por gastar tanto dinero su día soñado va a ser un evento de alta recordación para todos.

 

Paso a paso

1. Planifique con anticipación, logrará considerar más y mejores opciones.

2. Negocie y contrate con tiempo, obtendrá precios más favorables.

3. Baje cantidades, no necesariamente la calidad, así logrará reducir significativamente el presupuesto.

4. Reduzca el número de invitados. Invite a las personas realmente cercanas, no se sienta comprometido a invitar a todos los compañeros de oficina o conocidos que no son realmente sus amigos.

5. Considere alquilar el vestido de novia, los puede encontrar preciosos y su costo será mucho menor.

6. Pocos recordatorios son guardados por los invitados, muchos incluso los dejan encima de las mesas, especialmente cuando no son utilitarios. Así que no le aplique tanto dinero a este punto.

7. No se exceda en la comida, hoy la gente está cuidando más las cantidades que consumen. Si ofrece muchos pasabocas, el plato principal, perderá su encanto.

8. Las flores son hermosas y embellecen, pero su exceso también llega a deslucir. Así que analice el tipo de arreglos, su cantidad y volumen.

9. Reconsidere la decoración de los ambientes. Que luzcan agradables pero no abigarrados con tantos elementos decorativos o diversidad de montajes y escenarios para fotos, entre otros.

10. Haga el guión del evento. Revise tiempos y movimientos, no se exceda en actividades. Coreografías, espectáculos, juegos, serenatas, videos, sesiones de fotos, etc., llegan a ser fatigantes para los invitados y a los anfitriones le restan oportunidad de compartir.

11. Prescinda de lo innecesario. No todo lo que ha visto bonito en otra boda lo debe incluir en la suya, como cambiarse dos o hasta tres veces de vestido. Todo eso afecta el costo final del evento.

12. Fije hora de inicio y terminación en la tarjeta. Hoy los sitios cobran por horas adicionales de servicio y puede representar una suma importante que usted no tenía considerada.

macruztol@yahoo.com

Asesora y formadora en Habilidades Sociales y Productividad Personal

Las novias con mucha ilusión dedican bastante tiempo a su organización y es común que buena parte de la familia se involucre para obtener el mejor resultado posible.

A su vez, es un evento en el que se invierte una importante suma de dinero. Su monto depende de varios aspectos como el lugar, el tamaño, pero especialmente del protocolo y detalles que los novios quieran incorporarle al mismo. En ocasiones el sueño de la novia es hacerla como ha visto en alguna película o revista, o tal vez recoger varios elementos que vio cuando asistió a una boda, aquel que su mejor amiga le comentó o el que su mamá quiere, todo ello con su consiguiente efecto sobre la inversión.

La decisión obviamente es de los novios, es su gran día. Pero cuando el presupuesto soñado desborda las posibilidades reales y para alcanzarlo se debe recurrir a préstamos, agotar los ahorros o comprometer los ingresos futuros por concepto de la lluvia de sobres, es conveniente reconsiderar el plan. Hay que parar un momento y reflexionar, pensar objetivamente si se justifica tal inversión o si es mejor hacer algunos ajustes.

Es preciso recordar que no siempre una fiesta con muchos invitados o gran parafernalia es la mejor, tal vez llegue a ser igual o más agradable una reunión más íntima, con lindos detalles pero que no comprometa su tranquilidad financiera o la de sus padres.

Si pueden pagarlo, adelante. Si reconsideran el formato, a continuación van unas ideas que con certeza ayudarán a realizar una boda muy bonita, memorable para ustedes y sus invitados, y lo mejor, podrán disfrutar de la luna de miel sin pensar en que al regreso a casa estarán estresados por el pago de buena parte de las facturas pendientes.

En algunos casos le incluyen tantos elementos a la boda que llegan a desvirtuar el sentido del evento, y deja de ser un gran momento para ser un espectáculo agotador.

Tener una hermosa boda es posible, siempre que le aplique planificación, sentido común y buen gusto. Tenga en cuenta que menos es más y que no por gastar tanto dinero su día soñado va a ser un evento de alta recordación para todos.

 

Paso a paso

 

1. Planifique con anticipación, logrará considerar más y mejores opciones.

2. Negocie y contrate con tiempo, obtendrá precios más favorables.

3. Baje cantidades, no necesariamente la calidad, así logrará reducir significativamente el presupuesto.

4. Reduzca el número de invitados. Invite a las personas realmente cercanas, no se sienta comprometido a invitar a todos los compañeros de oficina o conocidos que no son realmente sus amigos.

5. Considere alquilar el vestido de novia, los puede encontrar preciosos y su costo será mucho menor.

6. Pocos recordatorios son guardados por los invitados, muchos incluso los dejan encima de las mesas, especialmente cuando no son utilitarios. Así que no le aplique tanto dinero a este punto.

7. No se exceda en la comida, hoy la gente está cuidando más las cantidades que consumen. Si ofrece muchos pasabocas, el plato principal, perderá su encanto.

8. Las flores son hermosas y embellecen, pero su exceso también llega a deslucir. Así que analice el tipo de arreglos, su cantidad y volumen.

9. Reconsidere la decoración de los ambientes. Que luzcan agradables pero no abigarrados con tantos elementos decorativos o diversidad de montajes y escenarios para fotos, entre otros.

10. Haga el guión del evento. Revise tiempos y movimientos, no se exceda en actividades. Coreografías, espectáculos, juegos, serenatas, videos, sesiones de fotos, etc., llegan a ser fatigantes para los invitados y a los anfitriones le restan oportunidad de compartir.

11. Prescinda de lo innecesario. No todo lo que ha visto bonito en otra boda lo debe incluir en la suya, como cambiarse dos o hasta tres veces de vestido. Todo eso afecta el costo final del evento.

12. Fije hora de inicio y terminación en la tarjeta. Hoy los sitios cobran por horas adicionales de servicio y puede representar una suma importante que usted no tenía considerada.

 

macruztol@yahoo.com

Asesora y formadora en Habilidades Sociales y Productividad Personal

 

Publicada por
MARTHA CRUZ