Comunidades de Milagro de Dios y Villa Prado piden que se les solucione la falta de agua

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA Dicen que llevan meses sin el servicio de agua.
Los habitantes de los barrios Milagro de Dios y Villa Prado afirmaron que llevan dos meses sin el servicio de agua. Tal ha sido su situación que han tenido que hacer uso de una canal de riego de arroz, el cual arrastra químicos.
PUBLICIDAD

Según denunciaron varios habitantes de los sectores de Milagro de Dios y Villa Prado, llevan más de dos meses sin recibir el suministro de agua.

Estos dos barrios iniciaron como asentamiento, pero con el tiempo han venido realizando un proceso de normalización de la mano de la Alcaldía de Ibagué.

“El servicio ha empeorado desde la venida de funcionarios del Ibal. El servicio del sector está conectado a Las Américas, donde no falla un día el flujo, pero en nuestro sector lo raro es que no cae una gota. Antes llegaba un poco de agua. Ahora ya no llega”, aseguraron.

Los habitantes de la zona afirmaron que la respuesta de la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado (Ibal) ha sido enviar tres veces en una semana un carrotanque para que los ciudadanos recojan agua en baldes.

Para ellos, esto no es suficiente para hacer de comer ni para realizar aseo en sus hogares, sobre todo entre las familias que tienen niños y adultos mayores. 

Los perjudicados se reunieron en días pasados con el secretario de Gobierno de Ibagué, Carlos Portela, con funcionarios del Ibal y con el concejal Edwar Toro buscando una solución para este asunto.

La situación ha llegado a tal punto que han tenido que utilizar algunos canales de riego de arroz para lavar ropa, bañarse y, además, llevar en baldes a sus casas para resolver el resto de necesidades que la ausencia de agua les ha provocado.

“Esa agua de los canales de riego trae químicos. La podemos utilizar solamente para lavar. Para cocinar nos toca esperar que venga el carrotanque o a que nos regalen los vecinos”, aseguraron.
El panorama, dicen, empeora si se tiene en cuenta que durante varios días no llovió en la capital del Tolima.

“En Milagro de Dios esta semana volvió el agua, pero a los segundos pisos no alcanzó a llegar porque la presión es insuficiente. A Villa Prado no sube. Hemos tenido que ir a pedir agua a algunos barrios vecinos, a que se apiaden de nosotros”, dijeron.

.

Respuesta del Ibal

Para el Ibal es una situación complicada, pues estos eran asentamientos que pasaron a ser considerados barrios, por lo cual aún no se cuenta con las redes para prestarles el servicio de una manera correcta.

“La situación en Milagro de Dios y Villa Prado es compleja, pues eran asentamientos que se reconocieron como barrios, pero no se tienen las redes que aseguren la distribución del agua”, aseguró el Ibal.

Así mismo, la empresa insiste en el tema de la deuda que tiene la comunidad: “Se tiene una deuda millonaria por parte de la comunidad a la Empresa por la venta del agua en bloque”.

“La Empresa siempre ha estado dispuesta a ofrecer alternativas que permitan el acceso al líquido vital y que se hagan acuerdos de pago”, finalizó el Ibal.

EL NUEVO DÍA

Comentarios