La ‘tabienada’ vegetariana con chocolate y arepa

La ‘tabienada’ vegetariana con chocolate y arepa
La comida saludable y baja en grasa animal se hace popular entre algunos ciudadanos, las alternativas son cada vez mayores, incluso con la popular ‘tamaleada’, el legendario plato de los tolimenses. En #HechoEnTolima, el Tabien tolimense.
SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
(Foto: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA)
14 Ene 2018 - 3:01am

Para muchos, el tamal del Tolima es el mejor de Colombia, este manjar que se consume principalmente los fines de semana en la mayoría de hogares y que incluso tiene su día especial, tiene variables en su elaboración, tanto así, que los vegetarianos ya pueden consumirlo sin temor a pecar en su estilo de vida.

El Tabien, como fue bautizado esta variante de nuestro plato típico, es según Érika Inés Santamaría Caldas, la versión saludable de este plato autóctono del Departamento; ella es la pionera en la Capital Musical en vender esta comida que no contiene grasa ni carne animal.

La historia del Tabien, en el hogar de Érika, surgió hace un año, precisamente el 31 de diciembre de 2016, cuando decidió preparar tamales para la cena de fin de año, pero como desde hace varios años es vegana, los elaboró con los productos que ella consume junto con su esposo e hijos.

“Estaba con mi familia, y mi esposo me dijo: ‘Bueno, aliste todo porque nos vamos a la nueva casa, quiero amanecer el año que viene en la casa nueva’, pero yo no le hice caso porque desde hace tiempo quería preparar tamales.

“Yo estaba gomosa por hacerlos, pues yo no sabía la elaboración y empecé a indagar y a preguntarle a todos, y una vez vi cómo los elaboraba una persona de Coyaima y empecé a experimentar”, narró Érica Santamaría.

Érika Inés, quien es ibaguereña, profesora de música, egresada de la Facultad de Artes del Conservatorio del Tolima, recordó que ese día terminó de preparar sus ‘envueltos’ sobre la medianoche, recibió el año en la cocina y no estrenó la nueva vivienda.

“Casi a la una de la madrugada cenamos y a todos les gustó, eso sí, ya eran vegetarianos; ese día le agregué huevo, ahora ya se lo quitamos porque son lactovegetarianos, y pues también tenemos la opción vegana”, agregó Santamaría Caldas.

 

Amor al humano y al animal

La preparación del Tabien tolimense la realiza directamente ella, en su propia finca en pleno Cañón del Combeima, y en contacto directo con la naturaleza; en su vivienda mística, que además tiene jardines en los techos de la misma.

La cocina está en toda la mitad de la casa que está construida en un 90 por ciento en guadua y debajo de unos mandalas que atraviesan las tres plantas de la residencia. Los cultivos de donde sale la mayoría de ingredientes del Tabien, están alrededor y en la falda de la montaña.

“Soy una esposa y madre dedicada a su familia, me considero un ser que busca la mejor versión de mi misma a través del cuidado de la salud, la alimentación y el ejercicio; una empresaria dedicada, vegana y feliz de llevar bienestar y salud a los ibaguereños”, indicó Érika.

Y aunque en sus productos suele usar lo más mínimo de alimentos producidos por animales, al Tabién le agrega queso asado, que si bien es derivado de la leche de vaca, no obstante, ella asegura que esta leche es de ‘vaquita feliz’, pues estas no son maltratadas ni hacinadas.

“La gente cuando come el Tabien no siente ningún malestar porque acá utilizo ingredientes de calidad, cero grasas animales, todo es con aceite de ajonjolí, utilizo sal marina, arroz y arvejas orgánicas; productos seleccionados e higienizados.

“Trato de mantener un estándar en la preparación y le pongo mucho amor, pues este es un alimento que no produce ningún tipo de reacción adversa en las personas”, puntualizó.

Tabien

Los condimentos que utiliza Érika Santamaría son naturales, comino, orégano, laurel, achiote, papa, zanahoria, además de gluten y proteínas, que asemejan la carne y el pollo.

Busco que las hierbas aromaticen el arroz, y por ello la preparación es un poco demorada; es que por ser un Tabien vegetariano, tengo que permitir el sabor de las especias en su preparación, sazonar bien todos los ingredientes, recordando que el aceite que utilizó no es animal.

“Debo producir un tamal que conserve el aroma, que no se altere su presentación porque este es un plato ancestral y es importante rescatar los sabores de nuestra región”, apostilló.

Cuando la masa está lista, se empieza a armar el Tabien en hojas y agregan los demás ingredientes. El gluten imita al pollo; la proteína de lenteja queda preparada como carne molida y el queso asado y sin grasa asemeja al tocino.

Luego se cocinas por un tiempo determinado, al igual que el típico tamal tolimense; para una buena ‘Tambienada’ (tamaleada), el manjar se sirve con arepa y chocolate; o con jugo natural.

Publicada por
ANTONIO GUZMÁN OLIVEROS