Para los italianos la Estación del Tren de Picaleña es un patrimonio al servicio de la comunidad

Crédito: Archivo - EL NUEVO DÍA
La recuperación arquitectónica de este lugar, es vista en otros países como una oportunidad para rescatar la memoria y preservar espacios de manera comunitaria.
PUBLICIDAD

La revista virtual italiana Fronteras Geocultura dedicó un espacio para destacar la restauración de la Estación Ferrocarril de Picaleña, trabajo en el que hubo una participación académica italiana en 2010 a través de la Universidad de Ibagué.

En el artículo titulado ‘El patrimonio cultural une a Italia y Colombia y se pone al servicio de la comunidad’, se señala que los bienes históricos juegan un papel fundamental en el diálogo entre culturas, especialmente, en esta época de incertidumbre, por eso, le dan valor a la estructura patrimonial que se ubica en el centro del país.

“El mensaje proviene de lejos, de Colombia, de un país que no está menos devastado por guerras internas, que durante más de medio siglo han seguido marcando la vida de muchos colombianos.

“Sin embargo, desde el corazón de Colombia, desde la región del Tolima, llega una gran señal de esperanza, que también demuestra la atención que, en los últimos años, la Embajada de Italia en Colombia y el Instituto Cultural Italiano de Bogotá han dedicado al tema de mejorar la cultura”.

Asimismo, se recuerda que el proyecto de colaboración entre los dos países, inició en 2010 y que la profesora Olimpia Niglio hizo parte de los cursos universitarios dedicados a la mejora del patrimonio cultural.

Y señala que “la región tiene una densa red de estaciones ferroviarias, desafortunadamente abandonadas desde la segunda mitad de la década de 1960 con el cierre definitivo de la infraestructura ferroviaria.

“Gracias a la colaboración académica ítalo-colombiana, en 2009 se activaron cursos para la restauración de algunas estaciones de ferrocarril principales, pequeños lugares de descanso pero todos de considerable valor arquitectónico y en gran parte realizados por ingenieros cubanos, ingleses, alemanes e italianos en las primeras décadas del siglo XX”.

Cabe resaltar que la restauración de la Estación de Picaleña estuvo a cargo del arquitecto Carlos Pinilla, trabajo que hizo con las referencias del proyecto de la docente italiana Niglio, asimismo, que dicha recuperación se resalta porque es un bien que se puso al servicio de la comunidad, lo  que lo convierte “en un recurso insustituible para grandes oportunidades económicas, sociales y de desarrollo”, se describe en la publicación.

Antecedentes

Hace 10 años con el aval de los dos países se adelantó una investigación a través del curso ‘Restauración de la arquitectura’ de la Universidad de Ibagué y que correspondía al programa de Arquitectura.

En medio del trabajo de campo, los investigadores conocieron que el uso que le quería dar la comunidad a este espacio era diferente a lo planteado a la Administración municipal de la época, pues mientras la autoridad local proponía un museo de Urbanismo y Arquitectura, los habitantes querían utilizar este espacio con fines sociales, que ayudaran a las necesidades básicas de educación y organización comunitaria.

Postulación

Teniendo en cuenta lo que representa este Bien de Interés Cultural, recientemente se conoció que está postulado al Premio Nacional de Arquitectura en la XVII Bienal Colombiana de Arquitectura a desarrollarse en septiembre, categoría que es considerada como la máxima distinción que otorga la Sociedad Colombiana de Arquitectos.

Dicho reconocimiento busca destacar el proyecto u obra, cuyo valor represente un hito importante en el desarrollo de la arquitectura en nuestro país. En esta categoría también está el Panóptico de Ibagué.

EL NUEVO DÍA

Comentarios