En Piedras hay estudiantes sin recibir clases por la falta de un docente capacitado

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍAFiltración de agua en la sede Chicalá ubicada a cinco kilómetros de la zona urbana de Piedras.
Contenido Exclusivo
Padres de familia de la vereda Chicalá, ubicada en la zona rural de Piedras, llevan meses de preocupación e insistencia a la Secretaría de Educación para que le asigne un docente a la Institución Educativa Técnica Fabio Lozano y Lozano de dicha vereda, pues manifiestan que a sus hijos se les está vulnerando el derecho a la educación.
PUBLICIDAD

Se estima que son 40 estudiantes los que integran este centro educativo que va de grado cero a quinto, y para su funcionamiento se disponen dos docentes, uno que imparte clases a tercero, cuarto y quinto y el segundo se encarga de los estudiantes de grados transición, primero y segundo.

Sin embargo, desde el comienzo de clases presenciales este año, la sede Chicalá solo cuenta con  la docente que orienta a los tres grados más avanzados de la básica primaria y, como indicaron los padres de familia, amablemente distribuye su tiempo y las clases para enseñar en los seis niveles escolares.

Mariana Hurtado, madre de familia de dos niños que integran la institución comentó, “tengo un niño en preescolar y el otro en tercero, y sin ese docente ellos solo veían clase entre dos a tres días a la semana y así no aprenden bien; además, a la profesora le estaba quedando muy pesado y por eso ahora solo hay clase para los de tercero, cuarto y quinto”.

En esta misma línea, María Catalina Cabezas como acudiente de una estudiante de primero de primaria dijo, “cómo es que vamos a esperar otro año por un profesor, los niños ahora no están aprendiendo nada y el docente que nos nombraron hace poco ya es muy adulto y no maneja bien la tecnología, antes toca ayudarle, por eso le hemos solicitado al secretario un docente capacitado y la respuesta de siempre es que ya está pero que debemos esperar que trasladen al señor que está acá sin ejercer”.

Toda esta situación origina falencias formativas en los estudiantes, que los padres de familia comienzan a ver como relató María Cabezas “el nivel académico esta pésimo, se está cayendo la educación acá. Hace poco fueron las pruebas Saber y el día que los niños las estaban presentando se fue el internet, entonces, a parte de las falencias que tenían, ahora no pudieron desarrollar toda la prueba de conocimiento; este colegio va de mal en peor”.

Más problemas

Por otra parte, la infraestructura de la institución está en malas condiciones y se filtra el agua, la sala de informática se inunda constantemente y no cuenta con el servicio de energía. 

Finalmente, Cabezas manifestó que están solicitando la minuta del PAE porque no consideran que la alimentación de los estudiantes sea balanceada debido a los ingredientes que envían para la preparación de los alimentos.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.
¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!
https://digital.elnuevodia.com.co/library
También lo puede adquirir en físico.

 

Redacción Tolima / EL NUEVO DÍA

Comentarios