Brotes de Covid-19 vuelven a encender las alarmas en la región

Crédito: Archivo - EL NUEVO DÍALa ocupación hospitalaria es el principal medidor para adoptar medidas restrictivas en los municipios. Ayer, las UCI adulto para coronavirus estaban en un 76%.
La confianza y el descuido son dos factores que no les permiten a algunos ciudadanos seguir las medidas básicas para evitar que el contagio se extienda. En el pico de la pandemia las cifras siguen en aumento y la ocupación de las UCI empieza a preocupar a los alcaldes. El Tolima llegó a las 509 muertes relacionadas con el virus.
PUBLICIDAD

Durante los últimos 20 días el Tolima registró tres mil 841 casos de Covid-19, asimismo, los fallecimientos se triplicaron según informó la Secretaría de Salud del Departamento, por lo que se vuelve hacer un llamado a la ciudadanía a no bajar la guardia.

El coordinador del Sistema de Vigilancia, Sivigila, Fair Alarcón, explicó que actualmente en la región se está viviendo el “momento más álgido de contagio de transmisión del virus, ya sumamos 16 mil 200 casos positivos y lamentablemente estamos redondeando las 500 muertes confirmadas por Covid-19, que es demasiado alto”, expresó el funcionario.

Justamente ayer en el reporte diario del Ministerio de Salud se contaron 17 decesos más que se ubicaron en Ibagué (12), Líbano (1), Honda (1), Espinal (2) y Alvarado (1).

Recordó que en los últimos días murieron dos médicos a causa del coronavirus, asimismo, que el virus ha tocado todos los niveles socioeconómicos, por lo que reiteró que hasta el momento la única forma de evitar contraer la infección es el lavado de manos, el uso de tapabocas y el distanciamiento social.

“Desafortunadamente también hay la percepción de que las personas se han relajado, como dicen algunos se perdió el miedo al Covid-19, a pesar del número de fallecidos”.

 

Se agotan las camas UCI

A través del decreto 098 del 19 de octubre el mandatario Diego Andrés Guerra volvió a implementar restricciones para controlar el brote del virus que dejó hasta el martes un acumulado de 35 contagios.

“En siete meses se presentaron 18 casos y (ahora van) 17 en 10 días. El municipio a través de la Secretaría de Salud del Tolima ya fue reportado como un brote de coronavirus”, contó.

Recordó que los primeros positivos se ubicaron entre el personal médico y administrativo del hospital municipal. Luego los nuevos casos se identificaron entre personas del común.

El mandatario llamó la atención en que hay un paciente cuyo estado de salud se  complica con el paso de los días, por lo que se requirió hospitalización y remisión a UCI. “El domingo en la mañana se empieza el proceso de remisión y fue muy difícil porque hoy (lunes) el Tolima cuenta con el 100% de las camas ocupadas, hacia horas de la tarde se logró conseguir la remisión al Espinal”.

Guerra especificó que debido a la condición crítica del ciudadano, era necesario trasladarlo a Ibagué y aunque se consiguió una cama en el hospital Federico Lleras tras “mover cielo y tierra” e incluso acudir a “palancas”, hasta el lunes en la noche, el paciente no había podido ser llevado por su delicada condición.

“En este momento la situación está tan complicada, porque no hay disponibilidad de camas de UCI en el Tolima”.

 

Situación en Espinal

En la ‘Ciudad de la tambora’ el director Administrativo de Salud del municipio, Carlos Leal, informó a través de un comunicado que desde hace una semana presenta varios síntomas asociados a la enfermedad por lo que se practicó la prueba y se aisló. Luego pasaron los días y los resultados no llegaron, situación que fue puesta en conocimiento de su EPS Famisanar.

“Los síntomas persistieron, por eso me dirigí al servicio de urgencias del hospital San Rafael, donde después de varios exámenes clínicos se me diagnosticó neumonía por Covid, por esta razón me encuentro en aislamiento por 14 días”.

El alcalde Juan Carlos Tamayo indicó que actualmente hay dos directivos en cuarentena a los que ya se les confirmó el virus, igualmente, expresó que está en consonancia con los decretos departamental y nacional.

En el caso del 31 de octubre, el toque de queda inicia a las 4 p.m. y finaliza el domingo a las 4 a.m., luego se retoma a las 5 p.m. de ese primero de noviembre hasta el martes 3 de noviembre a la madrugada.

El burgomaestre aclaró que dichos horarios y el retorno de medidas drásticas dependen de las cifras de casos que se conozcan en los próximos días y el comportamiento de la ocupación de las camas UCI.

Sobre la ocupación hospitalaria, Tamayo indicó que se está trabajando articuladamente con la gerente del hospital San Rafael y señaló que el fin de semana la ocupación UCI fue del 100% y a la fecha bajó al 70%, asimismo, las camas de hospitalización estarían en un 80%.

“Ya hicimos una solicitud como municipio para unas camas y ampliar el tema de hospitalización”.

 

Regresaron las restricciones

Ante el panorama, el mandatario a través del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Rovira, el alcalde Guerra decretó toque de queda entre el 21 de octubre al 20 de noviembre de lunes a sábado desde las 7 p.m. hasta las 5 a.m. del siguiente día, los domingos será desde las 5 a.m. hasta las 5 a.m. del lunes. Los festivos serán en este último horario.

El pico y género para acceder a diferentes productos y servicios será lunes, miércoles y viernes para las mujeres y los hombres podrán movilizarse los martes, jueves y sábado.

Igualmente, se prohibió la venta, expendio, consumo y transporte de bebidas embriagantes, del mismo modo, el funcionamiento de bares, discotecas, billares, centros turísticos, balnearios, entre otros lugares.

 

Situación en Espinal

En la ‘Ciudad de la tambora’ el director Administrativo de Salud del municipio, Carlos Leal, informó a través de un comunicado que desde hace una semana presenta varios síntomas asociados a la enfermedad por lo que se practicó la prueba y se aisló. Luego pasaron los días y los resultados no llegaron, situación que fue puesta en conocimiento de su EPS Famisanar.

“Los síntomas persistieron, por eso me dirigí al servicio de urgencias del hospital San Rafael, donde después de varios exámenes clínicos se me diagnosticó neumonía por Covid, por esta razón me encuentro en aislamiento por 14 días”.

El alcalde Juan Carlos Tamayo indicó que actualmente hay dos directivos en cuarentena a los que ya se les confirmó el virus, igualmente, expresó que está en consonancia con los decretos departamental y nacional.

En el caso del 31 de octubre, el toque de queda inicia a las 4 p.m. y finaliza el domingo a las 4 a.m., luego se retoma a las 5 p.m. de ese primero de noviembre hasta el martes 3 de noviembre a la madrugada.

El burgomaestre aclaró que dichos horarios y el retorno de medidas drásticas dependen de las cifras de casos que se conozcan en los próximos días y el comportamiento de la ocupación de las camas UCI.

Sobre la ocupación hospitalaria, Tamayo indicó que se está trabajando articuladamente con la gerente del hospital San Rafael y señaló que el fin de semana la ocupación UCI fue del 100% y a la fecha bajó al 70%, asimismo, las camas de hospitalización estarían en un 80%.

“Ya hicimos una solicitud como municipio para unas camas y ampliar el tema de hospitalización”.

REDACCIÓN TOLIMA

Comentarios