Crítica situación en Ambalema por falta de agua en 10 barrios

Crédito: ARCHIVO / EL NUEVO DÍALa preocupación de quedarse sin el preciado líquido crece por el número de contagios de coronavirus que siguen activos. Actualmente, el mandatario Justiniano Chacón se recupera de la enfermedad tras estar 15 días hospitalizado en una UCI.
Una deuda cercana a los $70 millones de la Empresa de Servicios Públicos del municipio con Asorrecio, terminó afectando a decenas de familias de zonas vulnerables. El hecho generó que se interpusiera una queja ante la Procuraduría y la Superservicios.
PUBLICIDAD

Con preocupación y rechazo, recibieron en Ambalema la decisión que adoptó la Junta Directiva del Distrito Asorrecio de reducir la cantidad de agua que surte el sistema de acueducto del municipio y que terminó afectando a 10 barrios, al igual que, a varias veredas. 

La medida adoptada por el Distrito surge porque la Empresa de Servicios Públicos Domiciliarios le adeuda al distrito cerca de $70 millones, por cobros del servicio de mantenimiento de los canales por donde se traslada el agua que abastece a la ‘Ciudad de las Mil y Un Columnas’.

El mandatario de Ambalema, Justiniano Chacón Orjuela, dijo que conoció la decisión a través de un perifoneo que se hizo el pasado sábado, “decían que la Empresa de Servicios Públicos les debía unos recursos del pago del transporte del agua desde La Sierra (sector de Lérida) a la vereda Boquerón”.

Y añadió que la gerente de Servicios Públicos, Lyda Marcela Mendoza, no fue citada en ningún momento para conocer de primera mano la decisión de la Junta de Asorrecio o tener algún diálogo para llegar a un acuerdo de pago, que consiste en reducir la circulación de agua de 50 L/s a 15 L/s.

Dicha disminución automáticamente dejó sin el servicio a los barrios Balastrera, Victoria, Versalles, Nicanor, Caja Agraria, Playa Verde, Coloyita Parte Alta, Esperanza parte Alta, Juana Moya y el Centro parte Alta, sectores a los que el agua no llega cuando hay poca presión. También, se caracterizan por ser vulnerables y tener un alto índice de habitantes.

Asimismo, están afectadas las familias que viven en las veredas Danubio, Gamba,  San Martín, Playa Verde y la Minita.

 

¿De dónde surge la deuda?

Chacón Orjuela expresó que el cobro se viene haciendo desde hace aproximadamente cinco años a la Empresa de Servicios Públicos y no se ha cancelado, “la Administración anterior no la pagó y en este año nosotros tampoco, esa tarifa que ellos están cobrando del transporte del agua, nos parece arbitraria e irresponsable de parte del Distrito, tomar una decisión (así) sabiendo que desde 1996 se hizo un convenio con ellos, que (consiste en) que nos prestaban el servicio y que ellos iban a cobrar el servicio de agua del Río Recio a los agricultores de Ambalema y Lérida”.

El acuerdo establecido hace 24 años consistió en que Asorrecio prestaba el acompañamiento y la infraestructura para conducir el agua hasta el tanque de captación, que termina distribuyendo el líquido por las redes de la población.

“Estamos demasiado preocupados, porque si con 50 litros por segundo que nos bombeaban teníamos dificultades para poder llevarle agua potable a la zona rural y urbana, entonces qué será con 15 litros, hoy el municipio ya está en una situación crítica”.

 

Se elevó la queja 

Teniendo en cuenta que el país se mantiene bajo una medida de alerta sanitaria a causa del Covid – 19 y que se debe garantizar la continuidad de servicios como el de acueducto, alcantarillado y aseo, la Empresa de Servicios Públicos en cabeza de la gerente Lyda Marcela Mendoza, ofició a Ricaurte Quesada Falla, presidente de la Junta Directiva de Asorrecio, y a Pedro Antonio Blanco Ortiz, gerente del Distrito, para expresarles que la decisión es “absolutamente irracional e injustificada, rechazamos cualquier medida que afecte contra el suministro de agua que comprometa el mínimo vital de la ciudadanía ambalemuna”.

Igualmente, les recuerda que de acuerdo a la normatividad expedida por el Gobierno nacional, específicamente, los relacionados con la emergencia económica “el servicio de agua no puede ser interrumpido siendo fundamental y desempeñando un papel esencial para garantizar la vida, (…)”, se señala en el documento.

También, se les informa que la queja será enviada a la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, el Ministerio de Salud, la Procuraduría General de la Nación, Cortolima y a la Fiscalía.

Por su parte, el Alcalde agregó que también se contempla instaurar una tutela, “esperamos que el Distrito y su Junta Directiva, reaccionen y recapaciten frente a esta mala decisión que tomaron.

“El mensaje para el Distrito es que nos reunamos, concertemos unos acuerdos de pago y logremos reestablecer 100% el servicio del agua”.

Ante el hecho, los concejales y presidentes de Junta de Acción Comunal han mostrado su solidaridad con el Municipio y especialmente, con la comunidad afectada.

 

Cultura del  no pago

De otro lado, el mandatario Justiniano Chacón Orjuela, hizo un llamado a los ambalemunos para que paguen los recibos del agua oportunamente, pues de los $80 millones mensuales que se facturan, solo se recaudan $20 millones, lo que deja $60 millones de déficit mensual para operar la empresa, “día tras día las deudas, los pasivos laborales y las demandas crecen y va a llegar el momento en que no vamos a poder brindarle agua potable a los usuarios”. 

 

Redacción Tolima

Comentarios