El TUA y los otros ‘dolores de cabeza’ de los distritos de riego

Crédito: Suministrada / el nuevo díaEn Asoprado hay un cobro por $16 mil millones, ante la exorbitante cifra, el distrito procedió a adelantar las respectivas demandas.
En diálogo con EL NUEVO DÍA, los gerentes de Usosaldaña, Asorrecio y Asoprado entregaron un preocupante panorama para este año, pues además de recibir altas facturas por el uso del agua, se tiene un elevado almacenamiento del grano, un precio que sigue a la baja y la llegada de arroz extranjero.
PUBLICIDAD

Además de la caída del precio de la carga de arroz, el aumento en el costo de los insumos y un exceso de almacenamiento del grano, la otra preocupación de los usuarios de distritos de riego, es el cobro de la Tasa por Uso de Agua, TUA, un tributo que sigue poniendo en aprietos al sector. 

 

En Usosaldaña siguen pidiendo rectificación

En el caso de la Asociación de usuarios del Distrito de Adecuación de Tierras de Gran Escala del río Saldaña, Usosaldaña, su gerente Sandra Conde, recordó que a finales de 2020, se conoció una circular del Ministerio de Ambiente, en la cual se explicó la metodología y normatividad vigente, para que las autoridades ambientales facturaran el TUA, sin embargo, las correcciones del cobro hecho en 2020 no llegaron.

“En abril de 2021, Cortolima factura el cuarto trimestre de 2020 y efectivamente no hacen ninguna corrección, toman los mismos coeficientes de escasez, inversión, socioeconómico y de uso, es decir, no acató la circular del Ministerio de Ambiente”.

Conde mencionó que se volvió a adelantar una reunión con la senadora Paloma Valencia y funcionarios de Minambiente en donde se indicó que la “normatividad vigente es la que se expuso en esa circular, que ellos no pueden decir ni más ni menos porque simplemente, en la circular lo que están haciendo es acatando la normatividad”.

Ante la situación, el distrito tiene cursando una demanda de acción de nulidad y restablecimiento del derecho ante un Tribunal Administrativo del Tolima, pues siguen en desacuerdo con el valor cobrado.

En cifras, la TUA de 2020 superó los $3 mil millones a lo que se sumaría intereses moratorios de $215 millones, no obstante, la Gerente de Usosaldaña reiteró que para ellos las facturas se pagaron, esto teniendo en cuenta que cancelaron valores basados en el cobro de 2019 más el respectivo aumento del IPC.

“Pero Cortolima lo tomó como unos abonos y ahora nos está cobrando más de $215 millones de intereses de algo que realmente no debemos”. En cálculos del distrito ya se pagó cerca de $750 millones. Sin embargo, la más reciente factura que corresponde al cuatro trimestre del año anterior, fue por $812 millones.

Ante la situación, Usosaldaña seguirá insistiendo en que es necesario hacer una corrección de facturación. 

 

Percepción desde el distrito Asorrecio 

 

En el norte del departamento la situación no es diferente, según el gerente de la Asociación de Usuarios del Distrito de Adecuación de Tierras del río Recio, Asorrecio, Pedro Antonio Blanco, el TUA aumentó en 22% porque el coeficiente socioeconómico, uno de los componentes de la fórmula para calcular el valor pasó de 0.6 a 0.74.

Dicho incremento “se refleja en la tarifa de riego que hace parte de los costos de producción de nuestros usuarios, que en su gran mayoría son arroceros, quienes están afrontando una situación difícil por los bajos precios”, comentó el directivo. 

Por eso, desde Asorrecio se unieron a la solicitud que busca que se modifique el sistema y método del cobro de la TUA, pues considera que desde su creación se empezó a afectar la competitividad de los agricultores.

“Es un sistema y método complejo que presenta vacíos que causa una mala interpretación por las corporaciones autónomas, como es el caso de la circular 8000-2-03868 del Ministerio de Ambiente, en donde aclara a las CAR cómo debe aplicar la TUA, (pero) se observa que en el caso de Cortolima, ha interpretado mal los datos para obtener el coeficiente de escasez, que afecta directamente el cálculo de la TUA. Hasta la fecha la Corporación no se ha pronunciado”.

En cifras, durante el 2019 Asorrecio pagó cerca de mil 100 millones de pesos y en 2020 el valor bordeó los mil 350 millones de pesos. El desacuerdo fue puesto en conocimiento de la autoridad ambiental, al igual que, por parte de las asociaciones pequeñas que acceden al recurso hídrico. 

Blanco también mencionó que en su momento el tema se elevó directamente ante Minambiente y la respuesta fue la circular, que no generó ningún efecto.

En este distrito se cuentan a la fecha 451 usuarios que están distribuidos entre Lérida y Ambalema.

 

Las angustias no cesan

 

De otro lado, el viernes la Junta Directiva de Usosaldaña adelantó una reunión extraordinaria para analizar los problemas que aquejan a los arroceros, entre las conclusiones está insistir en frenar las importaciones, “el 2020 fue un año de sobreproducción en Colombia, hubo mucho arroz, en los Llanos Orientales ampliaron las áreas y contrariamente el consumo bajó”.

Se estima que el año anterior, el consumo por persona bajó en cinco kilos, lo que hizo que el inventario aumentara y a su vez se generó una reducción en el precio de venta, “en este momento está en $135 mil la carga, pero lo peor es que la tendencia sigue siendo a la baja”.

Ante el panorama los distritos de riego del Tolima y Dignidad Arrocera le solicitaron al Ministerio de Agricultura que durante 2021 no se importe más cereal, igualmente, que el Gobierno nacional compre parte del grano que está en stock y lo distribuya entre la población más vulnerable.

Pero hasta el momento no se ha obtenido respuesta. Por ello, a nivel nacional ya se está hablando de una jornada de protesta para el próximo 12 de mayo.

Lo paradójico del caso es que el sector que sostuvo la economía del país durante la pandemia fue la agricultura, tanto así que tuvo un crecimiento que se estima en 12%, sin embargo, con el paso del tiempo las condiciones para producir alimentos es más compleja, por ello, una actividad indispensable para la seguridad alimentaria se empieza a ver como un negocio de riesgo.

 

La compleja situación de Asoprado

 

En el suroriente del departamento la preocupación es mayor, pues el Distrito de Adecuación de Tierras de Mediana Escala río Prado, Asoprado, que tiene 380 usuarios afronta tres procesos administrativos, uno de ellos involucra un cobro que asciende a los $16 mil millones.

El gerente Juan Guillermo Bahamón Sánchez, explicó que el distrito nació con un derecho adquirido sobre el uso del agua cuando entró en funcionamiento la represa de Hidroprado. En 1964 el entonces Incora y Electraguas, establecieron un acuerdo formal y llegaron a varios compromisos, entre ellos entregar un caudal generado por la turbina cuatro “de 12 metros cúbicos por segundo sin ningún costo, ni de operación, ni de mantenimiento, ni de ninguna otra naturaleza”.

Sin embargo, desde el 2018 Cortolima empezó a cobrar la captación de agua de varios años atrás. “A la fecha a Asoprado le han aperturado tres procesos administrativos internos a la Corporación, de los cuales dos están en instancias jurídicas, que dirime el Tribunal Administrativo de Ibagué o el Consejo de Estado”.

Bahamón Sánchez precisó que el proceso más representativo es la liquidación de cobro, que sería una deuda de Asoprado con la CAR que alcanza los $16 mil millones, “es muy preocupante, estamos en instancias jurídicas y dependemos de lo que resuelva un magistrado, esperamos que se falle en derecho y nos den la razón al respecto”.

Otra de las indagaciones que tendría un fin sancionatorio en contra de la Asociación, empezó hace 10 años y aunque no se ha resuelto, ya existiría un cobro de por medio, que en opinión de las directivas y usuarios del distrito, es incorrecto porque se están desconociendo los derechos adquiridos hace más de 50 años.

“La primera factura que le llegó a la Asociación fue en septiembre de 2018 y liquidaba 11 mil 268 millones de pesos, la componían capital por $6 mil millones y $5 mil millones de intereses. En una sola factura liquidaron desde el 2012 hasta parte de 2018”.

En promedio el valor del trimestre de la TUA sería de $445 millones, “un cobro exagerado muy oneroso, para una asociación que recauda anualmente mil 500 millones de pesos por concepto de agua y nos están proyectando un cobro de mil 800 millones de pesos, técnicamente, ni siquiera el recaudo que se hace por la administración, canalización y distribución de estas aguas para nuestros usuarios, alcanzaría para lo liquidado”.

El Gerente agregó que es preocupante que tributen al campo pero “no hay políticas que realmente incluyan o construyan campo”. 

 

DATO

 

Al cierre de 2020 la carga de arroz paddy estaba en 157 mil pesos y hoy llega a los 135 mil pesos.

Redacción Tolima

Comentarios