Asamblea llevó a debate las deudas y los recursos que dejó escapar Indeportes

Crédito: Imagen tomada del Facebook Asamblea Departamental del Tolima - EL NUEVO DÍAEn la sesión que duró cuatro horas se expusieron los diferentes programas adelantados y las deudas ‘heredadas’ que tiene la entidad hasta la fecha.
La gerente de Indeportes, Sandra Varón, fue citada ante la duma para aclarar varias dudas que hay sobre su primer año de gestión; aunque expuso lo adelantado en medio de la pandemia, algunos temas siguen estando pendientes como las liquidaciones de los contratos de 2019.
PUBLICIDAD

En el debate de control político ante la Asamblea del Tolima, la gerente de Indeportes, Sandra Varón, no logró convencer del todo a varios diputados que cuestionaron su gestión frente a la entidad; igualmente, las críticas de los usuarios que siguieron la sesión a través de redes sociales, no se hicieron esperar.

El diputado citante Renzo García, volvió a recordar los recursos que se dejaron de percibir por no haberse firmado con el Ministerio del Deporte dos convenios, uno era para Hábitos y estilos de vida saludable y el otro de Escuela deportiva para todos.

“Aquí no podemos seguir tergiversando la información, diciendo verdades a medias”, expresó García, porque uno de los argumentos de Varón fue que para el programa de Hábitos y estilos saludables, aunque fue aprobado técnicamente, “el talento humano que se presentó no cumplía con los lineamientos requeridos por el Ministerio del Deporte”.

A lo que García agregó que es preocupante que Indeportes no cuente con un profesional en carreras afines a la actividad física con 12 meses de experiencia, como señalaba uno de los requisitos o monitores bachilleres, “no me cabe en la cabeza que el Tolima y en los 47 municipios de este territorio no tenga gente preparada”, aunque en el departamento la Universidad del Tolima tiene un programa de pregrado y el Sena una tecnología a fin al deporte.

El asambleísta consultó directamente al Ministerio y la respuesta recibida fue que la convocatoria comenzó en marzo, mes en el que se envió una invitación a Indeportes, asimismo, se señala que el proyecto fue aprobado, pero hasta el 17 de agosto no había terminado de cumplir los requisitos, por ello, en el tiempo que queda de esta vigencia se decidió que no era viable “suscribir el convenio de cofinanciación para la vigencia 2020”, se precisa en un correo electrónico.

En conclusión, según el diputado de Alianza Verde, la región dejó de recibir $284 millones para el programa de Hábitos saludables y $260 millones para Escuelas deportivas, “esto es inaceptable para un departamento pobre como el Tolima (…)”.

En este caso una de las preguntas fue por qué no se hizo una convocatoria pública, la respuesta de la gerente Varón fue que “no se realizó convocatoria pública, porque el Ministerio del Deporte no lo exige dentro de las condiciones del convenio”.

A lo que García añadió que si en el grupo ‘barretista’ no había personas con los perfiles que se necesitaban, se debió abrir una posibilidad para que personas ajenas a dicho grupo político tuvieran una oportunidad, “he definido en esta diapositiva (presentación) que aquí hay una política de la mezquindad, el sectarismo y el egoísmo, uno no puede solamente beneficiar a los de su círculo, aquí tenemos que pensar en todo el Tolima”.

 

Deudas pendientes

Otro punto en que se indagó fue en el pago de entrenadores y monitores, en una muestra de 30 cargos solo 11 estaban relacionados con los deportes, los demás corresponden al área administrativa y jurídica. En cifras, el sueldo de los abogados está por encima de los entrenadores.

También se volvió a recordar la deuda con 34 entrenadores que prestaron sus servicios hace un año y no les han cancelado. El diputado García denunció que los afectados generalmente se quedan callados por temor a no volver a ser contratados.

Por su parte, el asambleísta Marco Emilio Hincapié comentó que la gestión de Varón no ha cumplido sus expectativas y agregó que “la contratación más importante y el apoyo es hacia los entrenadores, la liga y los deportistas; comenzaron a contratar a los entrenadores a siete meses y sé de un caso particular que le bajaron el valor a un entrenador insignia”.

Asimismo, Hincapié le recordó a la Gerente que en octubre de 2019 fue la supervisora de un contrato que tenía un plazo de ejecución de dos meses, el objetivo era la logística para los deportistas tolimenses que participaron en los XXI Juegos Deportivos Nacionales por un valor mayor de $4 mil 789 millones.

Dicho acuerdo, pasado un año tampoco se ha liquidado y existe una deuda pendiente con la unión temporal ‘The True Star 2019’ representada por Miguel Fernando Castillo Zabala, propietario de la empresa Sheffy.

Mientras que el asambleísta Milton Restrepo habló por aquellos deportistas que aún les deben el pago de medallas de oro de 2018 y 2019 por eventos confederados, como lo señala una ordenanza de 2001, uno de los ejemplos citados fue el de la motociclista María Paula Izquierdo.

Y, el diputado Giovanny Molina, dijo que se debe acelerar el proceso de las liquidaciones pendientes tanto la de Sheffy como la de los entrenadores y recomendó que si hay inconvenientes se debería fortalecer rápidamente el equipo jurídico para lograr los pagos, “es el llamado para que rápidamente se actúe, si es que hace falta personal para la liquidación, que Indeportes se concentre porque es la única manera de pagarle a este empresario tolimense y a los 34 entrenadores”.

 

Las ‘perlas’ de la Vuelta al Tolima 

En el cuestionario del debate una pregunta iba orientada a la competencia Vuelta al Tolima, sin embargo, se quedó sin respuesta porque según Varón no era clara. En medio de la sesión el diputado Renzo García recordó la fuerte crítica que se dio a nivel nacional por los irrisorios premios que se tenían estimados al inicio de la competencia, otro dato expuesto es que los datos de la empresa encargada de la logística del certamen coinciden con un asadero y restaurante de Neiva, Huila.

“A mí me genera inquietud esto, porque uno no sabe si el que contrata tiene la idoneidad o la experiencia (…) no estoy diciendo que hay irregularidades, estoy diciendo que me deja la inquietud, no tiene sentido”.

Mientras que Hincapié agregó que la Vuelta al Tolima también generó burlas a nivel internacional por el valor de los premios que se ofrecieron inicialmente. “Es preocupante que una persona que se para en la tarima, gane más que alguien que viene pedaleando 190 kilómetros (…) quedamos en ridículo a nivel internacional”.

 

Transferencia sigue pendiente

Por su parte, la gerente Sandra Varón explicó que las transferencias de $7 mil 200 millones se han visto afectadas por la pandemia, en el momento “el Gobierno departamental está culminando la ubicación de los recursos para ser transferidos al instituto y así poder ejecutarlos de conformidad con los proyectos de Indeportes”.

Sobre la Vuelta al Tolima mencionó que se presentaron unos “inconvenientes” y le agradeció a las empresas privadas y a las descentralizadas que prestaron su apoyo para pasar la premiación de $24 millones a $72 millones.

En lo que tienen que ver con los pagos pendientes a los entrenadores la funcionaria comentó que “en ningún momento se les ha negado los salarios a las personas que se les adeuda, nosotros tenemos claro cuantos meses son, quiénes son las personas, si se les debe uno, dos o tres meses, se les va a cancelar”.

Igualmente, para las medallas de eventos confederados la Gerente reconoció que se debe de 2017, 2018 y 2019, también expresó que se está recolectando la información con las ligas para precisar cuáles deportistas están pendientes de pago. Se estima que la deuda estaría cercana a los $360 millones.

REDACCIÓN TOLIMA

Comentarios