Se mantiene preocupación entre los comerciantes de Mariquita

Crédito: ARCHIVO - EL NUEVO DÍAAl parecer ya hay casos en los que se les pide a los comerciantes giros por más de un millón de pesos.
Después de los panfletos y grafitis conocidos en Mariquita el pasado viernes, la zozobra e intranquilidad entre los comerciantes se mantiene, pues al parecer algunos recibieron recientemente llamadas extorsivas mediante las cuales se les pide dinero.
PUBLICIDAD

En diálogo con el capitán Diego Espinoza, comandante de la Policía en este municipio del norte, explicó que el tipo de letras plasmadas en varias paredes del casco urbano, no están identificadas dentro de alguna estructura que se encargue de afectar la seguridad ciudadana.

“Obedece más a un tipo de delincuencia común el cual ya está siendo investigado y la Policía Nacional del Tolima ya dispuso de una comisión, la cual va a estar acompañando de primera mano a todos los comerciantes del municipio”, precisó.

Por ello, se intensificarán las campañas de prevención para asesorar a los comerciantes en cómo actuar ante una posible situación extorsiva.

El Capitán mencionó que generalmente los delincuentes se aprovechan del temor que queda entre los habitantes luego de un panfleto, “los extorsionistas se basan en la intimidación o las amenazas para poder cometer su hecho punible, pero que tengamos nosotros una estructura como tal de extorsión, no se tiene en el municipio”, reiteró.

Y agregó que en dado caso de recibir algún tipo de llamada de tipo amenazante, lo que se debe hacer es llamar al número del Gaula 165.

“Realmente no hay que acceder a esas pretensiones, no hay que pagar esas extorsiones, al contrario se debe denunciar”, precisó.

Hasta el momento las autoridades de Mariquita no tienen denuncias formales y durante el fin de semana no se registraron hechos que alteran la seguridad y orden público.

REDACCIÓN TOLIMA

Comentarios