Ley abre posibilidad de tener sedes universitarias en territorios Pdet 

Una preocupación en Chaparral y Planadas es que cuando los jóvenes terminan el bachillerato, las alternativas terminan siendo las labores del campo, ser padres a temprana edad o las sustancias psicoactivas.
Crédito: Foto: Colprensa / El Nuevo Día.
Una modificación a la Ley 749 de 2002 permitirá que instituciones técnicas y tecnológicas, logren cambiar su carácter académico y se conviertan en sedes universitarias en los 170 municipios que están en el Programa con Enfoque Territorial, Pdet. Aunque la propuesta es bien recibida se espera que llegue una oferta  de calidad y acorde a la realidad de las poblaciones.     
PUBLICIDAD

Recientemente se publicó la Ley 2182 por medio de la cual se modifica el artículo 13 de la Ley 749 de 2002 para “fortalecer la educación superior en los departamentos en (los) que al menos tres de sus municipios hayan formulado o estén formulando un Plan de Desarrollo con Enfoque Territorial, Pdet”.

La propuesta fue vista por el consejero presidencial para la Estabilización y Normalización, Emilio Archila, como una forma de incentivar a las universidades para que lleguen a las más de 100 poblaciones que integran los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, Pdet.

Con la Ley “se crean los estímulos necesarios para que las universidades abran sucursales en los 170 municipios que tienen Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial, seguimos creando las condiciones para cerrar las brechas entre las distintas regiones”, precisó Archila a través de su cuenta de Twitter.

En cuanto a la propuesta, lo que se hizo fue adicionar un parágrafo transitorio a la Ley 749 de 2002, que es la que organiza el servicio público de la educación superior en las modalidades de formación técnica, profesional y tecnológica.

En el Artículo 13 se especifica que las instituciones técnicas profesionales y tecnológicas pueden solicitar al Ministerio de Educación, a través del Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior, Icfes, el reconocimiento de cambio de carácter académico a la institución universitaria o escuela tecnológica, si cumple con los requisitos establecidos.

Ahora y durante cinco años, con el parágrafo transitorio, el Ministerio “podrá ratificar la reforma estatutaria conducente al cambio de carácter académico de las instituciones técnicas profesionales y tecnológicas de las que trata el artículo, a Instituciones Universitarias o Escuelas Tecnológicas”, que estén en departamentos en donde al menos hay tres municipios Pdet y manifiesten voluntariamente su intención de acogerse al respectivo trámite.

Igualmente, en el documento se precisa que Mineducación de manera previa, prioritaria y con criterios de enfoque diferencial “prestará el apoyo técnico necesario a las Instituciones Técnicas Profesionales y Tecnológicas Públicas, para que estas de manera autónoma den cumplimiento a los requisitos de calidad y de prestación del servicio, contemplados en la legislación vigente, definidos para el cambio de carácter académico”.

 

‘Capital del sur’ y municipio receptor 


 

Por el lado de Chaparral, el cabildante Jhonnatan Perdomo, coincidió en que la Ley es una alternativa para fortalecer la educación superior en su municipio, que a su vez es receptor de Ortega, San Antonio, Planadas, Ataco, Rioblanco e incluso de parte de Coyaima y Roncesvalles.

“Esta norma va a ayudar a instituciones, por ejemplo, como el Itfip que lleva 12 años de presencia en nuestro municipio ofertando carreras como Contaduría, Administración de Empresas e Ingeniería Civil, pero que lamentablemente, a raíz de situaciones administrativas llevan tres años sin ofertar, este artículo le va a ayudar muchísimo a que esa institución vuelva”.

La Universidad del Tolima también está presente a través de la educación a distancia, con una sede que necesita mantenimiento, de la misma forma, la Escuela Superior de Administración Pública, Esap. Sin embargo, hace falta mayor oferta de programas y que sean presenciales.

Perdomo mencionó que a raíz de la pandemia se valoró más el campo, igualmente, se notó un retorno de habitantes, “hay una incidencia a que el joven y la familia vuelva otra vez a creer en los cultivos, en la implementación de estrategias que se pueden establecer por medio de la economía agropecuaria”.

Agregó que existen ejemplos de egresados de la Itfip que se han quedado en el municipio y formado empresa, otros lograron ubicarse en entidades financieras privadas y públicas, aunque hay migración, por lo menos los jóvenes se van con una carrera a buscar nuevos horizontes.

“Le solicitaremos al Alcalde una reunión, ojalá sea esta misma semana, con los coordinadores de las instituciones educativas para que él como primera autoridad, que tiene un Plan de Desarrollo con enfoque Pdet, sea garante, mediador, y que a la vez invite a otras universidades”.

En medio de la oportunidad que da la nueva Ley, se abre la aspiración de poder contar con el interés de instituciones como el Conservatorio del Tolima o de la Universidad Nacional, teniendo en cuenta el alcance que puede tener en al menos seis municipios del sur, “es la oportunidad de darle a unos jóvenes un proyecto de vida muy diferente y con una oportunidad valiosa de ser profesional”. 



 

Una buena idea pero…

 

Esta redacción también habló con Carlos Arturo Arias, veedor e integrante del Grupo Motor de los Pdet en Chaparral, él opinó que al escuchar el anuncio de forma superficial es una propuesta buena, pero al hacer un análisis profundo, podría ser una estrategia en medio de la coyuntura política que vive en el país y no se estaría buscando un real desarrollo, que es lo que quieren los habitantes de las zonas golpeadas y abandonadas por el conflicto. 

Agregó, que la educación indiscutiblemente va ligada a diferentes temas que deben articularse como es la nutrición, pues un joven con hambre no rinde académicamente, igualmente, a la oferta laboral, ya que aunque se hace el esfuerzo para ser un profesional, una opción es irse a otra región o inclusive cambiar de país. 

“Estos modelos de gobierno que hay en Colombia, no le apuntan al desarrollo económico del país, por lo menos a la ciencia y la tecnología, los países que se han desarrollado le han apuntado a estos campos y lograron grandes avances”. 

Arias mencionó que en los municipios no es fácil acceder a la educación superior, pues existe una marcada diferencia entre la educación que se recibe en zonas remotas y la de un colegio privado,  además de sobrepasar dicha brecha, los estudiantes deben trasladarse a las ciudades capital y con el esfuerzo de su familia buscar formas de sostenimiento por cinco años. 

Igualmente, comentó que en la conocida ‘Capital del sur’ existe una sede de la Universidad del Tolima en el barrio Tuluní , “está (la solicitud) de ampliación, es decir, que existan otras carreras, eso está en las iniciativas Pdet”. 

Añadió que de establecerse una institución de educación superior se benefician Ataco, Planadas, Rioblanco, San Antonio, entre otros, por lo que la pregunta vuelve a ser “Chaparral tendría la oferta de empleo para estos muchachos, no está preparado para este avance, estoy seguro que ninguno de los 170 municipios están preparados para ello. La idea es buenísima, pero a eso falta añadirle muchas cosas”, precisó.

 

Se espera una oferta educativa acorde al territorio

 

En el Tolima, los municipios Pdet son Chaparral, Planadas, Rioblanco y Ataco, lugares en los que la ciudadanía espera desde hace bastantes años contar con una oferta académica amplia y acorde a su realidad, pues una vez los jóvenes se gradúan del colegio, son pocas las opciones que hay para construir un proyecto de vida. 

Para la concejal de Planadas, Leonoricel Villamil, la Ley brinda una importante oportunidad para que instituciones de educación lleguen a su municipio, que es lo que se busca actualmente desde la Administración municipal y la Corporación, “han pasado cosas porque los jóvenes no han tenido las oportunidades de estudiar y formarse.

“Realmente en Planadas los muchachos necesitan esas oportunidades, pero que lleguen basadas a lo que el muchacho desee estudiar, no que se le imponga una carrera porque eso es algo que también nos afecta”.

Por ello, lo que esperaría en esta población cafetera, ubicada en el extremo sur, es que la oferta educativa esté relacionada con el agro. En 2021 el alcalde Jhon Jairo Hueje, presentó un proyecto de acuerdo para disponer de un predio del municipio y crear un sede educativa superior, hasta ahora se ha notado un interés de universidades como la Minuto de Dios, del Tolima y de Ibagué.

“La idea es que se dé en comodato, para poder reconstruir las instalaciones que están ahí y que estos muchachos tengan la oportunidad de estudiar las carreras que ellos desean”, precisó Villamil.


 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico

 

Redacción Tolima.

Comentarios