Comunidad adecuó paso provisional por puente de Las Señoritas

Crédito: Captura de video / el nuevo díaEl pasado 30 de mayo empezaron a transitar vehículos por el puente.
Esta semana los pobladores circunvecinos al puente de Las Señoritas, que une a Chaparral con Ataco, culminaron una intervención en la estructura que permite un paso provisional. El gobernador Orozco aseguró que están en proceso los estudios y diseños para nueva estructura en este punto.
PUBLICIDAD

Fruto del esfuerzo y arduo trabajo de la comunidad, el pasado lunes terminó la adecuación de lo que se puede denominar como un paso provisional por el puente Las Señoritas, el cual conecta a Chaparral con Ataco, al sur del territorio tolimense.

Esta estructura se vio afectada seriamente el pasado 11 de marzo a raíz de la caída de una roca de gran envergadura que hizo colapsar el puente de 72 metros lineales.

El primer reto que tuvo la comunidad consistió en la remoción de la piedra de unas 20 toneladas. 

En diálogo con Leider Trujillo, presidente de la junta de acción comunal de la vereda Las Señoritas, explicó que inicialmente desde la secretaría de Infraestructura Departamental se les manifestó que a la semana siguiente del suceso iban a asignar una partida mínima para retirarla.

“Nos quedamos confiados con la situación, pero a la semana siguiente nos comunicaron que había que esperar el informe técnico del Invías y no se podía proceder”, acotó el hombre.

Unión de voluntades

A finales de marzo pasado se reunió la comunidad para definir el derrotero a seguir, lo que arrojó la iniciativa de enviar una comisión a la Gobernación del Tolima para exigir el mejoramiento.

No obstante, días más tarde, “algunas personas, sin hacer tanta publicidad empezaron a trabajar en el tema y los demás nos animamos”, mencionó Trujillo.

Para retirar la roca fue contactado un hombre con un taladro que “empezó a perforarla, la demolieron y la lanzaron al río. Se colocaron unas especie de mechas controladas para tal fin. Por ahí se recolectó un millón de pesos que cobró el señor por demolerla”, dijo Trujillo.

En adelante se concertó trabajar cada lunes en el mejoramiento, pero fue tal la aceptación que las labores se extendieron a varios días por semana.

 Lo que se hizo

De acuerdo con Trujillo, las comunidades circunvecinas al puente Las Señoritas emplearon unos gatos hidráulicos para nivelar paulatinamente la estructura, esto fue soportado con troncos de madera. En cuentas concretas, el puente ascendió unos tres metros hasta encajar con los estribos originales.

“Cuando encajó con el estribo lo aseguramos con guayas de acero a unos soportes que ya tenía para amarrarlo. Una vez levantado, en la parte que estaba hundida, hizo que descendiera el tramo levantado y así volvió a su posición original” expresó el presidente de la JAC.

No obstante, uno de los extremos terminó muy retorcido, así que se adecuó una estructura en madera, cimentada con tierra y material, a manera de carreteable de 1.90 metros de ancho para conectar con el puente.

Así pues, con ese ancho alcanzan a cruzar camperos, preferiblemente sin carga, vehículos pequeños, motocicletas y, naturalmente personas: “El ancho fue pensando solo en ese tipo de carros y para que no se vayan a meter turbos, volquetas, camiones porque es peligroso”, acotó Trujillo.

Puente Las señoritas

Gestión departamental

Esta redacción le consultó al gobernador Ricardo Orozco por la respuesta institucional a este punto de la geografía tolimense.

“Estamos con los estudios y diseños, yo lo dije ya. Teníamos dos opciones con el Invías, meterle $1.500 millones y dejar un puente de 10 toneladas ahí maquillado o hacer estudios y diseños para construir uno más grande en concreto que tenga capacidad para 52 toneladas”, expresó.

El gobernador manifestó que se decantó por la segunda opción, así como optó en Villarrica con una situación similar, por lo que se avanza en el proceso de los estudios y diseños.

“Yo no voy a poder resolver un problema en ocho o 15 días porque las herramientas que tiene el Estado no me lo permiten, pero nos vamos a demorar un poquito y les vamos a dar una solución de fondo real”, acotó Orozco.

Al ser consultado acerca de los plazos, contestó que “lo que demora estudios y diseños, más o menos unos dos meses que puede durar, mientras se saca la licitación, se adjudica y de ahí para allá unos 45 días o dos meses para que nos entreguen los estudios y diseños”, concluyó.

Dato

Los pobladores refieren que de construir o adecuar otro puente sería ideal pensar en otro lugar, porque en la ubicación actual la montaña es muy inestable, así que existe riesgo de que caigan rocas o material y afecte cualquier tipo de obra.

 

El Nuevo Día

Comentarios