Contraloría halló presunto detrimento patrimonial de más de mil millones en obra de Prado

Crédito: SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍALas obras están paradas desde hace más de un año, lo que preocupa a la comunidad.
El ente departamental consideró que la gestión realizada por el municipio en el área presupuestal, tesorería, contable y contratación para el programa de vivienda Acuarium fue deficiente. Sin embargo, los beneficiarios de este expresaron preocupación por ver cada vez más lejana la culminación del proyecto.
PUBLICIDAD

Este proyecto destinado a las familias de Prado damnificadas por el fuerte invierno de 2011, cada día parece más utópico.

Acuarium que debía haberse entregado hace aproximadamente año y medio ha presentado diferentes inconvenientes en el camino.

Cabe resaltar que para su desarrollo, el Concejo Municipal aprobó el acuerdo no. 006 del 2 de junio de 2017, en el que autorizó al alcalde de aquel entonces obtener recursos mediante empréstito hasta por un valor de $2.200 millones.

No obstante, aún faltaría saber qué pasó con un saldo pendiente, que se conoció el año pasado, de $900 millones de este empréstito que fue hecho con el Banco Agrario de Colombia.   

Según el contralor departamental, Diego Andrés García Murillo, “se evidencia una total ausencia del principio de planeación, además no se encuentra la necesidad de someter al municipio a un endeudamiento, a esta fecha es lamentable el estado de la obra. A su vez encontraron algunas diferencias en las cantidades de obra reconocidas por el municipio avaluadas en $34.683.464”.

 

Los hallazgos

En el informe presentado por la Contraloría del Tolima se registraron tres hallazgos de alcance fiscal y dos de tipo penal.

Estos tienen que ver con un presunto detrimento patrimonial de $8.117.383 dejados de cobrar al momento de realizar el pago de las estampillas pro cultura y pro bienestar adulto mayor, respecto del contrato 106 de 2019, por el cual se hizo la interventoría.

También se incurrió en presunto detrimento por valor de $115’.962.617 con el contrato de obra pública 094 de 2019, que tenía como propósito la construcción de obras de urbanismo.

El tercer hallazgo y el de más valor tiene que ver con la inversión del proyecto por un valor de $1’454.041.320, debido a que los contratos de este no cumplieron con su objeto social, primero por falta de planeación y segundo por no ser viable técnicamente.

Y el último trata de un posible conflicto de intereses, debido a que quienes participaron en el contrato de estudios y diseños también lo hicieron en el de obra pública.

De esta manera, el total de hallazgos fiscales es de $1.578.121.320.

 

Los beneficiarios expresaron su angustia 

Frente al tema, Luis Motta, veedor y beneficiario del proyecto, comentó que las obras llevan más de un año pausadas y que esto sucedió cuando ya se había avanzado en el 70% del proyecto.

Uno de los inconvenientes por los que no se consideró viable Acuarium tendría que ver con el hecho de que no estaba en un terreno viable, pero según el veedor sí es apto y las obras de urbanismo por las que se presentó detrimento, tendrían que ver con la instalación de los servicios públicos.

“Ese tema de servicios públicos son las obras de urbanismo que la administración anterior contrató para que se pudieran entregar los lotes en su debida forma. Ahí es donde está el inconveniente del empréstito porque hay sobrecostos, el contrato se suspendió desde enero y las obras quedaron totalmente abandonadas desde ese momento”, explicó.

Motta refirió que han sido repetitivas las ocasiones en las que han propuesto una mesa de trabajo con la Alcaldía para encontrar una solución, que las 188 familias beneficiarias de Acuarium están dispuestas a sacar el proyecto adelante.

“Una manera podría ser, que es una propuesta que nosotros hemos enviado, que llamen al contratista y liquiden el contrato que se hizo. Tienen que entrar a una conciliación porque al contratista tenemos entendido se le debe un dinero, se liquida el contrato, miren a ver cómo quedan las cuentas por si hay sobrecostos, y al liquidar las obras se podría avanzar en el proyecto”.

 

Falta de voluntad política

Según Motta, quien no desconoce los hallazgos de la Contraloría, expresó que la falta de voluntad de la administración actual ha sido la que ha frenado el avance de Acuarium.

El veedor expresó que la administración anterior mostró disposición debido que en su momento, afirmaron que tenían la capacidad para suministrarle los servicios públicos a este pero las cosas cambiaron.

“El gerente actual dice: no tenemos capacidad para darle agua este barrio, entonces el crecimiento y desarrollo de un municipio se va a frenar. (…) Además, no conocemos hoy que la administración haya hecho un estudio de suelos, donde haya un concepto técnico por el cual no es posible construir allí”.  

Sobre los $900 millones restantes por girar del empréstito, comentó que a través de derecho de petición presentado al Banco Agrario conoció que el desembolso se había hecho.

“Estamos enviando un derecho de petición para preguntarle a la Administración actual si realmente lo recibieron o no”.

 

DATO

El proyecto beneficiaría a un gran número de niños, adultos mayores y madres cabezas de hogar.

Tolima.

Redacción Tolima

Comentarios