Tristeza y nostalgia dejó la partida del maestro José Santos Camacho

Crédito: TOMADA DE INTERNET - EL NUEVO DÍASus últimos ocho años los laboró en la Efac.
Su gran aporte en el sector musical y cultural de la ciudad y el país, quedará grabado en la memoria de los tolimenses.
PUBLICIDAD

Con nostalgia, estudiantes y músicos que se formaron con las enseñanzas del maestro Camacho, lo despidieron a través de distintos mensajes en los que exaltaron su alegría y compromiso.

“Siempre fue muy gentil, tenía algún comentario gracioso y jocoso para cualquier situación (…) Mantenía muy pendiente de todos sus estudiantes, y así terminaran los estudios en la Efac, los llamaba para saber cómo estaba o qué estaba haciendo”, contó Estefanía de la Parra, quien fue estudiante de Camacho.

José Santos Camacho era egresado del Conservatorio del Tolima, Licenciado en Música de la Universidad de Caldas, y Especialista en Gestión Cultural del Colegio Mayor Nuestra Señora del Rosario de Bogotá.

 

Su recorrido laboral

Posteriormente, a su graduación del Conservatorio, el maestro se desempeñó como director de la Banda Sinfónica de Pereira, ciudad en la que permaneció durante varios años y desarrolló diferentes proyectos y conciertos.

Después se desplazó para la ‘Ciudad de la eterna primavera’ en la que formó parte de la Orquesta Filarmónica de Medellín, y se desempeñó como director de orquestas de diversas bandas sinfónicas de municipios de Antioquia.

Su amor por el Tolima lo hizo volver, y en su regreso se vinculó laboralmente en la Escuela de Formación Artística y Cultural, Efac, en la que laboró por alrededor de ocho años.

“Lo conocí en la Efac, en ese momento me desempeñaba como coordinador del Programa de Música de la Escuela; y el maestro llegó como profesor a dirigir la Orquesta Sinfónica de la Institución. Él fue quien la fundó”, afirmó Yeison Gómez, propietario de Eco Music Sound.

Durante su paso por este recinto educativo colaboró con diversos proyectos, en la conformación de grupos musicales, y enseñó lectura musical y gramática.

“Trabajó con coros, armonía y gramática musical, fue una persona con formación académica a la que siempre le gustó la actividad cultural”, agregó Germán Camacho, sobrino del maestro.

 

Especialidad

Camacho se especializó en la interpretación del violonchelo, la cual también enseñó en el Conservatorio del Tolima. Sin embargo, como un artista integral, sabía desenvolverse en todos los instrumentos que hacían parte de la orquesta y banda sinfónica (trompeta, fiscorno, trombón, viola, violín, chelo, contrabajo, piano, tiple, guitarra), motivo por el que se desempeñaba generalmente como director. Cabe resaltar, que hizo parte de la Banda Sinfónica del Conservatorio del Tolima.

También se caracterizó por ser arreglista y compositor, y se sentía orgulloso del folclor de su tierra. “A él siempre le gustaba promover la tradición y la música folclórica tolimense. Era una persona que buscaba que la gente se enamorara de lo de acá, y le apostara a la música andina colombiana”, comentó Gómez.

El docente y músico venía padeciendo una cirrosis hepática que complicó su estado de salud.

 

Raíces

José Santos Camacho nació en Tocaima, Cundinamarca, pero se consideraba un tolimense adoptivo de corazón, debido a que gran parte de su vida la pasó en la tierra Pijao. Es familiar del también fallecido José Ignacio Camacho, reconocido compositor de la región; los dos se criaron en una familia musical, amante de la tradición tolimense.

REDACCIÓN SOCIEDAD

Comentarios