ss

Mariquiteños se unieron para darle un ‘respiro’ al humedal El Silencio

Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA Alrededor de 40 personas estarán diariamente en El Rano para las labores de recuperación.

A finales de marzo, ciudadanos mariquiteños alertaron sobre el mal estado del humedal El Silencio, ubicado en la vereda El Rano. Tras conocerse la información, desde diferentes sectores de la llamada ‘Ciudad frutera’ se emprendió una campaña de rescate.
PUBLICIDAD

Según el alcalde Juan Carlos Castaño, en la actividad participan habitantes, la Policía y el Ejército Nacional, la Escuela de Aviación, varios locales comerciales e inclusive dos entidades bancarias que hacen presencia en el municipio.

“Logramos que la Gobernación del Tolima, a través de la Dirección de Gestión del Riesgo se vinculara con otra lancha, igualmente, sensibilizar a Cortolima quien a través del subdirector Guillermo Vallejo, apropiaran unos recursos para apoyar este salvamento del espejo de agua”, dijo el burgomaestre.

El objetivo es estar en la zona hasta que la laguna quede totalmente despejada, por lo que el sábado se evaluará el resultado de la intervención.

Teniendo en cuenta que la especie de berro se reproduce rápidamente, una de propuesta por ingenieros forestales es “hacer un tratamiento con unos líquidos orgánicos, con el ánimo de que el berro se degrade dentro de la laguna, pero sin afectar los ecosistemas y peces que hay entre la laguna”, comentó el Mandatario.

De otro lado, Julio Cesar Robayo, encargado del predio en donde está ubicado ‘El Silencio’, comentó que también se debe generar conciencia sobre las lagunas conocidas como la Bolsa y Agua Sucia, que aunque son más pequeñas también hacen parte del complejo hídrico del Silencio.

Mencionó que aunque valora el gran esfuerzo para limpiar el humedal, se debe buscar una solución de fondo, teniendo en cuenta que el berro se multiplica cada 12 días, “necesitamos la presencia de los estamentos gubernamentales como Cortolima o el Ministerio de Ambiente, no es solo una laguna es un espejo de agua”, precisó. 

 

Dato

Otra labor es analizar los nacederos de agua que alimentan la laguna,  reforestar, cercar el espejo de agua y proyectar la construcción de unos jagüeyes. 

 

Dato

Las labores de despeje iniciaron ayer y van hasta el próximo sábado. Incluye maquinaria pesada y el préstamo por parte de particulares, de unas lanchas para recoger el pasto flotante.

Redacción Tolima

Comentarios