Miguel Castillo y Rosa Urbano, empresarios que aportan su granito de arena en esta cuarentena

Su hogar se convirtió en su centro de operaciones.
Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
En estos días de emergencia sanitaria los ibaguereños han demostrado su solidaridad y empatía con su ciudad y departamento. Este es el caso del propietario de la empresa de ropa deportiva Sheffy, quien junto con su esposa han elaborado miles de tapabocas para donar.
PUBLICIDAD

Las labores heroicas que han asumido diferentes ciudadanos para ayudar a enfrentar a los demás la pandemia del Covid–19, ha despertado respeto y admiración de sus compatriotas.

Algunos ejemplos son todo el personal médico, que pone en riesgo sus vidas por salvar a la humanidad, las fundaciones que no desamparan a los más necesitados, y los sectores vulnerables en los que el confinamiento representa un gran reto para su supervivencia.

Por esta razón, Miguel Castillo, propietario de Sheffy, y su esposa, Rosa Urbano, decidieron desde el 18 de marzo elaborar tapabocas sin ningún interés económico, solo el de aportar ante esta crisis su trabajo para evitar la propagación del contagio.

“Iniciamos el 18 de marzo con toda nuestra fábrica al 100% sin imaginarnos aún que esa semana iniciaría la cuarentena. Entre ese jueves y viernes alcanzamos a sacar 1.800 tapabocas”, afirmó Castillo.

Después fue cuando la Presidencia de la República expidió el decreto 457 en el que se dio orden del cumplimiento del Aislamiento Preventivo Obligatorio; no obstante, esto no agotó las ganas de ayudar de los empresarios, quienes con dos mil máscaras más para armar continuaron sus labores desde casa.

“Mi esposa al ver que aún nos quedaban dos mil tapabocas para elaborar, decidió traerse todo el corte a la casa y una máquina de coser plana, para ella dedicar su tiempo en esto”, agregó Castillo.

Desde ese momento trabajan en su hogar sin descanso para poder brindar cubre bocas a quienes lo necesitan. Hasta el momento han hecho entrega de alrededor de tres mil máscaras y esperan elaborar siete mil más.

Desde el 18 de marzo están elaborando los tapabocas.

¿Cómo nació la idea?

La iniciativa surgió al cumplir el deber de brindar herramientas de protección a sus empleados, “no conseguimos tapabocas ni siquiera para nuestros colaboradores, tuvimos que hacerlos en nuestra fábrica, y por eso vimos la necesidad que deberían tener el resto de personas, sobre todo los que trabajan en la parte de salud. En vista de esto, decidimos hacerlos y donarlos para quienes deben exponerse diariamente, y de esta forma aportar un granito de arena en esta situación tan difícil”, comentó Castillo.

Cabe resaltar, que todos los insumos los está poniendo el empresario, y que las donaciones se han hecho a través de la Cruz Roja en Unidades de Cuidados Intensivos, barrios vulnerables, fundaciones que acompañan personas mayores, y más lugares. Tania Sierra fue parte del proceso en la entrega de estas ayudas.

En el momento quien está liderando la elaboración de los tapabocas es Rosa Urbano junto con la hermana de uno de los colaboradores de la empresa, quien desde su casa confecciona.

Miguel Castillo contó que conseguir insumos no ha sido tarea fácil debido a que los proveedores tienen cerradas las fábricas, pero siguen en la búsqueda de estos para continuar aportando con la causa.

 

Dato

Hasta el momento han hecho entrega de alrededor de tres mil tapabocas y esperan donar siete mil más.

REDACCIÓN SOCIEDAD

Comentarios