Piden que se investigue casos de maltrato animal en Purificación y Rovira

Crédito: Suministradas - EL NUEVO DÍA ‘Sultán’ perdió su pata por una trampa de caza artesanal y evitó que su dueño cayera en ella. Aunque hay una denuncia formal aún no se tiene resultados.
En hechos aislados, volvió a quedar en evidencia la inconsciencia del ser humano, mientras en ‘Puri’ un perro de seis años perdió una de sus patas al cruzar una trampa de caza artesanal, en Rovira un pequeño canino fue el juguete de un niño para lanzar por un precipicio. Animalistas y ciudadanos piden que en estos hechos se aplique verdaderamente la ‘Ley animal’.
PUBLICIDAD

Los habitantes de la vereda Agua Negra en Purificación se mueven por la zona con intranquilidad, pues temen encontrarse en el camino con alguna de las trampas de caza que hay en los alrededores.

Los artefactos fueron instalados por algunos residentes con el pretexto de capturar animales silvestres, sin embargo, dichos elementos que contienen pólvora y perdigones, se convirtieron en una amenaza latente para la comunidad.

A comienzos de agosto ‘Sultán’, un perro de aproximadamente seis años, caminaba junto a su amo luego de un día de trabajo en el predio el Ciprés. Como era costumbre, el canino iba adelante inspeccionando el lugar para alertar a su dueño de cualquier novedad. Lamentablemente, su instinto no logró evitar que cayera en una de las temidas trampas.

Edgar Guzmán Carlos, propietario del Ciprés contó que los vecinos “arman esas trampas en cualquier sector, no les importa si es un potrero o un camino por donde transitan las personas o si hay más animales que puedan caer en ellas”, justamente como le ocurrió a ‘Sultán’.

Una vez fue herido de gravedad en una de sus patas delanteras, lo llevaron de urgencias por cercanía a Tres Esquinas en Cunday. Allí los veterinarios le prestaron la atención necesaria para salvarle su extremidad, incluso pasó por una cirugía, sin embargo, su pata quedó tan destrozada que solo habían dos alternativas aplicarle la eutanasia o amputarla, finalmente, sus propietarios optaron por la segunda opción.

Tras el hecho, el 6 de agosto se interpuso en Cunday la denuncia formal por maltrato animal en contra de las personas que instalan las trampas, el caso por competencia fue trasladado a la Inspección de Policía de Purificación, allí “me dijeron que ya lo habían puesto en conocimiento de la Policía Ambiental y que pasarían un informe al CTI, de igual manera la Personería de Purificación conoció el caso”, contó Guzmán Carlos.

En el proceso, el Ministerio Público al parecer solicitó acompañar la diligencia de inspección, “pero hasta ahora ya va para tres meses y no ha pasado absolutamente nada. Entonces, pedimos encarecidamente a las autoridades que tomen cartas en el asunto para que esto no siga sucediendo”, precisó el hombre.

Agregó, que dos semanas antes del incidente, él y un grupo de funcionarios de la oficina de Restitución de Tierras, estuvieron caminando por el Ciprés, “estuvimos de suerte porque bien pudo haber sido cualquiera de nosotros que hubiera podido caer en una de esas trampas como le sucedió al animal”.

En cuanto a las trampas se conoce que las hacen de forma artesanal, contienen pólvora y perdigones, las ubican a aproximadamente 15 centímetros de altura del suelo y se activan con una cuerda que no es fácil de identificar a simple vista.

Además de ser instaladas en zona boscosa, también, se han visto cerca a los caminos y senderos, inclusive dentro de predios privados sin autorización, generando un alto riesgo para adultos, niños y ancianos.

Otro aspecto que llama la atención en este caso, es que la ley 1774 del 6 de enero de 2016 conocida como la Ley Animal, estaría quedando en el papel, pues hasta ayer en la tarde no se había obtenido algún dato sobre el proceso, por parte de las autoridades.

Maltrato animal

En 44 segundos quedó registrado el maltrato al perro en Rovira por parte del menor. Quien hizo el video no intentó nada para evitarlo.

Indignación en Rovira

Y es que con el paso de los días los casos de maltrato animal siguen en aumento y aunque las redes sociales sirven como medio de denuncia, en ocasiones también son una vitrina de exhibición, como sucedió ayer en Rovira en donde una mujer grabó a un niño lanzando a un perro por un precipicio, sin tomar ninguna acción para evitarle dolor al animal.

En las imágenes se ve al menor que coge al animal, mientras este chilla, seguidamente lo tira, lo que origina un fuerte golpe, luego el canino se levanta y busca una salida del fondo.

El caso fue expuesto por el gobernador Ricardo Orozco Valero, quien a través de su cuenta de Facebook expresó: “Uno no entiende ni comprende que esto pueda pasar en nuestra sociedad(,) acabo de solicitar al (Departamento) de Policía Tolima las acciones pertinentes y las más drásticas sanciones para esta persona que permite esta acción despiadada contra este ser indefenso en el Municipio de Rovira, todo mi rechazo al maltrato animal”.

En diálogo con la Personera Ana María Enciso explicó que una vez se conoció el hecho, se comunicó con la Comisaría de Familia y los familiares del menor, quienes a su vez  explicaron que el niño tiene una condición especial de salud “que de pronto hace que su conducta sea condicionada por ciertas situaciones, eso es de conocimiento del Ministerio Público.

“No obstante, en virtud de la conducta del niño y de su condición, es de reprochar el papel de la familia como garante y del cuidado que le deben brindar de acuerdo a la condición que presente”, añadió que junto a la Comisaría se entrará a indagar la red familiar, para verificar su papel de garante y resaltó que en este caso, se debería tener un cuidado muy especial para evitar este tipo de hechos.  

“Y la otra situación, obviamente es el repudio de la conducta del adulto que sí es responsable”, ya que no hace nada para detener el menor, “está más preocupada por grabar un video para posiblemente después filtrarlo en las redes sociales y generar cierto amarillismo, que en detener la conducta”, precisó.

La Personera mencionó que es necesario identificar a la persona que presenció el maltrato animal, para hacer la respectiva denuncia, “obviamente hacemos un llamado a que no vayan a ver actuaciones a través de vías de hecho, hay que dejar esto en manos de la justicia competente”, explicó.

REDACCIÓN TOLIMA

Comentarios