“Esta ciudad necesita tener este acueducto y no podemos fracasar”

“Esta ciudad necesita tener este acueducto y no podemos fracasar”
En el acto de instalación de la primera piedra del Acueducto Complementario Etapa I, el alcalde les recalcó a los contratistas, la responsabilidad que tiene con el futuro de la Capital Musical.
FITO BÁEZ - EL NUEVO DÍA
En el acto de instalación de la primera piedra del acueducto, también se firmaron los contratos tanto de la obra como de la interventoría, y se recalcó la importancia de este proyecto para la ciudad.
Foto: FITO BÁEZ - EL NUEVO DÍA
23 Feb 2017 - 3:01am

En la mañana de ayer se llevó a cabo el acto de instalación de la primera piedra del proyecto Acueducto Complementario en su Etapa I, una obra en la cual se invertirán $11.900 millones por parte de la Administración municipal.

En el acto, tanto el gerente del Ibal, José Alberto Girón, como el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, hicieron referencia a todos los problemas por los que ha pasado el proyecto para su ejecución.

“Si uno revisa la historia de la ciudad este proyecto se diseñó por primera vez en 1995, fue un contrato que se hizo con licitación pública en esa época; se suspendió la construcción en el año 97 y el proyecto quedó ahí quieto, se volvió a inscribir en el año 2003 y fue aprobado el 16 de febrero del año 2007 como proyecto del plan maestro de la ciudad”, señaló Girón.

A partir de allí las obras han estado paralizadas y solo hasta ahora, parece que por fin Ibagué contará con una fuente alterna que solucione el problema del agua potable para cada uno de sus barrios.

“Este Acueducto Complementario permitirá suministrar agua de una fuente diferente al río Combeima, mil ocho litros por segundo es el agua que tenemos concesionada por Cortolima, se tienen todas las licencias ambientales hasta el kilómetro 12 .6 , que es la longitud que hay desde la bocatoma del Cocora, hasta llegar a la cabecera municipal de Ibagué, al barrio Boquerón”, indicó Girón.

Este proyecto permitirá terminar los 4.7 kilómetros de tubería que están inconclusos y analizar toda la tubería para hacer las pruebas hidrostáticas que no se hicieron cuando se instalaron.

En esta fase I, se construirá un túnel de 97 metros, dos viaductos y tres pasos subfluviales. Con esto se espera enviar mil 200 litros de agua por segundo a la planta del barrio La Pola, lo que permitirá que Ibagué crezca hasta un millón de habitantes, según lo informó el gerente del Ibal.

“Vamos a tener una fuente alterna que va a permitir que cuando tengamos fuertes crecientes o cuando tengamos épocas de estiaje en el río Combeima, esta cuenca que tiene el 58% de su masa boscosa aún virgen, tenga mayor caudal de las fuentes que la alimentan, entonces vamos a tener una mejor estabilidad de la cuenca, lo que permitirá que Ibagué deje atrás el problema del agua y piense en el desarrollo y en el progreso, porque el problema del agua va a quedar totalmente solucionado”, aseguró Girón.

Findeter

Por su parte, el mandatario local fue enfático en afirmar que se está obrando con absoluta transparencia, razón por la cual se está trabajando con Findeter, a quien además se le pagarán 700 millones de pesos para que, según él, guíe este proyecto.

Además, señaló que es tal la transparencia, que se le indicó al Gobierno nacional que si quería invertir le entregaran los dineros a Findeter, “a nosotros no nos interesa la contratación para que no quede la menor duda de transparencia, y no estamos detrás, sino de que las cosas salgan adelante”, aseveró el mandatario.

Recalcó que la responsabilidad es inmensa frente a los más de 600 mil habitantes que tiene Ibagué, y que fue el compromiso más importante que adquirió con los electores.

“Tenemos una inmensa responsabilidad con la ciudad, esta es la obra más importante porque aquí es donde está el compromiso más importante que nosotros asumimos desde el momento que iniciamos la campaña electoral, pidiéndole a la gente que nos dieran la oportunidad de poder terminar esto que es tan necesario”, expuso Jaramillo.

“Metió la mano Arciniegas”

Jaramillo indicó que pasaron varias administraciones en las que se debió haber concluido el acueducto complementario, y se refirió a que en la administración pasada, al parecer, en este proyecto ‘metió’ las manos Orlando Arciniegas.

“Estamos revisando, porque en este proyecto también metió las manos el señor Orlando Arciniegas, y se siniestró este proyecto y él que estaba dentro de la administración luego se salió de la administración y comenzó a asesorar a los señores contratistas (Consorcio Acualterno), para que nos cobraran más dinero”, indicó el mandatario.

“Hay que revisar si lo que se le pagó es cierto o no, y para eso me parece importante que contratemos a la Sociedad Colombiana de Ingenieros que tiene muy buen peritazgo, porque no estamos contentos con esa situación, ahí hubo cosas oscuras que tenemos que revisar”, finalizó Jaramillo.

Advertencia de Jaramillo a los contratistas

De otra parte, el mandatario presentó a los representantes legales de las firmas, quienes tendrán en sus manos la ejecución y la interventoría de las obras y les recordó lo que él llamó, el binomio contratistas-interventoría de los pasados Juegos Nacionales.

“El binomio contratista - interventoría comían del mismo plato y terminaron creando el mayor fracaso de esta ciudad”, aseguró Jaramillo.

El proyecto estará a cargo del Consorcio Acueducto Complementario de Ibagué, integrado por las firmas Consical S.A.S., Conequipos, Ingenieros GF S.A.S, MYR Ingeniería S.A.S., y EIE Echeverry Ingeniería y Ensayos S.A.S. Asimismo, los trabajos de interventoría serán realizados por el Consorcio Interaguas 028.

Señalados

Al presentar a Jorge Eduardo García, representante legal del consorcio Acueducto de Ibagué, el mandatario local hizo referencia al artículo publicado por EL NUEVO DÍA, en el que se nombraban a las empresas Consical S.A.S, Conequipos ING S.A.S, Ingenieros GF (antes Galvis Fracassi S.A.S), MYR Ingeniería S.A.S y Echeverry e Ingeniería S.A.S, quienes conforman el Consorcio Acueducto Ibagué.

En este artículo se llamaba la atención de los nexos de las empresas Conequipos e Ingenieros GF y sus representantes legales, ambos involucrados en la presunta apropiación ilegal de un predio de 34 hectáreas en Bolívar, avaluado en 50 mil millones de pesos, propiedad de la Corporación Eléctrica de la Costa Atlántica.

“A ustedes señores ya los han cuestionado en la prensa, ya en El Nuevo Día salieron a decir no se qué, se los digo para que sepan, porque esta es una ciudad muy complicada… ya le encontraron por allá, que algunos los habían demandado, o sea que si ustedes no cumplen aquí, se acabó este paseo”, señaló el mandatario.

“Tienen toda la responsabilidad, aquí en este momento ustedes tienen toda la responsabilidad del futuro de esta ciudad que necesita tener este acueducto y no podemos fracasar”, concluyó Jaramillo.

Publicada por
FITO BÁEZ