“A ustedes les llega la Procuraduría y se cagan del susto”, Arciniegas

JORGE CUÉLLAR – EL NUEVO DÍA
El abogado del alcalde Luis H. Rodríguez arribó al Imdri a recusar al representante del Ministerio Público para el Tolima, Ernesto Cardoso, e impedir que efectuara la acción administrativa de seguimiento a la resolución expedida por Cortolima para aprovechamiento forestal y ocupación de cauce.

Un nuevo enfrentamiento entre el abogado y asesor del Instituto para la Recreación y el Deporte (Imdri), Orlando Arciniegas Lagos, y el procurador Ambiental y Agrario, Ernesto Cardoso Camacho, se presentó ayer en la inspección que pretendía efectuar el delegado del Ministerio Público a las obras del Parque Deportivo en cumplimiento de la resolución 0321 expedida por Cortolima para la ocupación de cauce y aprovechamiento forestal.

Desde el inicio de la diligencia, Arciniegas tuvo claro que no permitiría a Cardoso recorrer el escenario.

“A ustedes les llega la Procuraduría y se cagan del susto”, mencionó el asesor mientras en los pasillos del instituto pedía al personal el oficio de recusación que entregaría luego al Procurador Ambiental y Agrario.

Y añadió “a ese tipo no lo voy a dejar entrar aquí, él no tiene por qué estar cuando tiene un impedimento”, señaló, mientras el Procurador Ambiental y Agrario aguardaba al interior de la oficina del gerente del Imdri, Carlos Heberto Ángel.

No obstante, el Gerente y los ingenieros adscritos a esta dependencia facilitaron el ingreso del delegado del Ministerio para Asuntos Ambientales, proceso detenido por la presencia de Arciniegas.

“Lo exhorto a que me muestre el acto administrativo o el auto por medio del cual usted ordena la visita hoy y como quiera que es una actuación administrativa en la que va a tomar decisiones, me permito recusarlo en los términos del artículo 11 del código de Procedimiento Administrativo y contencioso Administrativo”, indicó Arciniegas al inicio.

El procurador Cardoso dijo no haber necesidad de citar el artículo, a lo cual el abogado respondió que “se lo estoy leyendo porque a usted hay que grabarle todo, porque parece que lo que uno habla con usted después lo olvida, como abogado usted pidió 50 millones de pesos para que el Alcalde lo resarciera, me lo dijo a mí y salió en el periódico a desmentir la versión. Por eso se lo estoy dejando grabado, porque usted tiene una pretensión de 50 millones de pesos en un litigio que tiene con el Alcalde y pretende hoy, después de que ha salido una situación muy clara en el periódico, venir y sentarse en esta mesa”, subrayó Arciniegas.

El apoderado del alcalde Luis H. amenazó a Cardoso con enviar al procurador para la Hacienda Pública, Augusto Mesa Díaz, la recusación y que sea él que resuelva si tiene o no impedimento para actuar en procesos del Municipio. “Quiero ser claro que eso no es ser un servidor público correcto y que actúa con base en la función pública; aquí lo que usted está utilizando es su cargo público para chantajear y pretender que se le cumpla con una pretensión. Por eso me atrevo formalmente a recusarlo en esta diligencia y como usted no tiene acto administrativo, estoy grabando para hacérsela llegar a su superior para que resuelva la recusación”, increpó el abogado.

“No me dejo intimidar”, Procurador

A su turno y en tono muy calmado, Cardoso repondió a Arciniegas que la Constitución Política establece lineamientos para actuar en los temas medioambientales y agrarios. Dijo no sentirse impedido para la visita, ya que su competencia no es de materia contractual y avance de obra, sino en lo establecido por Cortolima a través de la resolución.

“Tengo claro que no existe impedimento para realizar la visita de inspección ocular a las obras en relación con el permiso otorgado por Cortolima, en cuanto con toda claridad expresé al Director del Imdri y funcionarios que he venido a mirar el cumplimiento de las obligaciones impuestas y en relación con la ocupación de cauce y aprovechamiento forestal, tema de plena competencia de la procuraduría que yo desempeño. No tengo relación y nada que ver con contratación ni ejecución contractual, ni el estado de las obras relacionadas con los Juegos Nacionales y en consecuencia, como conozco mis deberes, actúo conforme a mis competencias”, replicó el Procurador.

De igual forma, añadió que con respecto a la demanda que cursa en la Fiscalía contra el alcalde Luis H. habrá escenarios propicios para resolver el asunto.

“Los temas relacionados con la querella que la Fiscalía conoce en relación con la injuria agravada que he puesto en conocimiento contra el Alcalde de Ibagué, el señor Alcalde tendrá que resolverlo en otro escenario”.

Pero Arciniegas insistió en que debía resolver la recusación, a lo cual el Procurador contestó: “Ya he dicho que no me declaro impedido y en consecuencia usted deberá tramitar la recusación. No me dejo intimidar en el ejercicio de mis funciones, de absolutamente nadie y en consecuencia, como servidor público en el ejercicio que me asiste en la función preventiva, procedo a iniciar la diligencia de inspección y verificación del acto administrativo de aprovechamiento forestal y de ocupación de cauce que la corporación ambiental produjo del acto administrativo ya mencionado”, enfatizó Cardoso.

Ética vs. Impedimento

Pero Arciniegas no perdía oportunidad en recalcar a Cardoso por qué estaría incurso en un impedimento: “El representante del Municipio es el alcalde Luis Hernando Rodríguez Ramírez, además yo soy el apoderado del doctor y usted tiene conflcito conmigo; es decir, usted tiene conflicto en dos sentidos entre el Alcalde y conmigo, razón más que suficiente para decirle, mi querido Procurador, que usted está impedido para adelantar cualquier actuación así sea en función preventiva. ¿Quién resuelve la recusación?, usted en primera instancia y si no la resuelve a deberá resolver su superior jerárquico”.

No obstante, Cardoso increpó a Arciniegas: “El Imdri es un establecimiento público de carácter municipal con personería y patrimonio propio e independiente, una persona jurídica distinta a lo que es la Alcaldía de Ibagué, así como con sus propios argumentos y aquí voy a hacer una referencia que no tiene que ver con esta diligencia y con mis funciones, pero para que usted entienda como es el tema, de la misma manera que como asesor de Acualterno, según he conocido por los periódicos, actúa usted al mismo tiempo que se desempeña como asesor de la Alcaldía y unas dependencias del Municipio. Este tema de la ética profesional tiene su escenario, que es el Consejo Superior de la Judicatura”, explicó el funcionario.

La conclusión

Tras casi 27 minutos de discusión y polémica, Cardoso optó por suspender la acción a ejecutar, no sin antes advertir con extrañeza el haber negado el acceso a un órgano de control. 

“No considero que tenga impedimento alguno para hacer la visita que he pretendido hacer, pero en el entendido de que el Ministerio público es el organismo de control del Estado que tiene que ver con la función administrativa y el comportamiento de los servidores públicos, entre otras funciones constitucionales, no nos interesa en el ejercicio de nuestra función y competencias generar discusión porque tenemos que estar por encima de esas circunstancias tenemos que manejar nuestra función de Ministerio Público con absoluta transparencia y claridad”. 

“En ánimo de evitar polémicas innecesarias que limiten o pongan en tela de juicio la función transparente del Ministerio Público debo decir que suspendo la intención de hacer la visita y que es un poquito sorprendente que se pretenda coartar y evitar realizar una visita pero sus razones habrá”, señaló Cardoso. 

Por su parte Arciniegas no le generó ambiente que el procurador hablara de transparencia y le espetó: “El servidor público debe ser transparente y usted no está mostrando su transparencia en este momento”, por lo cual el representante del Ministerio Público contestó “de transparencia no hablo con usted”, finalizó la discusión. 

EL NUEVO DÍA

Comentarios