‘Ojalá el Gobierno departamental nos apoye’: Alcalde de Alpujarra

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DIAEl actual mantenimiento vial se hace con recursos del Municipio y el Comité Departamental de Cafeteros.
La recuperación de las vías secundarias y terciarias, al igual que, la construcción del puente que conecta a los habitantes con Neiva, Huila, son dos de las necesidades más sentidas en esta parte de la región.
PUBLICIDAD

Actualmente, los habitantes de Alpujarra atraviesan una crítica situación por la falta de vías, el invierno y la falta de una inversión oportuna en la carretera Dolores – Alpujarra, dejaron a esta población cafetera en ‘jaque’.

El mandatario Albeiro Trujillo Castro explicó a EL NUEVO DÍA que esta semana se inició una intervención a través de un convenio con el Comité Departamental de  Cafeteros, apoyo que se había gestionado desde noviembre, pero que se concretó hasta este mes.

Agregó que el acuerdo es por $130 millones, de dicho recurso la Alcaldía aportó $100 millones y dos volquetas, mientras que el Comité brindó el dinero restante, al igual que, tres volquetas, una motoniveladora, un buldócer y un retrocargador.

En cuanto al objeto del convenio que tiene una duración de 24 días hábiles, es intervenir 15.2 kilómetros del corredor Alpujarra – Dolores, es decir, la vía que es del orden departamental. Cuando se tenga movilidad, se informará a las empresas de transporte intermunicipal Velotax y Autofusa, para que regresen a prestar el servicio.

“Una vez se haga esto, se le comunicará a las empresas que ya por lo menos el área de nuestra jurisdicción (es transitable) y con la tarea que también viene haciendo el Alcalde de Dolores, para que se restablezca el transporte.

“Me preocupa un poco que por la vía principal, seis kilómetros entre la quebrada La Bolsa y la cabecera de Dolores, todavía no tienen ningún doliente”, comentó el mandatario.

La intranquilidad radica en que si no se interviene ese tramo que está en total deterioro, las empresas transportadoras, se mantenga en su decisión de no regresar a Alpujarra, “ojalá el Gobierno departamental tome esa medida de apoyarnos y reparar por lo menos esos seis kilómetros de la jurisdicción de Dolores”.

Trujillo mencionó que la intervención empezó por los puntos críticos y que si se logra un trabajo sin contratiempos climáticos, en una semana los alpujarreños podrían contar con una conexión transitable, pero el objetivo es que pasados los 24 días, queda en buenas condiciones y así alivianar la angustia de residentes y productores de esta población del sur del Tolima.

De otro lado, una de las críticas por parte de algunos habitantes es que no es muy notaria la gestión que hace el primer mandatario, a lo que respondió que le gusta hablar con hechos, “hay veces que la gente puede ver los convenios escritos pero finalmente, la gente entiende la gestión cuando ve la operación en terreno y fuera de eso, a veces esos convenios que se firman tienen un lapso, mientras se firman y se ejecutan, se genera en redes sociales una cantidad de especulaciones y comentarios, soy dado a informar con hechos”, precisó Trujillo Castro. 

 

Recursos para vías terciarias tuvo que ‘sacrificarse’ 

Alpujarra tiene 174 kilómetros de vías terciarias que se encuentran en deterioro y están a cargo del Municipio. También, hay 46.7 kilómetros que son responsabilidad del Gobierno departamental, de esta cifra aproximadamente 20.5 kilómetros tienen pavimento, pero está deteriorado.

En cuanto a inversiones se recuerda la de 1994, año en que la Administración seccional destinó recursos para 19.5 kilómetros y en 2010 durante el gobierno de Óscar Barreto se arreglaron cinco kilómetros, es decir, que desde hace una década no se destinan recursos del Departamento para las vías que están a su cargo en esta zona.

Al preguntarle al Alcalde qué apoyo le ha manifestado el Gobierno departamental en medio de la actual emergencia, indicó que por ahora los esfuerzos están centrados en Dolores, zona en la que hay derrumbes, deterioro vial y pérdida de parte del corredor principal.

“Sinceramente digo que me siento un poco abandonado y siento que me ha tocado actuar solo porque sé, que inclusive la Secretaria de Infraestructura había hablado de la posibilidad de enviarme maquinaria, pero en este momento es un tema incierto porque tiene poca (…).

“Frente a esta situación, lo que digo es que en mi jurisdicción finalmente la Gobernación no ha hecho ningún aporte, ni se ha responsabilizado de las vías que a ellos le corresponde”, precisó el burgomaestre.

Aclaró que en este caso, además de contar con un permiso del Gobierno departamental para  intervenir la vía de orden secundario, también, lo hace a través del principio de concurrencia y subsidiariedad, asimismo, que ante la emergencia vial tuvo que “sacrificar” los recursos que deberían destinarse a las vías veredales para adecuar la carretera principal. 

 

Puente Alpujarra – Baraya entre rediseños y adiciones

Luego de cinco licitaciones, en 2017 se adjudicó la construcción del puente Las Delicias que une a Alpujarra con territorio huilense. En esa época se hablaba de una inversión de $5 mil 302 millones para construir un puente vehicular colgante sobre el río Cabrera, en ese entonces, el compromiso era tener lista la estructura, pasados seis meses de la firma del acta de inicio.

Sin embargo, cuatro años después los habitantes siguen esperando que la inversión se materialice. Sobre este tema, el mandatario Albeiro Trujillo Castro, explicó que cuando se iba a iniciar, los encargados se percataron de que los estudios y diseños estaban desactualizados, a lo que se suma que la obra no estaba acorde a la actual Norma Colombiana de Diseño de Puentes.

Al hacer la respectiva actualización se cambió el largo del puente, pues pasó de 68 a 75 metros, igualmente, el ancho de calzada que se había trazado en 7,10 metros pasó a 8, 10. Las nuevas cifras generaron una adición presupuestal de $2 mil 505 millones 385 mil, es decir que el proyecto hoy está valorado en $7 mil 808 millones 214 mil.

Y pesar que se logró la adición y la actualización de los diseños, hay otro inconveniente. “El contratista ya comenzó el acta de inicio, después del proceso de organizar todo lo que se requiere en estructuras y más para poder desmontarlo, desafortunadamente el puente que se va a construir debe hacerse en el mismo espacio en donde está el actual”.

Ahora la pregunta es cómo se moverán los alpujarreños hacia Neiva, pues les queda más cerca que Ibagué, en el proyecto “no se previó un paso alterno, (se planteó) que la gente diera la vuelta por Dolores – Prado – Saldaña – Neiva, se aumentan los tiempos. La gente está preocupada por el tema”.

La salida por ahora, es gestionar con el Ministerio de Defensa y el Ejército Nacional un apoyo con una estructura metálica que se pueda instalar a seis kilómetros del actual, en la vereda Los Medios para conectarlo con la vereda Doche, jurisdicción de Villavieja, Huila, sector que tiene vías transitables y permitiría tener el comercio entre las dos regiones, sin recargar gastos a los habitantes.

 

DATO

Alpujarra está ubicado a 74 kilómetros de Neiva y de Ibagué a 167. Por eso es indispensable tener un paso alterno mientras se construye el nuevo puente. 

 

DATO

Desde hace una más de una semana las empresas Velotax y Autofusa dejaron de llegar a esta población, por el daño vial.

Redacción Tolima

Comentarios