00000

¿Por qué demolieron casa que tenía por lo menos 70 años?

Crédito: Captura de video de Twitter @JHernandezLombo/ EL NUEVO DÍAInstante en que la retroexcavadora cumplía con la tarea de demolición.
Contenido Exclusivo
De acuerdo con un sacerdote, la nueva obra estará acorde con las características arquitectónicas de la zona.
PUBLICIDAD

La demolición de una casona, propiedad de la curia, que estaba ubicada en el barrio El Plan, en Purificación, generó opiniones divididas entre la ciudadanía, toda vez que se trataba de una estructura con alto valor histórico.

jAsí lucían ‘las casitas de la parroquia’, como denominó a la estructura Álvarez.

Tras el procedimiento adelantado por una retroexcavadora hace un par de días, una de las personas que sentó su voz de inquietud, fue Juan Guillermo Hernández Lombo, oriundo del municipio y quien por medio de un hilo en su cuenta de Twitter se refirió al tema.

El politólogo solicitó acciones por parte del Ministerio de Cultura, en cabeza de Patricia Ariza Florez, ante lo que considera un atentado contra “el colonial e histórico” barrio a través de las intervenciones que han tenido lugar en el sector.

De acuerdo con Hernández Lombo, una de las primeras tensiones que afloró, obedeció a la decisión de clausurar la cárcel municipal, para disponer de la misma como museo.

“El tan anunciado museo que se decía ya estaba listo y en el que las autoridades nacionales, municipales y departamentales supuestamente ya avanzaban para que fuera una realidad… aún hoy es una promesa (...) hoy hace las veces de ludo teca y archivo municipal”, indicó el purificense.

Aunado a ello, trajo a colación, como segundo y tercer capítulo en el marco de lo que denominó ‘tensiones’, entre la comunidad y las autoridades locales, la construcción de un polideportivo en inmediaciones de donde estaba la casona, y la remodelación de la cual es objeto el parque La Candelaria, escenario donde las labores están suspendidas, respectivamente.

Y, en lo que a su juicio fue la gota que derramó el vaso, es decir, el acto que involucró a la casona, espacio donde en su concepto presuntamente se construiría “un centro de evangelización”, refirió que “sin pena ni gloria fue derribada y con ella su historia”.

jLa vivienda estaba construida en bahareque, de acuerdo con Alirio Álvarez.

 

La respuesta de la Iglesia

Frente a la situación, esta redacción estableció contacto vía telefónica con el sacerdote Alirio Álvarez, rector del Santuario Nuestra Señora de la Candelaria y del Amparo, quien manifestó que el concepto arrojado por un estudio indicaba que la estructura al parecer no resistiría a un cambio de cubierta o una gran restauración, por lo que un profesional habría aconsejado demolerla y darle paso a una nueva construcción.

De acuerdo con el párroco, obraron conforme lo dicta la ley y cumplieron con todos los requisitos establecidos por la Secretaría de Planeación, dependencia a la cual presentó, mediante radicación 4229 del 18 de agosto de 2022, solicitud de licencia de construcción bajo la modalidad obra nueva.

Es de mencionar que, tal característica, al igual que datos como el tipo de uso (institucional), la altura (2 pisos), el área a construir ( 400.20 metros cuadrados) y el responsable (Ingeniero Duban Alexis Ospina), reposaban en una valla situada en el sitio y con la cual se advertía a terceros sobre la iniciación del trámite administrativo correspondiente.

En cuanto a la obra, Álvarez no solo mencionó que comprendería erigir tres salones para el servicio pastoral y social, sino también hizo hincapié en que la intervención se efectuará de acuerdo con el estilo arquitectónico que caracteriza la zona, es decir el colonial.

Conforme a la explicación del sacerdote, el proceso no se realizó a ‘escondidas’, de hecho, aseguró que se socializó por lo menos durante nueve meses.

 

¿Un documento a tener en cuenta?

A través de Twitter, Hernández Lombó trajo a colación el acuerdo número 002 del 31 de enero de 1985, por medio del cual el Concejo Municipal declaró sitio histórico y colonial al barrio El Plan, “por ser las edificaciones más antiguas y conservar actualmente su estilo estilo histórico y colonial y porque varias de ellas sirvieron de hospedaje a grandes próceres como el Libertador Simón Bolívar (...)”, porque en su concepto “a la Secretaría de Planeación Municipal le importó ‘cinco’ este acuerdo y expidió licenciamiento para ‘obra nueva’”.

Adicionalmente, el artículo segundo de tal oficio reza que: “Las construcciones que se encuentran comprendidas en la siguiente nomenclatura: Carrera Tercera, entre calles Novena y Once; Carrera Segunda, entre calles Once y Doce, y Carrera Cuarta, entre calles 7 y 11, no se les podrá hacer modificaciones a las ya existentes y todo arreglo que se les haga debe ser conservado siempre el mismo estilo que tienen actualmente”.

Al consultar con el rector del Santuario de Nuestra Señora de la Candelaria y del Amparo si se tuvo en cuenta tal documento, expresó que dicho acuerdo cobija algunas calles y carreras, “pero no quiere decir que en el futuro no se pueda restaurar o inclusive demoler para conservar, precisamente conservando el aspecto histórico y colonial del sitio”.

 

La voz de una habitante

En diálogo con el medio local Informativo Puritv, Noemí Pacheco, de 81 años de edad, quien reside en El Plan, rememoró su época como estudiante en la casona, donde según su relato, operaba una escuela hace por lo menos 70 años y manifestó frente a la demolición que: “Ojalá no vaya después a volverse pedazos”.

De acuerdo con el sacerdote Alirio Álvarez, luego de operar como una escuela, la casa, en su historia reciente, había sido arrendada.

REDACCIÓN TOLIMA

Comentarios