Viajar debe ser un placer

SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍA
Su forma de actuar siempre reflejará en todo momento el grado de su cultura ciudadana.

Viajar puede ser uno de los planes especiales que usted tenga proyectado para las vacaciones que llegan. Tal viaje podrá ser con familiares, amigos, compañeros de trabajo o individuos que apenas se conocen al compartir un viaje adquirido en una agencia. 

Cada una de las anteriores circunstancias puede resultar una experiencia maravillosa o una pesadilla, pues unos malos compañeros de viaje pueden hacerle sentir que está malgastando el dinero que ahorró por muchos meses o hacerle perder el encanto al viaje de su vida.

Su paseo será una recurrente contrariedad cuando sus compañeros olvidan que los buenos modales también son aplicables al momento de viajar en grupo, así sea de vacaciones donde la informalidad es la constante.

Hay que tener claro que la cortesía, el respeto y la consideración no tienen vacaciones ni recesos, se aplica durante las 24 horas y con toda persona que se relacione. Si actúa de esa manera usted clasificará como un compañero ideal para compartir y hacer del paseo más sencillo un evento memorable.

Tenga en cuenta lo siguiente para que las partes se sientan satisfechas y lo disfruten:

* Empaque racionalmente y cargue lo mínimo indispensable, así no compromete a otros a que le tengan que colaborar todo el viaje con las maletas.

* Esté pendiente del reloj y no haga esperar a los demás para iniciar la jornada; es uno de los aspectos que más fastidia al resto del grupo. 

* Cuando den tiempo para una actividad, así sea muy interesante, cumpla la cita prevista, su demora retrasará el cumplir con el itinerario establecido.

* Si comparte cuarto, controle el tiempo que dure bañándose, los demás están esperando turno para utilizarlo y todos deberán cumplir con los horarios.

* Antes de salir del baño, revise cómo lo deja. Déjelo limpio y en orden; hacerlo es expresar respeto a quien lo usará enseguida.

* Sea flexible, evite los conflictos, esa es una de las ocasiones en que la gente debe estar dispuesta a ceder o a conciliar.

* El permanecer en constante actividad y tanto tiempo juntos exige mayor atención al aseo personal. Los malos olores pueden afectar negativamente el ánimo del grupo y generar cierta prevención hacia usted.

* Comparta de manera justa los consumos y evite hacer cuentas con calculadora registrando valores al centavo para dividir. No se haga el desentendido a la hora de pagar.

* No se ufane de las compras que haga y de lo mucho que ha gastado, eso solo es de su interés.

* Aprenda a apreciar la cultura y las expresiones de otros pueblos así no sean totalmente de su agrado. Sea positivo, no reniegue de lo que ve ni subestime lo que le ofrezcan.

* Sea considerado con las personas mayores, pueden ser más lentos y requerir de más explicaciones que usted.

* Infórmese sobre la cultura de las propinas en el lugar. Dar propinas es lo adecuado en la mayor parte de sitios y es la manera de expresar lo bien atendido que se sintió, lo normal es el 10% de la cuenta, si va a dejar solo unos centavos es mejor no hacerlo, pues con ello ofenderá a la persona del servicio.

* Utilice audífonos para escuchar su música, es posible que pueda incomodar a los demás con el volumen o el tipo de música.

* Controle el volumen de sus conversaciones, los demás no tienen por qué enterarse de sus asuntos.

* Respete al conductor del vehículo, trátelo con consideración.

* No se le ocurra ser tan vivo como para llevarse la toalla, los cubiertos o los ceniceros como recordatorios y además comentarlo como chiste, seguramente los compañeros se fastidiarán con esa actitud.

* Si asisten a una comida con bufet sírvase con moderación, no avergüence a sus compañeros con un extravagante plato de comida, tampoco se lleve alimentos en el bolso.

En fin, compórtese como una persona educada, que se preocupa no solo por su propio bienestar, sino también por el de los demás.

MARTHA CRUZ

Comentarios