El empréstito de la ‘discordia’ entre concejales y el Alcalde de Dolores

Archivo / EL NUEVO DÍA
Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍALa solicitud de ampliar el tiempo de las facultades para el crédito, se discutirán hoy en la Comisión de Presupuesto del Concejo de Dolores.
Contenido Exclusivo
En 2021 las mayorías en el Concejo le entregaron facultades al mandatario César Giovanny Herrera Peña por un año, para adquirir créditos hasta por $3 mil 200 millones, sin embargo, hasta el momento dicho trámite financiero no se ha adelantado y el plazo está por terminarse.
PUBLICIDAD

El alcalde de Dolores, César Giovanny Herrera Peña, radicó ante el Consejo municipal un proyecto de acuerdo con el fin de ampliar el tiempo de la autorización que le habían entregado en 2021 para suscribir uno o varios empréstitos, propuesta que hace teniendo en cuenta que en septiembre se cumple el año de plazo que le habían otorgado.

Esta petición del Ejecutivo no fue bien recibida por cuatro cabildantes de los nueve que tiene Dolores, pues argumentan que es una deuda que se está adquiriendo prácticamente a menos de año y medio de terminarse el mandato de Herrera Peña y que pasados 12 meses no se conoce quiénes serán los beneficiados.

El concejal Víctor Rodríguez contó que en agosto de 2021, cinco cabildantes le autorizaron al burgomaestre la posibilidad de adquirir créditos con un tope establecido, pero no se avanzó en el tema, por ello surgió la solicitud de agregar seis meses más.

Agregó, que pasado un año se desconoce cuál proceso de ese crédito, además, quedaría 15 meses de mandato, “esos $3 mil 200 millones serían para el municipio una deuda muy dura para pagar, los intereses del año pasado a esta época también han subido e inclusive puede haber un detrimento patrimonial.

“Igual, no es justo que a estas horas de la vida un alcalde vaya hacer un crédito y dejar endeudado el municipio, sin él tener ninguna responsabilidad, porque obviamente no va a pagar un solo peso de ese crédito”.

A lo que hace referencia Rodríguez, es que por los tiempos de gracia que manejan este tipo de temas financieros, el crédito empezaría a ser cancelado en la próxima administración, “hasta la construcción de las obras que aquí se contemplen, lo único que él va hacer es licitar”.

Añadió, que no se oponen simplemente por hacerlo, sino porque fiscalmente Dolores no estaría en condiciones. De otro lado, el proyecto que fue radicado a pocos días de terminarse el período de sesiones ordinarias, será discutido hoy en Comisión de Presupuesto, de pasar dicho filtro llega a discusión y aprobación en plenaria, esto teniendo en cuenta que el Alcalde contaría con cinco concejales a favor.

Rodríguez también llamó la atención en que a comienzos de agosto intentó hacer control político a la Secretaría de Gobierno, para conocer a través de esta cartera cómo avanzaba el trámite del empréstito, pero su proposición fue hundida por los cinco cabildantes de las mayorías. Ante la negativa, la alternativa fue enviar un derecho de petición al Alcalde como ordenador del gasto y jefe de la Administración municipal. 

Los otros interrogantes 

Por su parte, el cabildante Samuel Bernal Cardozo dijo que el año anterior no estuvo de acuerdo con la propuesta porque el objetivo final que es mejoramiento de vivienda y de vías, se podría atender con gestión ante diferentes entidades del orden departamental y nacional, “el proyecto carecía de mucha información, dice $2 mil millones para mejoramiento de vivienda pero no precisa cuántos mejoramientos, ni de cuánto es el monto” de cada uno.

Asimismo, se habla de invertir mil 200 millones de pesos en vías pero no se conoce las direcciones de cuáles serán y cuántas son, “entonces para hacer control político a los recursos queda muy difícil”. Igualmente, cuestionó que no se conoce alguna proyección bancaria, el plazo para pagarlo, menos la posible tasa de interés.

Bernal Cardozo comentó que hace poco se llevó una “sorpresa” con el proyecto de acuerdo que busca modificar tres artículos del acuerdo de 2021, porque es ampliar el plazo para hacer un empréstito que podría estarse concretando en noviembre, a ese momento “ya no le faltaría sino un año, entonces un alcalde que le deje una deuda faltando un año de $3 mil 200 millones más intereses, no tiene presentación”.

Añadió que al final, la responsabilidad del endeudamiento es de los concejales que aprueben la propuesta del mandatario y reiteró que mantendrá el voto negativo.

“Le he dicho a los concejales, que la idea no es estar en contra del Alcalde, es hacer las cosas bien hechas, porque para eso lo elige a uno el pueblo”, precisó.

Desde la comunidad opinó Primitivo Espitia, caficultor de Dolores, quien expresó que no está en contra de que se hagan inversiones, sino de la forma y la aparente falta de planificación.

“Desde un comienzo hablaron que era para mejoramiento de vivienda, pero no dicen cuántos van a salir favorecidos, no se tienen nombres de las personas (beneficiadas), por eso es que siempre los dineros del erario público se salen embolatando porque los administradores no son claros, en qué van hacer”. Otro de los interrogantes es cuántos son los metros de calles que se van a pavimentar.

Ante la falta de precisión, la percepción es que el crédito quedaría “suelto” a disposición del mandatario, “eso no debería ser así, porque son dineros del erario público que corresponde al pago de impuesto que hacemos todos los ciudadanos”, concluyó.

 

¿Qué dice el Alcalde?

Por su parte, el mandatario César Giovanny Herrera Peña explicó que en su población, aproximadamente, el 90% de las viviendas de la zona rural carecen de pisos, unidades sanitarias o cocinas, asimismo, hay algunas en las que “cuando llueve, llueve más adentro de la casa que fuera de ella”.

Ante estas carencias pasó la propuesta del empréstito ante el Concejo y precisó que $2 mil 200 millones se destinarán a mejoramiento de casas rurales y mil millones para pavimentación en el casco urbano, “el Municipio no tiene para hacer la inversión sin hacer un crédito de esta clase’’, expresó. 

Igualmente, solicitó ampliar el tiempo de las facultades “por la necesidad de los campesinos, de muchas madres cabeza de familia y de muchos discapacitados en nuestro municipio y realmente es un proyecto que va a beneficiar”.

En cuanto a la opinión de los cuatro concejales que están en desacuerdo, indicó que siempre votan negativo a sus propuestas, pues no acompañaron su propuesta política “no quisieron aprobar el Plan de Desarrollo, nunca han querido aprobar el presupuesto del Municipio, son cuatro concejales que se han dedicado a poner talanqueras al desarrollo y progreso.

“Son personas que se han opuesto, por decir simplemente que no, porque no hemos aceptado pues obviamente las presiones que siempre han querido hacer a la Administración municipal”.

De la misma forma, señaló que el crédito no se ha hecho y que está buscando las mejores condiciones financieras, al igual que, que tasas de interés favorables. Igualmente, expresó que está comprometido ha sacar adelante la iniciativa en el tiempo que le resta de administración, pues en algunos años los mejoramientos de vivienda podrían llegar a los $30 millones.

Precisó que el tiempo no es inconveniente y que alcanzará a ejecutar en un cien por ciento sus propuestas. 

 

Dato

Los concejales que están en desacuerdo con la ampliación del tiempo para adquirir el emprestito son Víctor Rodríguez, Samuel Bernal Cardozo, Januario González Pacheco y Diego Conde Alarcón.  

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí  

https://digital.elnuevodia.com.co/library 

 

REDACCIÓN TOLIMA

Comentarios