20 Octubre 2014
Publicidad
Publicidad
Notas Sociales
¿Para qué se usan imágenes en Semana Santa?
Tanto la Semana Santa como las imágenes que acompañan cada ceremonia tienen un gran significado para la comunidad creyente.
JORGE CUÉLLAR – EL NUEVO DÍA
Estas son representaciones de los hechos que marcaron la época de Jesús.
(Foto: JORGE CUÉLLAR – EL NUEVO DÍA)
Abril 5, 2012 - 00:03

La Iglesia Católica está conmemorando una de sus fechas más especiales, la Semana Mayor, entendida como un periodo de vida, paz, alegría y toma de conciencia de la fe; de ahí que se considere como el encuentro con el ser supremo dueño de la vida y el punto de referencia de lo que cada devoto espera.

De acuerdo con el padre Jairo Yate es un tiempo privilegiado para el encuentro con Dios en su Misterio de  pasión, muerte y resurrección.


“El Misterio Pascual hace primero referencia a un acontecimiento salvífico e histórico ‘Jesús murió en tiempos de Poncio Pilato, padeció y fue sepultado y resucitó al tercer día según las Escrituras, subió al cielo y está sentado a la derecha del Padre’”, anotó.


Esta celebración se expresa en el conjunto de acciones litúrgicas que constituyen la Semana Santa, en la cual en sus diferentes días santos se usan las imágenes no como ídolos, como piensan muchos, sino que son representativas, para recordar el misterio del Hijo de Dios en medio de una comunidad creyente, pues así sucedieron los acontecimientos en la época de Jesús.


“Las imágenes de alguna manera expresan lo artístico, los sentimientos del hombre con respecto a Dios, la Iglesia Católica las usa en ese ambiente, en ningún momento identificando la fe en una imagen, sino en Dios y el principios de la voluntad divina”, señaló el sacerdote.


Es así que el Domingo de Ramos, cuando se proclama la entrada triunfante de Jesús en Jerusalén, cobran protagonismo la imagen del Señor, el borrico y las palmas, que fue precisamente lo que los mismos judíos interpretaron como la llegada del Maestro a la ciudad santa.


Representaciones bíblicas
El Jueves Santo, es decir, hoy, celebramos el Lavatorio de los pies, que no es más que la institución de la Eucaristía, el sacerdocio, el mandato del amor y de la caridad en el servicio a los demás.  Se representan los apóstoles, el lavar los pies con agua, una jofaina y una toalla para secarlos. Termina el día con la procesión al monumento donde queda el Santísimo Sacramento expuesto para la adoración de los fieles.

El Viernes Santo se conmemora la muerte de nuestro Salvador por la Redención del mundo. El acontecimiento bíblico habla estrictamente de un camino de la cruz hacia el Gólgota, en medio de ese camino aparecen personas creyentes que acompañan a Jesús hasta la crucifixión, por ejemplo La Dolorosa, San Pedro, Juan, Santiago, Verónica, Magdalena, Simón de Cirene y la Cruz, esta última como signo de gloria y de triunfo sobre el pecado. Los actos litúrgicos culminan con la procesión del Santo Sepulcro acompañado de La Dolorosa.

El Sábado Santo se recuerda la soledad y el silencio ante la muerte, “las mujeres de Jerusalén van a visitar el sepulcro para ver al Maestro”, por tanto aparecen imágenes como La Dolorosa.


Domingo de Pascua es la resurrección del Señor, el mundo católico canta alegremente la presencia del resucitado en medio de la comunidad, “Cristo está vivo, ha resucitado, no está en el sepulcro, está en medio de su gente”, explicó el padre Yate. La imagen de Cristo Resucitado es notable en este día, como el cirio pascual, la ceremonia de la luz, del agua, del bautismo y la renovación de las promesas bautismales.

Publicada por
EL NUEVO DÍA
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my space
Publicidad
Todos los derechos reservados Editorial Aguasclaras S.A. - 2014 - Ibague - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular.
Términos y condiciones