“Debemos ser conscientes que la comunidad debe desarrollarse”

Luego del desacuerdo que expresó la comunidad de los barrios San Carlos y Calarcá, por la tala de más de 50 árboles sobre la avenida Guabinal con calle 39. El director de Cortolima, Jorge Enrique Cardoso, reafirmó la legalidad del proceso e indicó que dicho predio estaba considerado como un lote de engorde.

El director de la CAR, recalcó la viabilidad del lote en procesos urbanísticos, toda vez que dichas especies arbóreas no hacen parte de un ecosistema estratégico y sostuvo que en el lugar se pretende construir un conjunto residencial.

Cardoso, acotó que estas estrategias permiten acabar con estos lotes de engorde, además de implementar la política pública de vivienda establecida por el Ministerio de esta misma cartera, para el desarrollo de diferentes planes de vivienda en estratos Uno, Dos, Tres y Cuatro.

“Decirle a los ciudadanos que el Municipio está en franco desarrollo gracias a las oportunidades que establece el plan de desarrollo municipal y sobre todo aquella estrategia de acabar con los predios de engorde”, manifestó el director.

 

Compensaciones

El funcionario indicó frente al tema de la compensación ambiental que esta se rige bajo la guía del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, donde por cada árbol se deben compensar 10 árboles, que para el predio sobre la avenida Guabinal comprende aproximadamente una hectárea, proceso que debe empezar una vez culminen las actividades de permiso.

 

Más proyectos

El director de la CAR, señaló que en la ciudad es común que se presenten constantemente trámites de aprovechamiento forestal y aseguró que en la actualidad hay ocho solicitudes en trámite para los mismos fines.

“Sabemos que el Municipio tiene muy buena cobertura vegetal tratándose de arbolado urbano, pero debemos ser conscientes de que la comunidad debe desarrollarse y aprovechar los espacios para construir vivienda a las personas que no lo tienen”, indicó Cardoso.

EL NUEVO DÍA

Comentarios