En líos jurídicos el megaparque de Santa Rita

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Los reclamantes aseguran que en dos ocasiones ha sido suspendida la diligencia de entrega del predio por el Juzgado. La Administración insiste en que este es del Municipio y usará los recursos necesarios para demostrarlo.

Una situación jurídica en torno a la propiedad del recién inaugurado Parque Santa Rita, ha desatado la polémica sobre la pertenencia del predio, luego de que el abogado Néstor Mora, asegurará que dicha zona es de su cliente y no del Municipio.

Según el profesional del derecho, el predio ubicado en la comuna Nueve hace parte de un proceso de sucesión que se lleva a cabo en el Juzgado Segundo de Familia, que reclama Jhonatan Rodríguez, único heredero del difunto Julio Newton Villa Cuenca, reconocido por ‘vender’ lotes en el sector de Picaleña, y del mismo Mora en reconocimiento a sus honorarios.

Mora sostiene que su cliente inició todo el proceso para reclamar el predio, el cual se dio en buen termino quedando inscrito en la oficina de instrumentos públicos; no obstante, tiempo después se enteraron de que en la zona estaba prevista la construcción de un megaparque, cuya licitación ya se encontraba en la página web de contratación estatal, Secop.

Situación, que una vez fue informada por Mora y su representante fue retirada por parte de la Administración, pero que volvió a licitación en el 2018, luego de que presuntamente mediante maniobras se cambiara la ficha catastral, pese a que según el profesional esto no demuestra ningún tipo de dominio o posesión.

“Mediante unas maniobras del Igac y la Alcaldía, pretendieron cambiarnos la ficha catastral del propietario (...) ellos asumieron que cambiando la ficha catastral tenían la propiedad, lo cual no es cierto ni legal, como lo pueden saber los jurídicos de la Alcaldía, pero a pesar de eso, abrieron nuevamente licitación con ese argumento”, indicó el profesional.

El litigante insiste que dicha sucesión adjudicó el predio a través de un fallo del 2017 a Rodríguez, pero las constantes maniobras dilatorias de la Administración, han hecho que se retrase en dos ocasiones la entrega, esta última pactada para ayer (viernes) en horas de la mañana, y que quedó de nuevo pospuesta por una acción de tutela interpuesta el 9 de julio por la oficina jurídica de la Alcaldía.

“El proceso está desde 2017 y la decisión es que debe ser entregado a particulares y todo este tiempo se han hecho apelaciones por parte del Municipio alargando la cosa, porque no esperaron a que hubiera un fallo, o si ellos tenían algún recurso, hagan los recursos, pero no inicien obras, no hagan actuaciones de hecho, porque nada puede ser ejecutado por encima de la ley, pasaron por encima de jueces de la República”, insistió Mora.

El abogado aseguró que también se desarrollaron las respectivas denuncias en la Procuraduría y Fiscalía, y que el paso a seguir es esperar la notificación de la tutela y la entrega del predio por parte de Juez, e indicó que siempre ha tenido un espacio abierto al diálogo, que aún no se lleva a cabo con la Administración.

 

“El predio es del Municipio”

 Por su parte, Gloria Millán, directora de la Oficina Jurídica, aseguró que sí se adelanta un proceso de sucesión en dicho predio, pero que por escrituras públicas y por protocolo este es del Municipio.

“Por escrituras públicas y por el protocolo que se tiene es del Municipio, en atención a que en años anteriores fue entregado por sesiones obligatorias por los Arbeláez, hoy en día Constructora Urbana”, indicó Millán.

Sin embargo, Millán no descartó la orden de entrega del predio que se hizo a los reclamantes y aseguró que pese a los documentos allegados al Juzgado, este insiste en la orden, a lo que ellos han hecho “oposición” con unos recursos que deben ser definidos ante el Tribunal.

La directora de la Oficina Jurídica, aseguró que el último recurso interpuesto fue una acción de tutela por violación al debido proceso, donde se solicitó la suspensión a la diligencia que no se realizará hasta conocer la decisión de la Sala Civil del Tribunal Superior.

EL NUEVO DÍA

Comentarios