Cuestionan contrato para saber cuántos zorreros hay en la ciudad

ARCHIVO – EL NUEVO DÍA
“Han transcurrido 10 años sin que la Administración muestre un interés real en la solución del problema de las personas que se benefician de los animales de tracción animal”.

Desde que entró en vigencia la Ley 769 de 2002, que señala que los propietarios de vehículos de tracción animal deben culminar su trabajo antes del 31 de enero de 2013, no se ha logrado un acuerdo entre la Administración y los efectados.

El gremio, por medio de un comunicado dirigido al alcalde Luis H. Rodríguez, dice que pese a la voluntad que sus miembros tienen, la Administración no ha actuado en el proceso de reorganizarlos antes de la fecha estipulada por la Ley.


Por ello, el propio sindicato decidió organizarse a través de la Cooperativa Multiactiva, Coomsertar, para que la mencionada entidad efectuara el respectivo censo de las familias involucradas en este trabajo, aún cuando la responsabilidad es de la Universidad del Valle.


“Nosotros hemos realizado los censos con las familias de los carreros y conocemos las expectativas de sus proyectos de vida.


“Podemos decirle al Alcalde que hay cerca de mil personas que dependen de esta labor y que necesitan que el proceso no se dilate más”, señaló el gerente de Coomsertar, Celso Villarreal Herrera.


Los estudios de la Universidad del Valle
A la Universidad del Valle se le dio un contrato por 300 millones de pesos, con el objeto de censar a las familias y caracterizar los animales que hacen esta labor. Esto con una vigencia de cuatro meses, firmado a partir del 16 de julio de 2012.

Lo anterior, significa que el pasado 16 de noviembre del presente año, la Institución debió haber entregado el informe a la Secretaría de Tránsito, Trasporte y de la Movilidad, sobre las respectivos censos, caracterización y capacitación a las cerca de mil familias.


Sin embargo, el secretario de Tránsito, Álvaro Monroy Callejas, explicó que tal estudio no se entregó, porque en el momento en que se hizo el convenio interistitucional no se tenía muy claro que el municipio tenía que cancelar el 50 por ciento del contrato al inicio y el otro restante al finalizar.


“Este inconveniente se les explicó a los carreros en una reunión que se efectuó el pasado 18 de octubre; en este momento ya se está arrancando con la toma de la información y esperamos que para mediados de diciembre se tenga ya el informe general de todo lo que viene desarrollando la Universidad del Valle”, dijo Monroy.


De otra parte, señaló que la Administración ha estado muy pendiente de la situación de los carreros y que por parte del interventor Mario Tovar, jefe operativo de la Secretaría de Tránsito, se viene haciendo el seguimiento a los trabajos de la Universidad del Valle.

No obstante, los implicados afirman que no saben de los trabajos que adelanta la Universidad del Valle por la suma de 300 millones de pesos, pero sí ven resultados de lo que ha hecho Comsertar sin ningún costo.

Por lo anterior, el Gerente de la Cooperativa fue enfático en expresar que “no vemos voluntad de la Alcaldía con estas familias y el plazo se vence”, concluyó.

¿Seguirá dilatándose el decreto 0178 de 2012?

“El año pasado también tenía vigencia el decreto para el 2011, pero se modificó. En las ciudades capitales que estamos obligadas a hacer esto resulta un trabajo dispendioso. Solamente se ha hecho en Medellín. En Bogotá también avanzan. Ha sido un proceso largo.

“No se sabe si el decreto se dilatará más. Lo que digo es que estamos trabajando y los resultados los vamos a obtener cuando la Universidad nos entregue el informe”, respondió Monroy.



EL CENSO de Coomsertar
Son 160  caballos con vehículo. De las cuales, 600 personas se benefician de forma directa. De ellas 220 son niños y 170 son menores de 10 años.
De otra parte, 400 personas se benefician de forma indirecta.

Sabia Qué
Con los 300 millones de pesos que cuesta el estudio de la Universidad del Valle para censar los carreros de la ciudad, se puede comprar alrededor de 52 computadores al por mayor (570 mil pesos c/u) o alrededor de mil 400 pupitres, usados (20 mil c/u) e incluso 400 u 500 pupitres nuevos (50 mil y 40 mil c/u).

NATALIA RAMÍREZ BRÍÑEZ

Comentarios