ADR definió salidas para no dejar morir el ‘Triángulo del Tolima’

ADR
Crédito: Archivo - EL NUEVO DÍA En lo que corresponde al cobro de la Tasa de Uso de Agua, TUA, el director Carlos Santana explicó que se logró una liquidación final mucho menor a lo cobrado inicialmente por Cortolima, motivo por el cual la ADR estaría al día con dicho tributo ambiental.
Contenido Exclusivo
Tras adelantarse un estudio financiado por la Agencia de Desarrollo Rural, se logró determinar que es necesario invertir más de un billón de pesos para culminar la inconclusa mega estructura ubicada al sur del Departamento. Con un diagnóstico claro, la decisión final está en manos del Gobierno nacional.
PUBLICIDAD

Uno de los proyectos inconclusos que genera mayor preocupación y expectativa entre los tolimenses es el distrito de riego Triángulo del Tolima, una obra inconclusa que está frenada desde hace varios años y sobre la que recae el anhelo de potenciar 22 mil hectáreas en producción agrícola.

El tema que ha sido discutido en diferentes esferas, estaba frenado porque se desconocía el valor del presupuesto que se requiere para culminar la Fase III, la cual consiste en la construcción de los canales interprediales, es decir, las estructuras que llevarán el agua a cada predio.

Finalmente y luego de que la Agencia de Desarrollo Rural, ADR, destinara $3 mil 823 millones a través de Findeter para la actualización de los estudios y diseños, se logró establecer que para terminar la mega obra que es vista como un gran ‘elefante blanco’ se requiere de un billón de pesos.

El director de la Unidad Técnica Territorial Tolima de la ADR, Carlos Santana, explicó que ya se presentó ante el Ministerio de Agricultura una Hoja de Ruta para concluir la estructura, esta incluye las posibles salidas para no dejar morir el distrito.

La propuesta incluye “una alianza público privada, recursos del presupuesto o de crédito, pero ese es un tema que lo define Planeación Nacional y el Gobierno nacional.

“La segunda alternativa que le hemos planteado, es el Plan de Operación Parcial que es coger a 506 predios que (suman) alrededor de 5 mil 762 hectáreas que son los predios que quedan hasta 50 metros de distancia de los canales y suministrarles el servicio de agua para riego”.

Santana señaló que tras adelantar un censo entre los posibles beneficiarios, se pudo establecer que en 160 predios que representan 3 mil 904 hectáreas, los propietarios mostraron interés, pues en dichas zonas actualmente hay producción de arroz, flor de jamaica, melón, sandía, maíz, cachaco, ganadería, entre otros.

En esta alternativa la idea es que la ADR, por medio del operador que contrata para el mantenimiento y cuidado de la estructura, se construya la infraestructura necesaria como es “la conexión de estos predios al distrito de riego, se instalarían los medidores, se defina un plan tarifario y el reglamento de operación del Triángulo del Tolima.

“(Asimismo) se fortalece la organización de usuarios que es Utritol para que en el futuro sea quien administre el distrito”, precisó el directivo.

 

Carlos Santana, director de la Unidad Técnica Territorial Tolima de la ADR.

 

Freno ambiental 

 

Santana agregó que con el anterior Gobierno nacional, se tenía trazado como objetivo poner a funcionar el Plan de Operación Parcial en junio, sin embargo, un concepto de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, le puso freno.  

Según lo informado por dicha autoridad del orden nacional, el permiso ambiental vigente es solo para la circulación de agua por los canales, por ello, es necesario hacer una modificación que permita usar el preciado líquido para riego.

“En este momento sobre la mesa de la Ministra (de Agricultura) están las dos alternativas, la Hoja de Ruta para la terminación si consiguen los recursos que son alrededor de un billón 110 mil millones de pesos o se pone en operación el Plan Parcial, que no tendría un costo tan elevado porque la infraestructura para llevar el agua a los predios la construiría el beneficiario.

“Queda en manos del nuevo Gobierno definir cuál de las dos rutas se adoptan”, expuso Santana.

El Plan Parcial es un tipo de operación basada en la resolución 1399 de 2005 mediante la cual se expidió el reglamento que define los criterios generales para la entrega de los Distritos de Adecuación de Tierras para su administración, operación y conservación por parte de las asociaciones de usuarios.

Con el panorama despejado y algunos reflejos de luz al ‘final del túnel’, se esperaría contar con la bancada de congresistas tolimenses para que incluyan realmente el ‘Triángulo’ en sus agendas, al igual que, ayuden a que en el Plan de Desarrollo Nacional quede presupuesto para este distrito.

La necesidad de visibilizarlo con posibilidades de sacarlo a flote, se debe a que en el Huila y La Guajira también hay distritos inconclusos que están a la espera de recursos.

“Aquí ya necesitamos el empujón de los parlamentarios, del mismo Gobierno departamental porque en los últimos gobiernos y el plan de desarrollo, el distrito no existe y es una obra de infraestructura muy importante, es irrigación para este sector que es tan árido en el sur del Departamento”, señaló Santana. 

 

Se reducen hectáreas para el arroz

 

Además de precisar el valor de la Fase III, el estudio de Findeter también actualizó el Plan de Siembra para el total de las 22 mil 246 hectáreas que componen el distrito. El análisis arrojó que se podrá sembrar 640 hectáreas de arroz, mil 980 de plátano, 9 mil 130 en cachaco, 2 mil de limón tahití, asimismo, otra variedad de frutales.

Para el tema agrícola se dispondrá un total de 17 mil 446 hectáreas y para producción pecuaria, es decir, ganadería y especies menores 4 mil 800 hectáreas.

 

Captaciones ilegales

 

Una problemática en crecimiento es el de las captaciones ilegales a lo largo de los canales de riego, aunque se vienen implementado medidas judiciales para contrarrestar el flagelo, este se mantiene. Dicha afectación se podría reducir o contrarrestar con el Plan Parcial. “Si la gente se puede conectar de manera legal, con un suministro controlado, pagando unas tarifas por el servicio del agua, de esa manera se controlarían estas captaciones ilegales”, indicó Carlos Santana. 

 

Redacción Tolima

Comentarios