Chirimoya abrió su fundación ‘Mesas Creativas’ para niños de Ibagué

Crédito: Cristian Bonilla / EL NUEVO DÍAAlejandro Caicedo es el director de Chirimoya Mesas Creativas y Jonathan Cristancho uno de los fundadores.
Con el fin de fortalecer las habilidades de los más pequeños e incentivarlos a cumplir sus sueños, el colectivo que también es marca de ropa, acompaña a 31 niños en su formación creativa y artística, así como en el fortalecimiento de los conocimientos de bilingüismo y lectura crítica.
PUBLICIDAD

El Cubo de Chirimoya es un espacio colaborativo de arte apoyado por el inversionista austríaco Helmut Schuster, quien también es fundador junto al colombiano Jonathan Cristancho de la marca internacional Chirimoya. 

Los empresarios decidieron creer en la niñez de Ibagué, y ayudarles a cumplir sus metas, por esta razón abrieron la Fundación ‘Chirimoya Mesas Creativas’, como un apoyo para todas las madres cabeza de familia, quienes quieren que sus hijos tengan un mejor aprovechamiento del tiempo libre y fortalezcan sus habilidades. 

“La intención es hacer el acompañamiento psicosocial y psicoafectivo en los niños, tenemos un grupo de profesionales en psicología para la asesoría personalizada semanal con ellos por el alto nivel de suicidios que se dan en Ibagué”, afirmó Alejandro Caicedo, director de la Fundación.

De esta manera, la Fundación cuenta con cuatro pilares importantes: el apoyo psicosocial, el bilingüismo, el fortalecimiento de la lectura crítica y las artes (música, diseño o lo que el niño desee aprender). 

 

¿Cómo surgió la iniciativa?

Jonathan, hijo de madre tolimense, creció durante 17 años en Austria, país en el que recibió la ayuda de  una amiga cercana a su mamá, quien lo motivó a seguir sus sueños, por lo que considera importante ser el apoyo de niños para que cumplan sus metas. 

“Si usted empieza a tratar el niño como un artista, como un músico, como un diseñador o como una estrella, el niño va a tener mejores expectativas y posibilidades de ser exitoso en la vida”, comentó Cristancho.

No obstante, para que estas metas sean cumplidas también es importante reforzar conocimientos para su formación integral. 

Actualmente trabajan con niños entre los 7 y 17 años.

 

Sostenimiento

La Fundación se sostiene con un porcentaje de los recursos obtenidos con la venta de productos de la marca Chirimoya y cuenta con el apoyo del socio mayoritario Helmut Schuster. 

Al inicio también fue apoyada por la embajada de Austria; no obstante, en este momento también están invitando al sector público y privado para que se unan a este importante proyecto.

“Lo queremos en la fundación es que no sea de nombre, se está ejecutando ya y es de las pocas que lo está haciendo con recursos propios”, acotó Caicedo.

El equipo cuenta con un equipo de tres psicólogas, un coach, un docente en bilingüismo, un docente en pedagogía en Lectura Crítica, y un maestro en artes. 

En este momento el acompañamiento se hace de manera personalizada a través de Zoom; sin embargo, apenas mejore el panorama la idea es que la Fundación funcione en las instalaciones de El Cubo de Chirimoya.
 

DATO

Quienes deseen apoyar la Fundación pueden contactarse al 3214470359, o escribir al correo chirimoya.fashion@gmail.com
 

DATO

El proyecto inició con cinco niños, sin embargo al ver la amplia convocatoria que se presentó, acompaña a 31

 

REDACCIÓN SOCIEDAD

Comentarios