Propósitos ecológicos para el 2021

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA
Cuando está por llegar un nuevo año se suele pensar que el primero de enero inicia una nueva etapa en nuestra vida y que es momento propicio para listar cosas que queremos lograr y para precisar un buen número de propósitos. Quizás usted comparta algunos de los deseos más recurrentes: hacer ejercicio, perder peso, comer saludable, ahorrar dinero, pasar más tiempo en familia y aprender algo nuevo, viajar, etc.
PUBLICIDAD

Sabemos, así mismo, que no son muchas las personas que los cumplen satisfactoriamente, básicamente por falta de disciplina y compromiso y, muy posiblemente vuelven a incluirlos al año siguiente. Para no tener que repetir los mismos propósitos, propongo en esta oportunidad incluir uno que por su enorme importancia e impacto sobre nuestra propia vida no podemos relegar ni dejar en el olvido. Este es: Cuidar el medio ambiente.

El profesor Joaquín Camacho inició un interesante artículo sobre el tema con esta pregunta: “¿Quiere descubrir a la única especie del planeta Tierra que puede ser considerada actualmente como súper depredadora? Muy sencillo, mírese en el espejo”.

Este interrogante nos debe llevar a reflexionar sobre nuestros comportamientos al respecto y reconocer la urgente necesidad de cumplir con este ineludible compromiso, porque es cierto que estamos haciendo muy mal uso de los recursos naturales, los estamos poniendo en peligro y agotando.

Recordemos que de ellos depende nuestra existencia; de estos obtenemos el aire, el agua, la comida, el combustible, las materias primas para producir todo lo que utilizamos en nuestra vida diaria.

Cuidar el medio ambiente es cuidar nuestra casa, es cuidar el lugar donde vivimos. Que no nos queden remordimientos por no hacer algo positivo para que nuestra casa y futuro sea mejor. Desde su residencia introduzca o mejore algunos hábitos que contribuyen a proteger el ambiente y que sumado a lo que haga cada vecino hará una gran diferencia.

Feliz 2021 para todas y todos y gracias por su atención a quienes leen mis notas.

 

 

Reconozca todas las opciones que tiene para contribuir a ello:

*  Sea racional en sus compras. Piense si realmente lo necesita.

*  Reutilice. Dé a las cosas una segunda oportunidad de uso. 

*  Cultive la cultura del recicle. Busque opciones para entregar sus desechos en la forma adecuada.

*  Aproveche cada gota de agua, no la desperdicie en el baño, cocina, llaves goteando.

*  Utilice bombillas de bajo consumo y apague las que no sean necesarias.

*  Controle el uso del horno, es uno de los aparatos que más consume energía.

*  Use la lavadora de manera responsable. Espere a que esté llena y use programas cortos.

*  Revise los productos de limpieza que usa, que no sean agresivos para la salud y el medio ambiente

*  No arroje el aceite usado por el desagüe, es muy contaminante.

*  No deje los electrodomésticos ni el cargador del celular enchufados por más del tiempo indispensable.

*  Evite utilizar mucho plástico y entréguelo a quienes reciclan.

*  Utilice su vehículo de manera racional. Recuerde que son causantes de gran cantidad de emisiones de CO2.

*  Considere la agricultura urbana como una opción sana y entretenida para usted y su familia.

*  Denuncie oportunamente los casos de deforestación, desperdicio de agua, deficiente disposición de basuras y escombros.

Interiorice estos comportamientos hasta hacer de ellos algo mecánico y asegúrese de enseñar a sus hijos, familiares y a quienes le rodean que también lo hagan sin que ello implique un sacrificio, porque han entendido que ello mejora nuestra calidad de vida y beneficia al planeta. Es nuestro deber convertirnos en agentes de cambio y lograr que más personas también lo sean y así, y de ese modo nosotros y las futuras generaciones podamos disfrutar de un entorno amigable.  Recordemos que somos el resultado de nuestras acciones.  

 

 

MARTHA CRUZ

Comentarios