Alexandra Cardona, inmersa en su ‘Jardín de la Memoria’

Alexandra Cardona, inmersa en su ‘Jardín de la Memoria’
Una vida dedicada a plasmar el contraste de sentimientos que le produce el pasado y presente de su país ha convertido a esta escritora ibaguereña en un hito del cine y la producción documental.
SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Alexandra Cardona Restrepo.
Foto: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
8 Mar 2016 - 5:01am

Alexandra Cardona Restrepo se ganó y con creces su espacio en la historia del cine y la televisión. Su filmografía es vasta al igual que los reconocimientos que engrosan su biografía.

Pocos tienen el privilegio de decir que uno de sus proyectos es considerado hito en la cinematografía colombiana o que estuvo en la preselección de unos Óscar, como ha sido el caso de esta ibaguereña, quien con su filme ‘Confesión a Laura’, además, arrasó con premios y estímulos en diversos festivales y organizaciones.

En ese espacio ‘sui generis’ y colmado de una lucha con los egos en el que se mueve como una maestra, sigue siendo una soñadora con los pies en la tierra, convencida de que nació en un país que requiere de la mirada y el actuar de todos para convertirse en un buen hogar.

A pesar de los galardones y las distinciones en Colombia y el exterior por su aporte al cine y a la cultura nacional de los que ha sido objeto por parte, entre otros, del Instituto Distrital de las Artes, Idartes, y el Congreso de República, que le otorgó la Orden de la Democracia en el grado de Comendador, y los homenajes de la Alcaldía y el Concejo de Ibagué por su labor intelectual y a los Derechos Humanos, se muestra sin pretensiones de aspirar a un galardón.

Para ella, una estatuilla dorada no significa nada, a diferencia del hecho de saber que en la intimidad de la sala de cine alguien sonríe y se conmueve hasta las lágrimas con sus historias.

Su humildad es tal que, con su hija, quien también es cineasta, juega a presentar un filme en cuyo empaque se lea: “Esta película no ha sido seleccionada en ningún festival, no ha ganado ningún premio, no se ha presentado a ninguna convocatoria, nadie la ha reseñado, pero mi mamá y mi abuelita la ven cada vez que se las presento y les encanta”.

Contadora de historias

Nacer en un país fantástico, desmesurado, contradictorio, aterrador y enamorador como lo es Colombia, para Alexandra Cardona, ha sido la fuente inagotable que rige su obra, en la que ha sido la directora, guionista, productora y editora de sus propias películas de ficción y documental, entre las que se destacan ‘Derechos reservados’ y ‘De vida o muerte’.

Sumado a ello, esta mujer que siente que su vida es narrar historias, también ha puesto su pluma al servicio de la televisión, a través de los seriados ‘Mi generación’ y ‘Amores como el nuestro’.

Pero no solo ha escrito para la pantalla chica: también ha creado y dirigido programas culturales como ‘Siglo XX’ y ‘Cambalache’, y está apostando fuerte a la producción documental, cuyo punto de partida son la situación de los Derechos Humanos de Colombia, y en la que en 2014 se embarcó en un proyecto concebido para que nadie olvide el dolor y la barbarie de los hechos de violencia que han desangrado su patria: ‘Los Jardines de la Memoria’.

Por esta línea, en la que está apostando a la reconstrucción de memoria, en muchos casos mostrando el lado más doloroso de nuestra realidad, endosan su trayectoria ‘Escuela y desplazamiento’, ‘¡La vida vive!’, ‘Los Derechos Humanos, el punto de entrada: El corazón’, ‘Carta desde el frente’ y ‘Retratos de Familia’, este último que se centra en el drama de algunas de las madres de Soacha de los mal llamados ‘Falsos positivos’, obtuvo el máximo galardón del ramo, como Mejor Largometraje Documental Andino en Caracas, Venezuela.

De su virtuosismo no solo hay evidencia en el séptimo arte y la pantalla chica, sino en la literatura. Actualmente combina el trabajo de postproducción del documental ‘Con el amor a cuestas’, con la construcción de su novela ‘Rojo’, que hace parte de la trilogía titulada ‘Amarillo, Azul y Rojo’, y que junto con sus demás obras le permite dejar huella.

Su primera novela fue ‘Fragmentos de una sola pieza’, publicada por Planeta y ganadora de una beca del Ministerio de Cultura, e Intermedio Editores le ha publicado dos libros de crónicas: ‘Con todo el corazón’ y ‘Un país donde todo ocurre’.

Combatiendo la impotencia

Alexandra Cardona Restrepo le debe todo a su trabajo. Este le permite ser, y si la vida se repitiera, jugaría de escritora y narradora.

A través de su profesión combate la sensación de impotencia “con la que podrían aplastarnos”. Trabaja por una esperanza, que Colombia sea el país que sabe muy bien merecemos.

“A ratos uno también cree que será imposible, hay tanto dolor, pero entonces llega ese instante de magia en que aparece un rayito de luz, una persona, como las mamás de Soacha, que pese a todo sonríen, y uno dice: ‘Bien, vamos, adelante, no seré yo la que desfallezca’.

“Lo que trato de decir, siempre, es que todos, desde nuestra propia esquina, podemos cambiar el mundo”, sustenta.

Sacar a flote cada proyecto es difícil, más aún cuando se trata de mostrar el lado más doloroso de nuestra realidad. Para hacerlo, confiesa, se debe estar absolutamente convencida de la necesidad de hacerlo, de otra manera no lograría conquistar la meta: que es “tocar el corazón de por lo menos una persona”.

Dato

Alexandra, con un grupo de colegas en la Red Colombiana de Escritores Audiovisuales, Redes, que preside, busca la creación de una Sociedad de Gestión Colectiva.

Frase

"Un gran compromiso y mucho goce. Aunque en general los temas, como en ‘Retratos de Familia’, son muy dolorosos, como todo en la vida hay oportunidad de reír, de disfrutar por conocer esa gente ante la que me quito el sombrero". 

Publicada por
REDACCIÓN SOCIALES