Colmucoop desvirtúa irregularidades en proyectos ejecutados en Huila

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
El representante legal de la Cooperativa de Municipios de Colombia (Colmucoop), Gustavo Mosquera Charry, aclaró las presuntas irregularidades que el periódico La Nación denunció en la ejecución de contratos en Huila.

Según el directivo, los contratos para la construcción de viviendas de interés social en los que estuvo inmersa Colmucoop fueron siete, cuya inversión fue de ocho mil 600 millones de pesos, que harían parte de los $24.141 millones girados por el Fondo Nacional de Regalías para la consecución de 34 proyectos en ese Departamento en atención a los damnificados a la ola invernal en 2008.

Charry dijo que los ajustes en los diseños constructivos de las viviendas, la reasignación de subsidios y la reformulación ante Planeación Nacional generaron inconvenientes en la entrega de las unidades, pero a la fecha los proyectos están ejecutados.

En el caso del municipio Colombia, aceptó que aunque fue suscrito el convenio por decisión bilateral con la Administración fue liquidado, sin recibir pago o anticipo del ente gubernamental.

Por otra parte, en cuanto al proyecto de electrificación en Íquira, Charry explicó que el contrato fue suspendido por tres años a decisión de la Administración, debido a ajustes en el número de beneficiados que debieron ser puestos a consideración de Planeación, el Fondo de Regalías y la Unidad Minero-Energética.

Colmucoop presentó en 2012 reclamación administrativa con respecto a un reajuste económico para continuar con la ejecución de un proyecto y que la fecha no ha recibido propuesta formal.

La cooperativa solicitó a la Contraloría, Procuraduría y Fiscalía General establecer la responsabilidad del Municipio y la “presunta negligencia para atender las obligaciones derivadas del contrato”, señaló Charry.

De igual manera, detalló que frente al proceso de responsabilidad fiscal que le endilgó la Contraloría General, dicho proceso fue archivado, mediante auto 1889 de agosto de 2014.

Por último negó conocer al candidato a la Alcaldía Jhon Ésper Toledo, pese a ser oriundos de Gigante (Huila).

Cumplió con contrato

 El contratista e ingeniero civil del Espinal Carlos Arturo Arango Salazar, quien ejecutó obras de reforzamiento del coliseo Balkanes en Espinal (1993) y a quien se le cuestionó el no allegar el documento que lo acreditara como contratista inscrito en el registro de proponentes, entre otras aparentes irregularidades, sostuvo que en ningún momento ha sido requerido por la Contraloría, la Procuraduría y la Fiscalía siendo recibida la obra a satisfacción por el entonces secretario de Obras Públicas, Medardo Morales Medina. 

EL NUEVO DÍA

Comentarios