Bucaramanga rinde tributo a Alejandro Galvis Ramírez al nombrar viaducto en su honor

Crédito: Tomadas de Vanguardia de Jaime del Río / EL NUEVO DÍAJuan Carlos Cárdenas Rey, mandatario de los bumangueses, al lado de la primera dama del Municipio, Iliana Macías, y Alejandro Galvis Blanco, gerente de Vanguardia.
En una ceremonia presidida por el alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas Rey, se hizo público el decreto y la placa oficial con la que se llamó al viaducto provincial de la Carrera Novena con el nombre del reconocido empresario.
PUBLICIDAD

Este homenaje póstumo se desarrolló con motivo de la semana en la que se celebró el Día del Periodista, con el fin de exaltar los valores y virtudes de don Alejandro Galvis, quien falleció el pasado 15 de enero.

El empresario, quien se destacó por defender siempre la libertad de prensa, propietario de Vanguardia y fundador de EL NUEVO DÍA y de varios medios más de gran relevancia regional y nacional, fue descrito por Cárdenas como un hombre comprometido con el desarrollo de la ciudad y el departamento.

“Queremos hacerle un especial homenaje a quien durante muchísimos años fue el custodio de la verdad en nuestra región y como una forma de reconocer su incansable esfuerzo por la verdad y la justicia”, expresó el mandatario local.

Considerado como uno de los más ilustres personajes de su ciudad natal y del país, ahora el nombre de don Alejandro no solo será recordado por su importante aporte al desarrollo del país, y especialmente de su región desde la comunicación y distintos ámbitos más; sino también por estar con letras de molde en una de las obras de infraestructura más importantes de Santander, en la meseta de Bucaramanga.

“Ahora serán los nuevos periodistas los encargados de mantener el legado de Alejandro Galvis. Hoy cuando la información está a un click de distancia y donde las mentiras y las falsas noticias inundan y confunden a los ciudadanos, su trabajo cobra más valor que nunca, pues son ustedes los principales defensores de la verdad”, comentó el alcalde en su intervención.

El mandatario confesó que aunque no fue un amigo cercano de Alejandro Galvis Ramírez, si fueron allegados y que su calidad humana era la misma con la que trataba a cualquier persona, y expresó su emoción con los hijos y viuda de don Alejandro, quienes estuvieron presentes en la ceremonia.

Por su parte, el hijo, Alejandro Galvis Blanco, dio un sentido discurso en el que recordó la importante vida de su padre y recalcó que sus valores, enseñanzas y principios permanecerán en su familia y en Vanguardia, así como en muchos santandereanos.

“Hoy mi padre no está pero al igual que los principios de mi abuelo trascendieron a su partida de este mundo, las convicciones de Alejandro Galvis Ramírez siguen vivas. (…)  Me consta que mi papá sentía que su causa no estaba completa y que aún tenía mucho por hacer en beneficio de esta región. Las personas desaparecen pero sus causas y convicciones trascienden cuando se ha vivido toda la vida con un propósito”, comentó Galvis Blanco.

El empresario demostró su emoción por este importante reconocimiento que la Alcaldía de Bucaramanga le hizo a su padre.

“Es motivo para mí, para mi familia, para Vanguardia, que este viaducto que ha sido un símbolo de crecimiento como ciudad y de nuestra proyección como región, que fue el propósito de la vida de mi padre Alejandro Galvis Ramírez, hoy lleve su nombre, y es un motivo especial para nosotros poder estar aquí compartiendo esta celebración”.

De esta manera, se hizo lectura oficial del decreto y se develó la placa conmemorativa.

 

Sobre el viaducto

Fue inaugurado el 9 de abril de 2015, y es conocido como el puente más extenso y alto del país.

Su estructura tiene 550 metros de longitud y una altura de 132 metros. Comunica el centro de Bucaramanga con el sector de la Ciudadela Real de Minas.

Su construcción duró aproximadamente cuatro años y tuvo un costo de 138 mil millones de pesos.

Esta innovadora obra cuenta con un sistema de alumbrado que cambia de colores lo que lo hace uno de los grandes atractivos de Bucaramanga.

 

.

El viaducto provincial, ahora llamado Alejandro Galvis Ramírez, es una de las obras de infraestructura más importantes de Santander y de las más innovadoras del país.

EL NUEVO DÍA

Comentarios