Después de varios reclamos, reiniciaron las clases del semestre A en la UT

Crédito: Jorge Cuéllar - EL NUEVO DÍA. A corte de junio, la Universidad del Tolima tenía 7.732 estudiantes matriculados en la modalidad presencial y 16.272 en el Idead.
Contenido Exclusivo
Luego de adelantarse diferentes diálogos y establecer acuerdos entre las directivas de la Universidad del Tolima y los estudiantes, se logró un retorno a clases que permitirá cerrar el semestre A de 2021. El aprendizaje continuará entre clases virtuales y prácticas presenciales.
PUBLICIDAD

La vicerrectora Académica de la alma máter, María Vianey Bermúdez, explicó que los jóvenes de modalidad a distancia reiniciaron actividades el 3 de julio por lo que finalizarán el 26 de septiembre. Mientras que en los programas presenciales, algunos iniciaron el 6 de julio, otros el día 12 y la mayoría el pasado lunes 26, se espera que los que faltan retomen actividades el lunes 2 de agosto.

“Todos los programas de presencial, independientemente de la fecha en que haya iniciado del 6 julio hasta hoy, inclusive los que iniciarán el 2 de agosto, tendrán que terminar actividades académicas y clases el 29 de octubre, esa es la fecha límite del semestre A”, precisó Bermúdez.

Para lograr dar cumplimento al nuevo calendario, los docentes, estudiantes y directores de programa deberán llegar a acuerdos y redefinir actividades académicas, al igual que, ajustar los acuerdos pedagógicos.

Así las cosas, el inicio del semestre B será el primero de noviembre para la modalidad a distancia y el 22 de ese mismo mes, para los programas presenciales.

 

Fin del campamento de protesta

 

A comienzos de mes, varios universitarios instalaron dentro del campus, el ‘Campamento Ignorados por la UT’, una acción mediante la cual se reclamaba garantías para el regreso a clases en mejores condiciones. Sobre este tema, la Vicerrectora contó que entre el 7 y 22 de julio se adelantaron 11 reuniones con la Comisión de Seguimiento a Garantías que fue creada por el Consejo Académico.

En este espacio se generó un acercamiento entre estudiantes, profesores y los directivos de la Universidad del Tolima, que permitió dialogar sobre las peticiones expuestas, finalmente, se llegó a varios acuerdos que permitieron el levantamiento del campamento.

Los compromisos quedaron plasmados en un documento elaborado por la Dirección Universitaria,  con el fin de darles cumplimiento y estará bajo el monitoreo de una mesa de seguimiento y verificación creada por los docentes. Por ello, los estudiantes levantaron el campamento y entregaron el campus.

Entre las garantías que brinda la UT están flexibilidad curricular y una modificación al calendario, para lograr cumplir con las jornadas académicas pendientes, asimismo, se seguirá emitiendo los respectivos permisos administrativos y académicos, para la participación de la comunidad universitaria, en las actividades propias de las protestas sociales, que se adelantan a nivel nacional.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí
 https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

Redacción Tolima

Comentarios