Alcalde de Rovira se ‘despachó’ por incumplimientos de la Gobernación

Crédito: Imagen tomada de video / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
El mandatario Diego Guerra expresó abiertamente su inconformidad por el número de promesas sin ejecutar a más de 18 meses de mandato de Ricardo Orozco Valero. Al parecer, sigue creciendo el listado de alcaldes no alineados.
PUBLICIDAD

Con el paso de las semanas, se sigue conociendo el descontento que tienen varios mandatarios locales por los compromisos incumplidos del gobernador del Tolima, Ricardo Orozco Valero, con sus municipios. 

A la rebeldía mostrada hace unos días por el alcalde de Cajamarca, Julio Roberto Vargas, se sumó recientemente Diego Guerra, mandatario de Rovira, quien en medio de un discurso y con lista de chequeo en mano, hizo un recuento de las promesas.

El pronunciamiento ocurrió en la reciente visita que hizo el senador Miguel Barreto a su población, espacio en el que aprovechó para recordarle a los asistentes, sobre esos “compromisos pisoteados” y por los cuales no puede seguir esperando y menos a que haya nuevas elecciones.

“Ya estamos a dos años, ya nosotros no podemos seguir ‘teteando’ y seguir esperando que se viene otra campaña y vuelve y apoye”, expresó.

En el listado está un aporte para la construcción de un polideportivo en la vereda La Florida, instalación de gas domiciliario rural, pavimentación de las carreras Cuarta y Quinta del casco urbano, respaldo para proyectos rurales, compra de materiales para entregar a las Juntas de Acción Comunal, “no ha llegado nada, me enteré que están repartiendo un cemento y, la Alcaldía qué, la orientación de planeación dónde queda, o sea estos compromisos pisoteados totalmente”.

Los reclamos también están sobre maquinaria, que aunque llegó, al parecer no está en buen estado. Igualmente, Guerra mencionó el daño de Puente Tuamo, que generó un impacto económico y social para la población, aunque hubo una promesa de apoyo económico, nada sucedió.

“Nos tocó conseguir 450 llantas, fibras (…) y en 11 horas tapamos eso, y allá llegó la Gobernación del Tolima y nada… eso ya quedó así, creo que mejor vamos consiguiendo más llantas, ahí no va haber nada y eso lo prometieron”, comentó.

En temas sociales, los rovirenses siguen esperando $300 millones para el programa de adulto mayor Canitas Saludables.

Pero el reclamo no quedó ahí, “y el invento más grande e importante para Rovira (fue) el laboratorio de café, le pedimos $50 millones y yo pongo $20 millones, ni siquiera a ese invento se ha logrado poner en funcionamiento real, por qué funciona el laboratorio de café, porque yo le he metido la plata”.

Ante esta situación, Guerra optó por recurrir al Gobierno nacional, instancia en la que tuvo eco, según él por la intermediación del senador Miguel Barreto. En la lista de logros se incluye $2 mil 100 millones para el polideportivo de La Plazuela, $2 mil millones en convenio para vías, beneficio a 20 familias con paneles solares para acceder a energía, entre otros.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

 https://digital.enuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

REDACCION TOLIMA

Comentarios