PUBLICIDAD

Jaramillo debe citar a extras para objetar proyectos, aseguró el Concejo

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Luego del pronunciamiento del alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo sobre su decisión de no citar a sesiones extraordinarias al Concejo municipal para discutir las objeciones del proyecto de acuerdo que buscaba reglamentar en la ciudad el uso del asbesto, el presidente del Concejo, Juan Pablo Salazar, salió al paso de estas declaraciones y aseguró que esta decisión es un tema establecido por la ley.

Según indicó el presidente del Cabildo, la decisión de citar a sesiones ‘extras’ por parte del mandatario debe hacerse al ser un orden legal, por lo que hizo un llamado a Jaramillo para que se ciña a lo que dice la ley y se “asesore” mejor.

“Tengo que manifestar que no es que yo quiera obligar al Alcalde a citar a sesiones extraordinarias, debe asesorarse bien, que mire en la ley 136 artículo 78, que dice, si el Concejo no estuviere reunido, el Alcalde está en la obligación de convocarlo en la semana siguiente a la fecha de las objeciones, este periodo de sesiones no podrá ser superior a 5 días, es un mandato legal, es él quien está objetando el proyecto y esas objeciones tienen que ser resueltas por la plenaria del Concejo”, acotó el concejal.

 

Lea: --->Jaramillo no citará al concejo a sesiones extras por acuerdo sobre asbesto

Salazar indicó que de no hacerse dicho proceso al término de los cinco días establecidos, una vez se radicó la objeción por parte de la Administración municipal, es probable que se corra traslado a la Procuraduría.

“Estaría prevaricando porque es una función del Concejo, no es una función del Alcalde y está establecido por la ley y posiblemente estaría violando la ley, debería retomar con sus asesores para que le den otro concepto diferente”, afirmó.

Frente a los argumentos del Alcalde sobre que la Corporación no puede reglamentar lo que ya hizo el Congreso, el cabildante sostuvo que se hacía un análisis errado, porque el Concejo, si bien no hace las leyes, sí debe aplicarlas en su jurisdicción.

Aunado a este pronunciamiento, Jaramillo hizo énfasis en que su plan no es llamar a sesiones extraordinarias para que el cabildo siga objetando los proyectos de la Administración, a lo que Salazar acotó que el Alcalde sigue pensando con “odio y rabia”, mientras el Concejo estaría pensando en “beneficio e interés general de los ibaguereños”.

EL NUEVO DÍA

Comentarios