Despidieron a las víctimas de la masacre de Calarma

Crédito: Noticias Plec / EL NUEVO DÍALas personas del municipio acudieron de manera masiva a despedir a esta familia.
La misa se cumplió en la misma capilla y el último adiós en el Cementerio San Juan Bautista del municipio.
PUBLICIDAD

Los chaparralunos despidieron ayer a las cuatro víctimas de la masacre ocurrida en el corregimiento Calarma, donde fueron asesinados de manera brutal, la líder social Elizabeth Mendoza Taque, su esposo Marco Tulio Molina Rada, su hijo de 16 años de iniciales C.A.M.M., y el sobrino del hombre, Fabián Ricardo Verján Cortez.

La despedida

Es de recordar que se conoció del atroz crimen, primero al hallar los cuerpos de la mujer y su hijo menor de edad, los cuales fueron degollados y con signos de violencia. 

Asimismo, en el río Tetuán el del esposo de la mujer y por último, decapitado a Fabián Ricardo Verján Cortez, los cuerpos fueron trasladados hasta las instalaciones del Instituto de Medicina Legal en Ibagué, luego de cumplirse con los análisis de necropsia, plena identidad y otros exámenes de este asesinato colectivo.

Ya en horas de la noche del jueves, los cuerpos llegaron a Chaparral, donde se realizó una pequeña velación en Funerales Pasión de Cristo y ayer con un acompañamiento multitudinario los despidieron. 

El asesinato

Las cuatro personas que residían en la vereda Calarcá Tetuán del corregimiento Calarma, jurisdicción de Chaparral, fueron vistas por última vez el lunes 23 de mayo durante una jornada de vacunación de la Alcaldía. 

El miércoles 25 de mayo fueron hallados asesinados primero la líder Elizabeth Mendoza Taque, de 38 años de edad, quien era la presidenta de la Junta de Acción Comunal de la vereda y su hijo adolescente. 

Al día siguiente su esposo, quien también fue presidente de la JAC, Marco Tulio Rada, de 51 años y por último el sobrino de este último, Fabián Ricardo Verján Cortez, quien era vocal de la JAC. 

Las autoridades, ofrecieron una recompensa de hasta 80 millones de pesos por información sobre el cruel asesinato. Asimismo, señalaron que la hipótesis que tenía más fuerza sobre el homicidio colectivo era por el hurto de cerca de 15 millones de pesos producto de la venta de un ganado.

 

REDACCIÓN JUDICIAL

Comentarios