El viacrucis de las obras de Jornada Única en Ibagué

El viacrucis de las obras de Jornada Única en Ibagué
Luego de tres años de la firma del convenio entre el Gobierno Nacional y el Municipio para mejorar la infraestructura escolar de Ibagué, retrasos, incumplimientos, denuncias e investigaciones tienen en ‘vilo’ la entrega de estas obras. La promesa es tener listos más de 10 colegios antes del 2020.
HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
En la Institución Educativa Alberto Santofimio Caicedo se pretenden construir 18 aulas, baterías sanitarias, comedor, cocina, biblioteca y la zona administrativa.
Foto: HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
15 Sep 2019 - 3:01am

Con la suscripción del convenio 1291 de octubre de 2016, entre el Ministerio de Educación y la Administración municipal, Ibagué entró a ser parte del proyecto del Fondo de Financiación de la Infraestructura Educativa (Ffie), que pretendía dar solución al tema de infraestructura escolar del país, y que en la ciudad comprometió 26 instituciones educativas en diferentes sectores.

Para poner en marcha el proyecto, la Alcaldía se comprometió con una inversión inicial de $60 mil millones, recursos que correspondían al 30% de la inversión y el Gobierno Nacional aportaría el dinero restante, es decir, $140 mil millones.

A la fecha se han invertido $111 mil millones del Ffie y cerca de $85 mil millones por parte del municipio, cifra que sobrepasó el compromiso del convenio y que según las autoridades locales tiene razón en obras complementarias previstas (Parques, canchas sintéticas, demoliciones).

Sin embargo, en la actualidad y luego de tres años, aún no se ha entregado ninguna de las 26 infraestructuras escolares, esto ante los constantes retrasos de los contratistas de las obras, particularmente de la Unión Temporal MEN 2016 y Mota Engil, designados por el Gobierno Nacional y quienes han recibido múltiples denuncias en la Contraloría, Procuraduría y Fiscalía de mandatarios de diversos municipios.

“Ibagué es la entidad territorial que tiene más número de aulas contratadas, figuramos en el tablero del Ffie con 913 aulas y hoy en día después de tres años y medio año de ese convenio no tenemos ni una sola aula entregada.

“Las entidades territoriales lamentablemente caímos en un acto de buena fe creyendo en el Gobierno Nacional para poder cambiar la infraestructura escolar del país, hoy somos cualquier cantidad de entidades territoriales las que estamos afectadas porque no se ha entregado la ejecución de las obras”, indicó la secretaria de Educación, Tatiana Aguilar.

 

En ejecución

En la actualidad y según reporta la Secretaría de Educación, 11 de las 26 obras previstas se encuentran en ejecución, de las cuales se espera sean entregadas antes de que culmine el año y por ende dentro de la Administración del alcalde, Guillermo Alfonso Jaramillo.

De estas, cinco están a cargo de la Unión Temporal MEN 2016, (I.E. Ambiental Combeima, I.E. Joaquín París, I.E. Jorge Eliécer Gaitán, I.E. José Joaquín Florez Hernández, sede Arboleda Campestre y la I.E. Fernando Villalobos Arango, en El Totumo) inicialmente 10 habían sido asignadas, pero ante el reiterado retraso, cinco de ellas fueron cedidas a GMP Ingenieros S.A.S., que ya reactivó obras en cuatro establecimientos (I.E. Alfonso Santofimio Caicedo, I.E. Antonio Reyes Umaña, I.E. Alfonso Palacio Rudas y la I.E. Niño Jesús de Praga, sede Itsor), las obras restantes están bajo el mando de Constructora Colpatria (I.E. Juan Lozano y Lozano, sede Hermano Arsenio y la I.E Francisco de Paula Santander).

De dichas obras, la que tiene un avance más notorio es la I.E. Juan Lozano y Lozano, sede Hermano Arsenio, ubicado en la primera etapa del barrio Jordán, que está prevista se entregue entre octubre y noviembre.

 

Obras restantes

De las 15 obras restantes, la I.E. Germán Pardo García sede Jorge Quevedo y la I.E. Ciudad Luz, se encuentran en fase preliminar, a la espera de que se otorgue el permiso de aprovechamiento forestal por parte de Cortolima, con el que se espera iniciar la tala de árboles y demolición.

Los otros 13 colegios están en trámite en las curadurías, ocho de ellos a cargo de Mota Engil, a quien el Ffie ya le notificó terminación anticipada de los proyectos.

Frente a esto, Aguilar señaló que en Bogotá, y al momento de tocar el tema existió el riesgo de que se pudieran archivar los proyectos en las instituciones a cargo de Mota Engil, luego de que la multinacional no diera respuesta a las observaciones de la curaduría y por el que se llegó a un compromiso con el Ministerio.

“Dependemos de que la curaduría revise las observaciones entregadas y nos pueda conceptuar si archiva o si otorga la licencia de la construcción; sin embargo ha sido una solicitud reiterada del Municipio, del Alcalde y de nosotros en la Secretaría, que no queremos que Mota Engil ejecute la fase II, que es la ejecución de la obra.

“Esperamos que el Ffie haga una reasignación de contratista una vez culmine la terminación anticipada por incumplimiento de estos proyectos”, acotó Aguilar.

La secretaria, además mostró su interés porque el contratista de las obras sea la constructora Colpatria, con quien ya se han reunido en diversas ocasiones.

 

Plan de contingencia

Ante la premura por ejecutar y evitar mayores retrasos, desde la Alcaldía se le ha solicitado al Ffie poder realizar la sesión de los derechos económicos, que pasarían a mano de los subcontratistas de la Unión Temporal MEN 2016, quienes según la jefe de la cartera de educación, son quienes han estado ejecutando el proceso y quienes se han visto impedidos para realizar sus labores ante la falta de pagos.

“Solicitamos la sesión de derechos económicos, precisamente para verificar que el dinero sí le llegue al subcontratista y que no sea la Unión Temporal MEN 2016, la que se quede con el dinero (...) vamos a acordar con ellos un cronograma de entrega de obras, un número de obreros o personas que van a estar trabajando, bajo qué turnos y cómo se van a desarrollar las obras a partir de la próxima semana, que es cuando empieza el Plan de contingencia”, acotó Aguilar.

 

Reubicados

La Secretaría de Educación, resaltó la “fortuna” de poder aún tener a los estudiantes dentro de aulas de clase “en medio de la crisis”; no obstante, en algunas de las obras en ejecución, muchos estudiantes han sido reasignados a diferentes sedes y ubicados en bodegas aledañas, que si bien han sido adaptadas no logran ser el espacio propicio para la labor.

Constantes son las denuncias de los padres de familia, preocupados por la demora en las obras mientras los jóvenes son ubicados en espacios separados por paredes de drywall que no detienen el sonido propio de las aulas de clase.

“Hoy estamos viviendo las consecuencias de malos procesos contractuales adelantados por esta entidad y que nos están perjudicando bárbaramente en el sentido de que no hemos podido cumplir nuestras metas del Plan de Desarrollo, nos encontramos con toda clase de situaciones jurídicas, administrativas, técnicas y financieras para poder sacar adelante los proyectos”, indicó la Secretaria.

 

Dudas de los concejales

En el último debate de control político en julio y donde la cartera de Educación rindió cuentas sobre el avance de las obras de Jornada Única, los cabildantes quedaron con dudas sobre la realidad de estos trabajos, que tras la explicación de la secretaria consideraron sólo se lograría entregar una de las 26 obras previstas, además de los sobrecostos por los bienes inmuebles en arriendo para albergar los estudiantes, mientras se ejecuta el proceso.

“No hemos visto un avance total sino en una institución educativa, de resto veo que hay atrasos totales”, dijo en su momento el presidente del Concejo, Juan Pablo Salazar.

Aunado a la situación y como lo denunció el concejal Pedro Mora, las obras habrían absorbido el protagonismo en temas educativos de vital importancia, que para los concejales también dejan en deuda al municipio.

“La Jornada Única nos absorbió, todo el protagonismo de educación en la ciudad y los temas de calidad educativa, ¿dónde están? Los convenios de las maestrías. Las instituciones educativas están en detrimento, porque les acaban de girar la plata para la gratuidad y a qué hora la van a invertir”, acotó en su momento Mora.

 

Cifra

26 Instituciones educativas están previstas que hagan parte de las obras de Jornada Única.

 

Cifra

913 aulas tiene contratadas el municipio con el Ffie. 

 

Frase

"Las entidades territoriales lamentablemente caímos en un acto de buena fe creyendo en el Gobierno Nacional para poder cambiar la infraestructura escolar del país", Tatiana Aguilar, secretaria de Educación.

Publicada por
CAMILA VÁSQUEZ