Las tarjetas de invitación

Con frecuencia advertimos en las tarjetas de invitación que se reciben, la poca atención que se da a las mismas. La razón es que organizadores y anfitriones subestiman la gran importancia que ellas tienen y delegan decisiones sobre las mismas a terceros, o a las empresas que prestan el servicio de impresión o de diseño, en el caso de las invitaciones virtuales.

Aprenda a aprender

Ante la inmensa cantidad de conocimiento que se produce cada día, la velocidad del cambio, los entornos variables y las transformaciones del mercado laboral, como resultado de los avances científicos y tecnológicos, se hace imperativo fortalecer la capacidad de aprendizaje, que incluye desaprender y aprender a aprender.

El compromiso de los conductores y otros actores que transitan en la ciudad

La forma como los conductores manejan sus vehículos en la ciudad dice mucho de la cultura de sus habitantes y, por supuesto, también de su incultura. Al observar lo que sucede en Ibagué es fácil pensar que en esta ciudad el respeto y consideración por el transeúnte o usuario es mínimo. También éstos y otros actores juegan un papel transcendental y deben reconocerse y revisarse a fondo.

Desayunos de trabajo

Con el propósito de hacer rendir la actividad diaria el desayuno de trabajo es un tipo de invitación que se volvió muy usual en las instituciones y empresas.

Reciba bien los elogios, son un regalo

Una incorrecta comprensión de la modestia es, posiblemente, lo que hace que muchas personas respondan en forma inadecuada cuando reciben un cumplido, cuando exaltan su mérito, reconocen su esfuerzo, o le agradecen un favor recibido.

La importante cultura del aseo

La percepción que una persona tiene del lugar al que llega, depende de la suma de varios elementos, entre ellos la calidad del hotel, lo sabroso de la comida, lo divertido de la rumba, la calidad del servicio que le ofrecen, la infraestructura y la estética de la ciudad y como factor fundamental, de la actitud de los residentes.

Cuide su comunicación visual

La mirada es un poderoso medio de comunicación, los ojos por sí solos tienen gran capacidad para transmitir emociones y sensaciones y sus expresiones son más difíciles de controlar que las mismas palabras.