Se vendería el centro comercial de la calle 19 para comprar un nuevo predio

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
La Secretaría de Gobierno anunció el proyecto de una reubicación definitiva para los vendedores informales, a pesar que algunos días atrás la Administración municipal dispuso de unos reducidos espacios en la carrera 3A entre calles 14 y 15, por motivo a las obras viales que se adelantan y hacen parte proyecto del Plan Centro.

El fracasado intento para que los vendedores de las calles 12 y 13 se adecuaran en 70 puestos demarcados y las peticiones de los comerciantes informales, promovió a que se propusiera la venta de las instalaciones del centro comercial Andrés López de Galarza en la calle 19 para que con ese dinero se comprara un nuevo espacio.

El objetivo es que alguna entidad del Gobierno municipal, compre los predios de dicho centro comercial para que la dependencia tenga allí sus oficinas, considerando que son varias las secretarías que pagan arriendo en diferentes sectores de la ciudad.

Para el nuevo inmueble que se compraría al venderse la edificación de la calle 19, se le buscaría una ubicación céntrica para que el comercio no se afecte y puedan seguir contando con los clientes que hasta ahora tienen en los puestos estacionarios, pero se aclara que los favorecidos con la iniciativa son los que tienen la confianza legítima.

Recordemos que los mismos vendedores informales han denunciado que en el edificio que fue construido para ellos en la calle 19, hay expendios de droga y hasta se refieren a este como un sitio de prostitución, haciendo hincapié en que queda a pocos metros del cuartel de la Policía Metropolitana.

Los comerciantes aseguran que depende del lugar que sea adquirido para la reubicación y las condiciones con las que cuente, porque dicen no querer volver a vivir lo sucedido con el centro comercial Andrés López de Galarza, ya que preferirían volver a las calles.

La iniciativa hace parte del plan maestro de espacio público, ya que después de la recuperación vial en la zonza centro, el objetivo es impedir que los vendedores estacionarios vuelvan a las principales calles.

EL NUEVO DÍA

Comentarios