Administración se mantiene hermética luego de suspensión del gerente del Ibal

ARCHIVO / SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Luego de conocerse la suspensión del gerente encargado del Ibal, Mario Casas, la Alcaldía solo se ha limitado en dar a conocer el nombre de quien será su reemplazo.

Con un completo hermetismo permanece la Administración municipal, luego del pronunciamiento de la Procuraduría, que ordenó la suspensión e investigación al gerente encargado del Ibal, Mario Casas.

Lo poco que se ha dejado conocer es que por designación del alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, la gerente encargada pasa a ser Cielo Constanza Moica, directora Administrativa y Financiera de la empresa de Acueducto y Alcantarillado, quien hizo parte del comité evaluador para la obra que busca llevar agua desde la planta de la Pola al sur por más de $12 mil millones.

Sin embargo, Jaramillo pese a la connotación de la noticia que ya envuelve por segunda ocasión en irregularidades a un gerente de la entidad, no ha hecho un anuncio oficial.

 

Cambio de gerentes

Con Mario Casas, son tres los funcionarios que han estado al mando del Ibal durante esta Administración.

El primero es Alberto Girón, ahora candidato a la Alcaldía, quien no salió bien librado, y fue suspendido en diciembre por dos meses por la Procuraduría, al considerar que estaba inhabilitado para asumir su función en el 2016 y a quien se le formularon pliego de cargos este 13 de julio, por la misma entidad, por considerar, contrató la construcción de la primera etapa de la segunda fase del acueducto complementario, sin presuntamente contar con los principios de ocupación de cauce y aprovechamiento forestal.

Girón dio un paso al costado de la gerencia en octubre, por su postulación a la Alcaldía, entrando a asumir su cargo Carlos Fernando Gutiérrez, quien desde su llegada fue seriamente cuestionado por Jaramillo, quien lo calificó como un “Pichón” además de poner en duda su capacidad de reemplazar al exgerente.

Finalmente, Carlos Fernando Gutiérrez, dimitió de su cargo en junio, luego de cerca de siete meses al mando de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado, asumiendo la gerencia en calidad de encargado, el director Operativo del Ibal, Mario Alberto Casas.

Casas, quien tomó el cargo el 5 de junio, desde su gestión desistió de las mesas de trabajo con la comunidad del sur.

El martes en horas de la noche la Procuraduría dio a conocer su suspensión provisional de tres meses, así como la decisión de abrir investigación disciplinaria en su contra. A Casas se le señala de un presunto conflicto de intereses.

Dicha situación luego de que el ahora investigado, resida presuntamente en un inmueble propiedad de los hijos del representante legal de Incobelci S.A.S., Didier Portela, contratista del Ibal, ganador de millonarias licitaciones, en las que Casas fue miembro del comité evaluador.

 

En el Palacio Municipal

Los que sí se pronunciaron sobre el hecho fueron los cabildantes quienes indicaron es un aviso para que los funcionarios se enteren de que los entes de control están haciendo su trabajo.

“Debe haber continuidad de un gerente no en encargo, sino en titularidad, cuando se deja encargo se pierde la proyección y objetivos de una empresa, hoy estamos viendo este resultado”, indicó Juan Pablo Salazar.

Por su parte, el concejal Mora indicó, “es un mal mensaje para la empresa y la ciudad, es un muchacho que está haciendo ‘pinitos’ en lo público (...) el doctor Girón viene con una suspensión de dos meses y a este por tres, ¿Qué está pasando ahí?”, expresó Mora.

Y acotó, que este tipo de actuaciones perjudican la Administración Jaramillo, del que espera haga un pronunciamiento.

EL NUEVO DÍA

Comentarios