Tristeza en la ciudad y Arquidiócesis de Ibagué por el fallecimiento de monseñor Sarasti

Crédito: Arquidiócesis de Cali - Catedral de Ibagué / EL NUEVO DÍA Fue uno de los impulsores de la creación del Banco de Alimentos de la Pastoral Social.
A los 82 años se despidió ayer del plano terrenal monseñor Juan Francisco Sarasti Jaramillo, quien fue por casi una década Arzobispo de Ibagué.
PUBLICIDAD

Complicaciones de salud relacionadas al Covid -19 causaron el fallecimiento de monseñor Sarasti que fungió como arzobispo de Ibagué nombrado por la Santa Sede, desde los años 1993 a 2002.

Durante este tiempo Monseñor se ganó el cariño de todos los tolimenses, especialmente por sus acciones en pro de la nueva evangelización de Ibagué, y el trabajo hecho desde la Pastoral Social, al ser uno de los impulsores de la creación del banco de alimentos.

Siempre será recordado por su solidaridad, disciplina y empuje para llevar a cabo acciones en pro de la comunidad y de los más necesitados.

“Ayudó mucho a darle forma jurídica a la fundación del Divino Niño que funciona en el barrio Galarza y que tiene el espacio para adultos mayores que viven de la caridad, también le dio un gran impulso en esa época al santuario del Divino Niño”, recordó Monseñor Orlando Roa, Arzobispo de Ibagué.

Después de cumplir su misión en la Capital del Tolima, Sarasti fue traslado a Cali, su ciudad natal.

“La Arquidiócesis de Ibagué lamenta el fallecimiento de Monseñor Juan Francisco Sarasti y lo encomienda muy especialmente en nuestras oraciones y plegarias. Un saludo especial desde aquí para su familia, y a nuestros hermanos de la Arquidiócesis de Cali, donde él fungió varios años como Arzobispo. Para monseñor Darío Monsalve, el Arzobispo de Cali y su obispo auxiliar Monseñor Luis Fernando Rodríguez. A todos ellos, desde Ibagué les enviamos nuestro saludo de solidaridad y condolencia”, comentó Monseñor Roa.

 

Su labor sacerdotal

Monseñor Sarasti era Licenciado en Filosofía de la Pontificia Universidad Javeriana, y Licenciado en Sagrada Teología de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Recibió el presbiterado en Roma en 1963.

Fue prefecto de estudios y profesor del Seminario de Pasto, y en 1968 se convirtió en maestro de Novicios de su Congregación.

Entre 1971 y 1974 fue rector del Seminario de Santa Rosa de Osos, y de 1975 a 1978 fue secretario del Departamento de Seminarios y Vocaciones del Secretariado Permanente del Episcopado.

Para el 8 de Marzo de 1978 fue nombrado por el Papa Pablo VI, Obispo Titular de Egara y auxiliar del Arzobispo de Cali. Recibió la Consagración Episcopal el 6 de mayo siguiente.

Y el 23 de diciembre de 1983 el Papa Juan Pablo II lo nombró Obispo de Barrancabermeja; posteriormente, el 25 de marzo de 1993 lo promovió a la Arquidiócesis de Ibagué y el 17 de agosto de 2002 lo nombró Arzobispo de Cali.

 

Exequias

La Arquidiócesis de Cali anunció que las exequias se llevarán a cabo mañana en la Catedral San Pedro Apóstol a las 10 de la mañana y que sus cenizas reposarán en la cripta de los arzobispos de Cali en la Catedral de la ciudad.

 
Redacción sociedad

Comentarios