En incertidumbre el destino del hotel Ambalá

Hélmer Parra - EL NUEVO DÍA
Crédito: Hélmer Parra - EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
En aproximadamente tres meses, una consultoría contratada por el Gobierno departamental, dará luces de cuál es la mejor alternativa para lograr que la emblemática edificación vuelva a abrir sus puertas.
PUBLICIDAD

El 9 de noviembre de 2018 cerró sus puertas el emblemático hotel Ambalá, debido a que el arrendatario de ese entonces, la Cooperativa Cooservimos no renovó el contrato, decisión que generó que más de 30 personas quedaran desempleadas.

Pasados tres años y siete meses, el futuro de esta edificación sigue siendo incierto, pues la Administración seccional aún no logra estructurar una propuesta que le permita volver a abrir sus puertas.

Sobre este tema habló Sandra Patricia Acevedo Leiva, secretaria Administrativa (e) del Departamento, quien contó que recientemente fue adjudicada una consultoría por un valor superior a los $350 millones, que ya inició su ejecución y tiene un plazo de tres meses.

Transcurrido este tiempo, “vamos a tener el detalle completo técnico, financiero y jurídico, para tener la certeza de que el destino que se le vaya a dar al hotel Ambalá esté respaldado por una empresa, que nos diga cuánto es el valor de la inversión, cuál es la condición jurídica en la que se puede entregar, (definir) todo el modelo financiero que se quiere construir a través de este proyecto”, explicó la funcionaria.

De otro lado, según la información publicada en el portal de contratación Secop II, el objeto de la consultoría es adelantar una estructuración técnica, económica y jurídica del modelo de negocio para la formulación y gestión del manejo del hotel, el monto de los recursos destinados para ello fue de $381 millones 154 mil.

El contrato fue adjudicado el pasado 23 de mayo a la Sociedad Colombiana de Arquitectos Regional Tolima.

Acevedo Leiva mencionó que la edificación, que tiene un poco más de 50 años, debe seguir prestando servicio hotelero, “lo único que va a variar son las condiciones contractuales en las que se entregue, es decir, si se va entregar a través de arrendamiento, una Alianza Público Privada, pero obviamente, cualquiera de las figuras jurídicas que se vayan a desarrollar tienen que estar basadas en el modelo que se va a crear con este estudio”.   

 

Condiciones físicas

Entre las preocupaciones que genera el prolongado cierre, es el nivel de deterioro en que se encuentra la edificación. La Secretaria indicó que el Gobierno departamental lo mantiene en óptimas condiciones, sin embargo, muestra deterioro por la falta de uso.

Suministrada / El Nuevo Día

“Pero (se hace) limpieza, mantenimiento preventivo, mantenimiento correctivo pues las lluvias han generado filtraciones en las placas, pero ya vamos a empezar la construcción de una sobrecubierta de primeros auxilios, (que son del tipo) de las que el Ministerio de Cultura instala como primeros auxilios en las construcciones declaradas como monumento cultural”, precisó.  

 

“El Departamento y los organismos de control deben tomar medidas”

Meses después del cierre, se adelantaron varias sesiones en la Asamblea Departamental con el fin de encontrar salidas para no dejar decaer un inmueble que hace parte del inventario de bienes de los tolimenses, y aunque en su momento se escucharon varias ideas a la final ninguna se concretó.

Al consultar al diputado Carlos Reyes, quien ha hecho seguimiento, dijo que es preocupante que a la fecha no se han tomado decisiones sobre el inmueble.

“Nosotros le hemos pedido en varias ocasiones, desde el principio de periodo al Gobierno departamental, al Gobernador, a la Secretaria Administrativa que tomen una decisión frente al Hotel, llevan más de dos años y medio sin que se decidan”.

Reyes cuestionó que pasado tres años, se hable ahora de adelantar una “consultoría técnica y jurídica que vale $300 millones para decidir qué van a hacer, creo que esa demora y todas esas cosas que han pasado y la falta de decisión del Gobierno departamental frente a ese bien público, lo que configura es un claro detrimento”.

Recordó que en 2019 desde la Asamblea se propuso buscar con el Sena, la oportunidad de que funcionaran allí los programas de hotelería y turismo, igualmente, crear una Alianza Público Privada para reactivar el bien, sin embargo, las propuestas no habrían sido tenidas en cuenta.

El asambleísta reiteró que el paso del tiempo juega en contra de la infraestructura, pues se evidenciaría un marcado deterioro, como se lo han comentado varias personas, hecho que hace pensar que una adecuación tendrá un alto costo.

“El Departamento y los organismos de control deben tomar medidas, le pido a la Procuraduría que haga un seguimiento en este sentido para que no se siga deteriorando el patrimonio público del Tolima”.

Finalmente, agregó que contratar un estudio para saber qué hacer, es “gastar más plata inoficiosamente, creo que hay que tomar una decisión pronta”. 

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library 

 

REDACCIÓN TOLIMA

Comentarios