Ibagué deberá organizar sus acueductos comunitarios

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
En la última mesa de trabajo para la elaboración del Conpes participaron delegados de Planeación Nacional, Ministerio de Vivienda, Ibal y Cortolima.

Fusionar, reducir o crear una sólo administración para el manejo de los acueductos comunitarios son algunas de las alternativas analizadas y que posteriormente podría tomar el Municipio.

Lo anterior en razón a que en la última mesa de trabajo para la elaboración del Conpes del Agua para Ibagué, el Ministerio de Vivienda dijo que la ciudad no debe tener tantos acueductos comunitarios. Así lo dieron a conocer fuentes de dicha cartera.

El Conpes

Ibagué entre zona rural y urbana tiene alrededor de 170 acueductos comunitarios, convirtiéndose en una de las pocas ciudades de Colombia donde pasa esto.  

“Nosotros estamos trabajando para sacar adelante el Conpes del agua, en el que no sólo se involucra el Ibal, pues aquí tenemos en el perímetro urbano 33 operadores. Sin embargo, el Ibal es el que tiene mayor cobertura, pues cubrimos el 85 por ciento”, sostuvo el gerente del Ibal, Carlos José Corral.

Y agregó: “Sin embargo, los acueductos comunitarios también necesitan recursos, por eso es tan importante este proyecto”.

Por su parte, Érika Palma, jefe de Control de Pérdidas del Ibal, explicó que durante las mesas de trabajo para elaborar el documento Conpes, han avanzado en la identificación de problemas que tiene la ciudad frente al agua.

Además, sostuvo que cuando se consolide el escrito se sabrá cuántos recursos y qué obras se necesitan para solucionar tales problemas.

“Entre las tareas que tenemos en este proyecto está definir qué pasará con los acueductos comunitarios, pero esa deberá ser una decisión de Municipio, en cabeza del señor Alcalde.

“Por eso, para la próxima reunión que será el 13 de septiembre, deberemos llevar alternativas, por ahora esta sobre la mesa una posible fusión, creación de una sola administración; pero repito esas son propuestas y aún no hay algo definido”, puntualizó.

Entre tanto, fuentes oficiales de Cortolima, explicaron que de los 33 acueductos comunitarios de la ciudad, solo dos tienen agua debidamente tratada.

“Este Conpes se está estructurando bajo una metodología de diagrama de problemas, con el fin de tener un derrotero, para solucionar las problemáticas”, mencionó el funcionario.

Así mismo, sostuvo que los cambios y el manejo de estos acueductos no se va a definir a corto plazo.  “En este momento las juntas de acción comunal son las que están administrando los acueductos, pero la Administración municipal debe tener alguna injerencia porque se les debe exigir no solo cantidad de líquido para el servicios, sino calidad”. 

Otros de los temas tratados en estas mesas de trabajo, según se indicó, son cambio climático y los escenarios de riesgo del río Combeima.







ANA LUCÍA RIVERA Q. - REDACCIÓN EL NUEVO DÍA

Comentarios