Comerciantes de plaza de mercado El Salado se niegan a trasladarse

HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
Un ‘rifirrafe’ se presentó en la mañana del viernes en la plaza de mercado del barrio El Salado, entre los comerciantes y los funcionarios de espacio público, ante la negativa de estos de trasladarse a las nuevas instalaciones a cargo de Infibagué.

Según Orlando Vargas Aldana, comerciante, la Administración pretende acabar con una tradición en un espacio que ellos han forjado por más de 40 años.

Alegan que pretenden removerlos a un espacio que según ellos no cumple con lo requerido para una plaza y en el que se acogen en su mayoría vendedores informales.

Los comerciantes insisten además en que ese terreno fue donado por Jesús Antonio Díaz, que para la época era propietario de dichas tierras, por lo que no se podrían referir al lugar como espacio público.

“Hicieron la reubicación en un sitio que no es plaza de mercado, con el fin de recoger millones. No nos vamos, vamos a defender esta plaza como sea, que es un patrimonio cultural y el pueblito tolimense”, aseguró el comerciante.

Actualmente, en el lugar laboran aproximadamente 70 personas, sumado al comercio informal que se despliega por los alrededores.

 

Operativos

 Por su parte, el director de Espacio Público Carlos Hoyos, indicó que están haciendo una intervención en el lugar, con el fin de direccionar a los comerciantes para que se reubiquen y poder recuperar el espacio público que se ve afectado por carpas y comercio informal que impide el paso.

“Hay una acción popular la cual indica que debe ser reubicada la plaza antigua del Salado (...) estamos tratando de direccionarlos para que se reubiquen, estamos recuperando el espacio público”, aseguró Hoyos.

El director, afirmó además que en lugar no se están cumpliendo con las normas sanitarias ni de seguridad requeridas, por lo que se harán los sellamientos pertinentes hasta que cumplan.

“Resulta que ninguno cumple, las comidas no cumplen, las carnicerías no cumplen, de acuerdo a lo que se está verificando, entonces la Policía partiendo de esto hace lo pertinente y se harán los sellamientos preventivos hasta que cumplan”, aseveró el director.

El director de Espacio Público, informó que inicialmente se pretende reubicar los primeros 30 comerciantes, pero espera que terminando julio los comerciantes desalojen todo el lugar.

Además indicó que en el lugar se pretende construir una plazoleta de comidas que sea puerta de entrada al ‘Pueblito Tolimense’, en donde tendrán prelación los mismos comerciantes del lugar.

 

Dato

Según el director de Espacio Público en el lugar no se cumple con las normas de seguridad y salubridad.

EL NUEVO DÍA

Comentarios