Estalla nuevo escándalo por cobro indebido de cheques en el Imdri

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
La Contraloría municipal en atención a una denuncia formulada determinó la presunta pérdida de recursos por cerca de 44 millones 603 mil pesos al interior del Instituto.

Después de las diligencias adelantadas que permitieron poner al descubierto el cobro fraudulento de tres cheques por valor de 18 millones 435 mil pesos por un tercero al interior del Imdri en 2014, y que provocó la apertura de imputación de responsabilidad fiscal contra el gerente Carlos Heberto Ángel, la Directora Administrativa y el contador de la entidad, la Contraloría Municipal halló irregularidades en el cobro de nuevos cheques por 44 millones 603 mil pesos al interior del Instituto para la vigencia 2013.

La Contraloría municipal determinó el presunto fraude al comparar los pagos efectuados en los impuestos a las ventas (IVA), retención en la fuente y retención de anticipo del impuesto de Industria y Comercio (Reteica) y que permite calificar la gestión fiscal del instituto “antieconómica, ineficaz, ineficiente e inoportuna, al ocasionarse un daño al patrimonio en los recursos públicos”, reseña el informe.

De acuerdo con el órgano de control fiscal, entre el periodo octubre y noviembre de 2013 se giró un cheque a nombre de un tercero por valor de cinco millones 71 mil pesos el cual fue cobrado, pero no se demuestra en la declaración ante la Dian el pago del mismo. Además, existía un saldo a favor del instituto por 38 millones 95 mil pesos, del cual se descontó el impuesto, quedando un saldo de 33 millones 818 mil pesos.

Según el informe de auditoría, la cancelación de la suma por concepto de impuesto de IVA no daba lugar para su pago, pues se contaba con un saldo a favor del Instituto, “razón por lo cual se confirma la posible apropiación indebida de estos dineros”.

En cuanto a la Retefuente se halló que en el pago del mes de abril existiría una diferencia entre las declaraciones reportadas a la Dian y los soportes contables registrados en el Instituto equivalente a ocho millones 279 mil pesos. Es decir, el valor a pagar era de 384 millones 13 mil pesos y con la nota realizada se demostraba que el valor a girar era de $392 millones 292 mil pesos; por lo que se presume la apropiación de esa diferencia.

No obstante, es de resaltar que a pesar de que el egreso se imprimió a nombre de la Dirección de Impuestos, el cheque se diligenció de manera manual a nombre de un tercero (contratista del Imdri) para realizar el pago en efectivo y “de manera fraudulenta se dejó soporte del pago con sello de recibido de entidad bancaria el cual presuntamente también ha sido falsificado”, determinó la Contraloría.

De igual manera, en el giro de junio se refleja una diferencia de cinco millones de pesos y en una nota de contabilidad fechada del 26 del mismo mes, esta vez usando como tercero a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) y por concepto de retención a la prestación de servicios del asistente de presupuesto del periodo de mayo 27 a junio 26 de 2014, nuevamente se genera el aumento del saldo a pagar cuyo valor real era de ocho millones 51 mil pesos y con la nota contable el valor a girar era de 13 millones 51 mil pesos “evidenciándose la apropiación de la diferencia, en tanto el cheque de acuerdo al comprobante de egreso fue girado a nombre del implicado y no a nombre de la Dian”, señala la Contraloría.

Manipulación

Sobre el impuesto al Reteica, una vez efectuado el cruce entre los extractos bancarios del Imdri y los comprobantes de egreso, se constató que la entidad internamente cumplía con la liquidación y pago de las declaraciones; sin embargo, al confrontar esta información con la certificación expedida por el grupo de rentas de la Secretaría de Hacienda Municipal, se evidenció que entre marzo y abril no presentó pago alguno.

“Se evidencia cancelación mediante registro de comprobante físico girado a nombre del Encargo Fiduciario Municipio de Ibagué por valor de $8.285.330.oo sin que exista soporte contable que justifique la cancelación del mismo, lo cual refleja la manipulación indiscriminada de los documentos contables y la vulnerabilidad en los registros e información consignada en el software del Imdri”, concluye la Contraloría.

El responsable

La Contraloría involucra al Contador del Imdri para la época de los hechos debido a que el funcionario inicialmente ejerció como Tesorero en la vigencia de 2012 y posteriormente como Contador hasta la vigencia de 2014 en la entidad descentralizada.

Según el órgano de control fiscal, el funcionario presuntamente actuó a título de dolo, ya que su posición le daba plena facultades de manejo y confianza, teniendo el acceso a claves, cheques, giros y a la manipulación de los registros de la información contable en virtud de las funciones propias de su cargo.

La Contraloría determinó que esta persona solicitaba realizar el giro de los cheques a nombre de terceros para cancelar en efectivo bajo el argumento que solo de esta manera la entidad bancaria recibía el pago.

“En tal sentido los cheques se le entregaban al implicado para que los diligenciara manualmente, algunos soportes prueban que las declaraciones de impuestos eran pagadas antes de legalizar los giros contables en contravía con lo estipulado en el Decreto 111 de 1996, y en algunos casos se modificaba el valor del comprobante de egreso para hacerlo coincidir con el extracto bancario y de esta forma evitar ser descubierto el fraude”.

EL NUEVO DÍA

Comentarios