La Casa de la Cultura en Espinal busca institucionalizar proyecto de formación artística

Crédito: SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍACon la recuperación de los instrumentos se podrán seguir formando niños, jóvenes y adultos para la Banda Sinfónica Estudiantil Casa de la Cultura del Espinal.
Seguir fomentando el gusto por la música, la danza y las artes plásticas entre niños y jóvenes es la principal apuesta de una iniciativa que trabaja por alcanzar el registro calificado de la Secretaría de Educación del Tolima.
PUBLICIDAD

Con el objetivo de impulsar un proyecto de educación institucional orientado a la música y a las danzas en Espinal, se recuperaron 26 instrumentos que estaban literalmente en el ‘cuarto de san alejo’. Dichos elementos, aportarán significativamente a la formación de niños, jóvenes y adultos.

El director Administrativo de Cultura y Turismo, Diego Jiménez, contó que la iniciativa se basa en uno de los programas bandera de la Administración municipal a través del sector cultural, “en el 2020 se trabajó en la creación de este proyecto educativo, con miras de brindar formación certificada a los estudiantes. Ya se presentó a la Secretaría de Educación Departamental, por lo que esperamos la visita, para obtener un registro calificado”.

El funcionario añadió que el objetivo es contar con una área de música que a su vez se divida en banda estudiantil, música tradicional, cuerdas frotadas y teclados.

Y con respecto a las danzas se tendrán folclórica, moderna, al igual que, artes escénicas y plásticas, “estos son los pilares fundamentales donde todo niño, joven o adulto que ingrese a formarse a la Casa de la Cultura, pueda ver tres niveles; el básico, medio y superior”. 

Se estima que la duración total del estudio sería de tres años y se certifica por cada nivel. La idea a largo plazo es brindar a la ciudadanía que esté interesada, un Técnico Laboral de competencias en Música y Danza de forma gratuita.

El funcionario agregó que aunque desde hace varios años se viene trabajando en el área de danzas y música “no había una organización, lo que hicimos fue crear una malla curricular, un modelo pedagógico y de ahí darle continuidad a este proceso, así el niño, el joven o el adulto que entró a estudiar música o danza, hizo sus niveles y no simplemente por entrar a hacer un hobby, sino que vio unas materias específicas”, que a su vez conlleva a entregar a la sociedad artistas calificados en diferentes modalidades.

El primer paso del proyecto, es obtener el Registro Calificado de la Secretaría de Educación del Tolima, luego incentivar a los artistas empíricos a participar en la formación técnica laboral por competencias en Danza y Música.

Otras de las ventajas que tiene el proyecto, es que se tendrá un programa establecido que no se alterará con el cambio de docentes o de Administración municipal, “nuestro mayor propósito ahora, después de que obtengamos el registro, es hacer un proyecto de acuerdo y presentarlo al Concejo, para que esto nos quede institucionalizado y que sea un acto administrativo que tenga continuidad hacia un futuro”, comentó el Director de Cultura.

 

Trabajo de recuperación

Con esta meta clara, los docentes de música empezaron a revisar aquellos instrumentos musicales que se sabía estaban guardadas y que nadie usaba, en especial, fue el profesor Edwin García quien vio una oportunidad para restaurarlos y entregarlos a la Banda Estudiantil del Espinal, que años atrás logró ser un referente a nivel local, departamental, nacional e internacional, según contó del Director.

Por ello, se contactó al luthier Marcelo Sandoval, quien tras adelantar un diagnóstico inició el trabajo de recuperación, “encontramos instrumentos de 1970, como una tuba que en estado nuevo está avaluada en $60 millones y ahora con la restauración da un valor de $25 millones aproximadamente. También, se rescataron saxofones, clarinetes, flautas traversas, redoblantes, que se encontraban de desuso en la Casa de la Cultura”, contó Jiménez.

Igualmente, indicó que el mandatario Juan Carlos Tamayo también destinó $150 millones más para comprar otros instrumentos, trajes de danzas, vestuario para danza moderna y artes escénicas e implementos para artes plásticas.

Actualmente, se dan pasos para que se vuelva abrir las puertas a la enseñanza con los protocolos de bioseguridad respectivos, “se van a hacer clases semipresenciales, porque se necesita la presencialidad para hacer  lo que son los ensambles y se va a dictar las clases a grupos determinados de personas que no genere aglomeración.

“Las instalaciones son amplias, entonces no se tendrán dificultades con el distanciamiento  entre estudiantes”, a la par, se continuará con clases virtuales.

 
Redacción sociedad

Comentarios